Seguir lo que la apasionaba la llevó a Holberton School

Holberton School - Maryluz Gómez

Escuchar historias de personas que cambian de carrera después de años y años de trabajar en lo mismo puede ser difícil. Muchos esconden su pasión por miedo a arriesgarse y cambiar, y se quedan con la duda de qué habría pasado si se hubieran dejado llevar. Mary Luz Gómez Mejía trabajó por muchos años en áreas de innovación de varias empresas, pero un día decidió arriesgarse y cambiar de carrera para estudiar programación. Así fue como llegó a Holberton School.

Mary es graduada de ingeniería química de la Universidad Nacional de Colombia y trabajó por diez años en las áreas de desarrollo de nuevos productos e innovación de multinacionales. En su último trabajo en Kimberly Clark, empezó a conocer el Machine Learning y la ciencia de datos, lo que le recordó la materia que cursó durante la universidad sobre algoritmos y programación (en la que le fue muy bien, por cierto). «No soy una persona que planea a largo plazo, pero sí me gusta tomar la iniciativa de lo que me apasiona y hacerlo. Recordé que esa materia me había gustado mucho y fue la que dejó el bichito de la duda ¿y si nos metemos a la programación?», explica.

También te puede interesar: «Era el primero en llegar y el último en irme de Holberton School»

Volver a la universidad no era una opción. «El método clásico de aprendizaje no es muy llamativo para mí. Tenía una meta: aprender a programar en los dos siguientes años y por eso empecé a tomar cursos por Internet. Un día un amigo me mostró una academia que funcionaba por proyectos y el tiempo no era largo», comenta Gómez sobre cómo se encontró con Holberton. Después de entender que realmente le gustaba programar, Mary decidió hacer las pruebas de Holberton School. «Desde las pruebas supe que era una buena opción. Teníamos que crear una página web, algo de lo que yo no tenía ni idea, pero podíamos hacer preguntas y leer, y me fue muy bien», recuerda.

«El futuro se trata de tomar la iniciativa y apostarle a lo que nos apasiona»

Mary Luz fue aceptada en Holberton. «No quería quedarme con la duda de ¿Y si lo mío es programar? La innovación y la tecnología me apasionaban, así que decidí aprovechar y dar el salto», comenta. Aunque la metodología era de su agrado, ella insiste que el cambio al principio puede ser fuerte. Sin embargo, tener experiencia laboral le ayudó, pues asegura que llevar a cabo un proyecto en una empresa o en la academia debe abordarse de la misma manera, de forma colaborativa y en grupo.

Para su proyecto final, trabajó con Skillshare y, gracias esto, la invitaron a participar en su proceso de selección. Hace una semana inició su nueva vida laboral como programadora, para ser exacto: Software Engineer en el área de datos de la compañía. En su futuro no se ve de nuevo en multinacionales, esta vez quiere trabajar con startups, donde cree que hay mayor oportunidad de impacto. «No planeo a futuro, pero me gusta apostarle a lo que me apasiona. Hoy tengo una nueva carrera y nuevas metas. Mi próximo paso es terminar el módulo avanzado en Machine Learning de Holberton y seguirme retando», concluye Mary Gómez.

Imagen: Foto de archivo personal.

Diana Arias

Diana Arias

Soy comunicadora social de la Pontificia Universidad Javeriana, con énfasis en Producción multimedia y Periodismo, y Lingüista de la Universidad Nacional. Actualmente, estoy haciendo la especialización en economía de la Javeriana.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos