El big data es la nueva herramienta de negociación en los contratos de los futbolistas

Big Data

El big data cada vez se consolida más en el ámbito deportivo. Si, por ejemplo, queremos hacer apuestas Copa America, el análisis del big data nos ofrecerá los pronósticos más acertados. Sin embargo, no es la única aplicación que tiene en los deportes. En las últimas semanas se conoció la noticia del futbolista Kevin De Bruyne quien renovó su contrato gracias a esta tecnología y desató una revolución entre los jugadores respecto a las funciones del representante y el uso de los macro datos para negociar los términos de contratación. El big data llegó a los contratos de los futbolistas y parece ser una herramienta muy beneficiosa para ellos.

El contrato de Kevin De Bruyne

Antes de firmar contrato con el Manchester City, Kevin De Bruyne negoció la suma de más de 20 millones de euros al año gracias al uso del big data. Para hacer las negociaciones, el futbolista ni siquiera necesitó la intervención de un representante; simplemente, utilizó la tecnología de los macro datos para demostrarle al club inglés el valor que aportó en los partidos, dejando en claro la importancia que tuvo en todos los encuentros disputados del Manchester City. Así, Kevin De Bruyne se convirtió no solo en el jugador mejor pago de la liga inglesa, sino en un verdadero revolucionario de las negociaciones futbolísticas.

El futuro del big data en el fútbol

El big data demostró ser una herramienta más que valiosa para recopilar y analizar la información de un jugador de fútbol como Kevin De Bruyne. Gracias a ella, De Bruyne pudo evidenciar que se trata de un jugador realmente eficiente. Goles marcados y efectividad en los pases son tan solo algunas de las variables que utilizó para alcanzar la renovación de un contrato verdaderamente competitivo. Sin embargo, no es la única aplicación que puede tener el big data en el fútbol. Los clubes pueden utilizar esta potente herramienta para encontrar al jugador que necesitan. Por ejemplo, si necesitan un defensor, pueden centrar su búsqueda en aquellos que se acerquen más a las características que buscan para ofrecerle las mejores condiciones de contratación. Desde luego, el big data sirve para analizar la información en base al rendimiento del jugador, pero poco hace para pronosticar su futuro, por lo que el uso de los macrodatos en las contrataciones podría convertirse en un arma de doble filo.

¿Es el fin de los representantes?

A pesar del uso de esta tecnología, son muchos los futbolistas que todavía deciden apostar por un representante para poder llegar a mejores acuerdos con los clubes. Un representante ofrece mayor seguridad económica y un amplio conocimiento sobre el mercado futbolístico que el jugador no tiene. Eventualmente, el representante y los macrodatos encontrarán la forma de coexistir en beneficio del futbolista.

El big data sigue conquistando los sectores más competitivos a cada paso. ¿Los macrodatos son verdaderamente más eficientes que un representante en las negociaciones de contratación?

Imágenes: Freepik

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos