Ser un impostor y no en el juego ‘Among Us’

Impostor

Cómo hablar del síndrome del impostor cuando yo misma me he sentido impostando a periodistas y ahora a programadores.

Algunos le llaman el asesino silencioso de ciertas carreras profesionales como en las ciencias de la computación. Se estudia desde la década de los noventa y en esta experiencia, que todos sentimos según dice una de las que teorizó al respecto, Pauline Rose Clance, hay un miedo a ser considerado como un fraude o un charlatán.

*Por: Helena Córtes Gómez, estudiante de Holberton School.

He percibido a mis compañeros de Holberton School en la misma situación, sintiendo que no merecen estar donde están y otros lo saben. Algunos buscan aislarse, y si les pasó igual que a mí, una de las razones pudo haber sido el temor de creer que ninguna idea es propia, que siempre se llega a las conclusiones de otros.

Si tú eres de los que siente que no pertenece a un lugar y no puede tomar un cumplido sin pensar que tus amigos o colegas están a punto de descubrir que eres un farsante, es probable que estés experimentando el síndrome del impostor. Aquellos con este síndrome, permanecen convencidos de que son un fraude y no merecen el éxito que consiguen sin importar las pruebas externas de su competencia. Las pruebas de éxito son rechazadas como pura suerte, coincidencia o como el resultado de pensar que otros son más inteligentes y competentes que uno mismo.

Cómo lidiar con el síndrome del impostor

Exploremos algunas de las recomendaciones que ofrecen expertos en psicología y neurociencias para enfrentar y mitigar esa sensación. En resumen, Valerie Young, autora de diferentes libros sobre este tema, compartió algunos tips en una charla TED:

  • Cuéntale a un amigo de confianza cómo te sientes.
  • Separa tus sentimientos de los hechos.
  • Acentúa lo positivo.
  • Desarrolla una nueva respuesta al fracaso y a los errores.
  • En lugar de castigarte por cometer un error, intenta sacar el valor de aprendizaje del error y sigue adelante.
  • Desarrolla un nuevo guion. Por ejemplo, cuando empieces un nuevo trabajo o proyecto en lugar de pensar: «Van a descubrir que no tengo ni idea de lo que hago»; intenta pensar: «Todo el que empieza algo nuevo se siente fuera de lugar al principio». Puede que no sepas todas las respuestas, pero piénsa que eres lo suficientemente inteligente o disciplinado para descubrirlas.
  • Recompénsate por tus éxitos, no importa cuán pequeños sean.

Sé lo difícil que es seguir consejos de expertos en nuestra propia vida, pero me he dado cuenta de que cuando pienso: “Esto ya lo estudié, pero no lo recuerdo. Tengo mis notas para repasar”, en vez de: “Yo ya debería saber esto”, mi estado de ánimo cambia y enfrento las dificultades como parte natural del proceso de aprendizaje que estoy viviendo. 

Después de todo, si algo aprendemos en Holberton es a resolver problemas y esta forma de pensamiento he podido aplicarla en mi vida cotidiana, en donde ahora, ante una dificultad puedo encontrar más de una alternativa para seguir adelante. 

Si algo admiro del gremio de programadores es la generosidad con la que comparten su conocimiento en cientos de foros. Algo nos están diciendo sobre el proceso de aprendizaje en equipo, colaborativo, como la historia de la humanidad. 

Compartir es una de las habilidades blandas que se estimula en Holberton si decides vivir la experiencia al 100 %. Como dice el historiador Yuval Harari en sus libros sobre la humanidad del futuro: todos somos unos animalitos ansiosos, y en Holberton saben que para atacar la inseguridad es vital construir habilidades blandas, como la comunicación, la empatía y la creatividad. Muchas oportunidades laborales se te pueden ir de las manos si no consideras que esto es importante.

Aunque el síndrome del impostor se descubrió en mujeres, según lo dicen los primeros estudios científicos publicados por Pauline Rose Clance y su colega Suzanne Imes, esto no significa que solo nosotras lo podamos experimentar. Sentirse insuficientes frente a los otros es una vivencia de muchas personas, independientemente de su género. Somos nuestro más agudo crítico.

Todo conocimiento, hasta la programación, es un esfuerzo colectivo que parte del diálogo entre el mundo propio y el del otro.

Enter.co/dev  una colaboración con Coderise.org y Holberton School Colombia para promover la comunidad de programación en Colombia.

Imagen: Ammar Sabaa (Vía Unsplash). 

 

Colaboradores ENTER.CO

Colaboradores ENTER.CO

Muchos periodistas y blogueros de Colombia, Latinoamérica y España colaboran esporádicamente con ENTER.CO, aportando su conocimiento y puntos de vista frente al acontecer tecnológico y de Internet.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos