Cinco consejos para que tu negocio sea más ecológico

La ecología es una de las tendencias de las empresas del futuro.
La ecología es una de las tendencias de las empresas del futuro.
La ecología es una de las tendencias de las empresas del futuro.

De acuerdo con varios estudios económicos, hoy las empresas logran resultados favorables al aplicar prácticas ecológicas en sus actividades. No se trata de vender productos ecológicos, sino de cambiar los paradigmas de cómo se hacen las labores en una compañía. Las empresas del futuro necesitan ser ecológicas y eso es indiscutible. 

Cuando una empresa anuncia que su productos o sus servicios son elaborados con energía limpia, por ejemplo, se logran resultados positivos en las ventas. Estos resultados tienen que ver con la creciente concientización del público respecto a la necesidad de conservar el medio ambiente.

Según Entrepeneur, cuando el objetivo principal de una empresa no es la comercialización de productos, es un reto preservar los recursos no renovables. Sin embargo, con algo de creatividad, se pueden aplicar métodos ‘verdes’ en cualquier tipo de negocio. Mira estos consejos para convertir tu empresa en una del futuro.

‘Ecologiza’ tus procesos

No es necesario comercializar productos ecológicos para que tu empresa sea amigable con el medio ambiente. Cualquier negocio puede ser ecoamigable, solo se requiere analizar todos los procesos y estar dispuesto a cambiar cómo se hacen las cosas. Es necesario rediseñar muchas de las actividades para que ahorren recursos. Presta atención a los detalles como promover los documentos digitales y usar materiales reciclados para lo que sea obligatorio imprimir. No se puede asegurar a los clientes que la compañía es ecológica si no se cambian estos detalles.

Para que tu negocio optimice su huella ambiental es necesario que todos los empleados de la compañía sean conscientes de la importancia del factor ecológico, no solo por el bien del planeta, sino para mejores las impresiones con el cliente. Aunque suene un poco moralista, no es coherente que una compañía promueva sus buenas prácticas ambientales si sus empleados no las siguen. Para que el equipo laboral de una compañía siga estos principios, recomendamos por ejemplo, incentivar el reciclaje de papel, plástico y baterías haciendo concursos internos. También se puede promover no usar recipientes desechables para el café o el agua o tener un día vegetarianismo un día. Debe ser una obligación que se apaguen todos los equipos electrónicos que no se estén usando cuando se cierren las oficinas.

Involucra a tus clientes

garbage-can-1423840_1920

Es recomendable invitar a los clientes a ser parte activa de las campañas ecológicas o eventos de la compañía. Se sugiere enseñarles cómo la empresa lleva a cabo sus labores, porque esto trae confianza y seguridad. Además, con estas campañas se promueven las buenas prácticas de los clientes y de la comunidad.

Al ser transparentes con los clientes, se le demuestra que la compañía no hace parte de algunas empresas que hacen marketing verde engañoso o falso, que también se conoce como Greenwashing. La idea es convencer al público de que las buenas prácticas no tienen como único fin la aceptación y la buena imagen corporativa. 

Crea estrategias comerciales sobre las buenas decisiones ecológicas

Muchos clientes no quieren comprar productos o servicios hechos con prácticas ecológicas porque su costo es mayor. Por eso es necesario que su compañía haga una buena labor de estrategias comerciales para que los clientes sepan cuáles son los beneficios de elegir la alternativa ecológica. Es importante incluir en toda la información comercial, la responsabilidad ecológica que se tiene, incluyendo tarjetas de presentación, firmas electrónicas, cartas comerciales, etc.

Teje una red con otras empresas

Las alianzas estratégicas con otras empresas que tengan una ideología ecológica te ayudará a potencializar los resultados y la relación con tus clientes. Hacer actividades conjuntas en pro del medioambiente pueden servir para ampliar la cobertura de tu negocio y encontrar apoyo para ciertas labores. Además, la experiencia de otras compañías puede servirte para guiar tu propia experiencia ecológica.

Imagen: Pixabay

Susana Angulo

Susana Angulo

Antes de Internet ya me gustaban la música clásica, los animales,
cocinar postres, y leer cuentos de terror. La tecnología me ha
permitido ahondar en estas y tantas otras pasiones, que sería un error
pensar en la cultura digital como tema exclusivo de 'geeks'. Soy
periodista de la Universidad del Rosario.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos