¿Qué debemos hacer para mejorar nuestro gasto de recursos?
¿Qué debemos hacer para mejorar nuestro gasto de recursos?

El pasado 8 de agosto de 2016, los seres humanos comenzamos a usar más recursos de los que nuestro planeta puede renovar en un año. En menos de ocho meses gastamos más recursos ecológicos y servicios de los que la naturaleza puede regenerar, a través del exceso de pesca, explotación de bosques y emisiones exageradas de dióxido de carbono a la atmósfera. Este hecho se conoce como la ‘deuda del planeta’, y cada año nos gastamos los recursos más rápido (el año pasado se acabaron en agosto 13, y en 2014 en agosto 19). Se llama una ‘deuda’, porque a partir del 8 de agosto comenzamos a gastar los recursos que estarían destinados al próximo año. Y aún faltan cuatro meses para que se acabe este año.

El día que comenzamos a estar en deuda, los medios llenaron titulares sobre el lamentable hecho que hemos causado entre todos. Y entre las soluciones planteadas encontramos las recomendaciones que hemos visto, y algunos seguido, desde hace muchos años: tomar duchas cortas, caminar o usar la bicicleta, evitar las bolsas de plástico o reciclar. Aunque estos pequeños cambios podrían ayudar un poco al calentamiento global y el gasto de recursos, no son suficientes, y los hechos lo demuestran. Entonces ¿qué acciones contundentes debemos tomar los seres humanos para ser más amigables con los recursos del planeta?

La organización Overshootday.org, que discute, informa y promueve soluciones sobre este hecho, nos propone tres grandes campos de acción para solucionar nuestro abuso a los recursos del planeta. Primero, modificar nuestras actividades de producción y consumo de comida. Segundo, modernizar los sistemas de urbanización y transporte en las ciudades. Y tercero, concientizar sobre las consecuencias del crecimiento desproporcionado de la población de la Tierra. 

Comida

cow-1509258_1920

De acuerdo con un reporte de WWF, el manejo de la producción y de los desechos de comida es una de las principales causas del gasto de recursos y del cambio climático. Para hacer corto este gran asunto, debemos tener en cuenta que producir comida para la cantidad de personas que habitan la Tierra contamina el planeta. Y el principal motivo de esa contaminación es la producción exagerada de carne animal, según este estudio de World Watch.  ¿Por qué? Porque para criar a los animales y generar la carne que llega a los supermercados, se necesitan miles y miles de litros de agua; se generan cantidades alarmantes de dioxido de carbono, de acuerdo a este estudio de la Unep ; y se talan bosques para usar la tierra, según este reporte

La cantidad de agua que se usa en producir una libra de carne (que alimenta a pocas personas), alcanza para producir una cantidad mayor de granos o tubérculos (que alimentan a muchas más personas). Además, para criar a los animales se necesitan cada vez más y más hectáreas de terreno, que si no están disponibles, se abren a costa de la deforestación. Numerosos estudios han determinado que la mejor solución al problema de contaminación de la producción de comida es el vegetarianismo o el veganismo. Pero quizá una solución más realista es reducir considerablemente el consumo de carne y hacer peticiones masivas para que las multinacionales sean más responsables con sus prácticas.  

Ciudades

las-vegas-1061000_1920

Se espera que el 80% de la población mundial viva en las ciudades para 2050. Es por eso que es cada vez más importante que se implementen planes y estrategias de desarrollo urbano, ya que de esa forma se puede balancear el suministro de los recursos naturales y la demanda de la población. Ejemplos de un un diseño urbano incluyen edificios con energía eficiente y renovable y transporte público adecuado, según el reporte de footprintnetwork.com.

¿Qué debemos hacer para que las ciudades adopten este tipo de diseños inteligentes? Los caminos de acción para que esto suceda son largos y complejos, principalmente en países pobres, en los que existe un interés genuino por cambiar las bases de las ciudades. Además, se requiere una gran inversión para desarrollar infraestructura y diseño inteligente. Ya sabemos lo que suele pasar con los dineros para infraestructura urbana en países como Colombia, donde hay altos índices de casos de corrupción. 

Población

city-people-walking-blur

Global Population Speak Out es una organización que estudia las conexiones entre el tamaño y el crecimiento de la población humana, y los problemas de sostenibilidad del planeta. Esta institución está advirtiendo al público desde hace años sobre las consecuencias del crecimiento desproporcionado de la población humana. Los principales problemas de recursos, como la pérdida de la biodiversidad y las emisiones de carbono están directamente relacionadas con la cantidad de personas que habitamos el planeta.

El crecimiento de la población no es por sí mismo un problema. La organización aclara que se trata de buscar una estabilización en la población mundial, que según ellos se lograría con una mejor agenda progresiva de derechos humanos. Se explica que es necesario trabajar contra prácticas culturales opresoras, como los estatus inferiores de las mujeres en algunas partes del mundo, violencia de género, mutilación de genitales, prostitución forzada, esclavitud y matrimonios de niños. Todos estos son problemas que contribuyen a la alta fertilidad y crecimiento de población, porque le “roban a las mujeres poder social, autodeterminación y verdadera elección de cuántos niños tener, y cuando tenerlos”, explica la organización.  

Al eliminar estos problemas, y al mejorar el acceso a información familiar y servicios sociales, la población mundial se estabilizará y comenzará a declinar gradualmente a un número que nuestros recursos puedan sostener mejor.

¿Cuál es la solución más efectiva?

Las tres soluciones que se plantean para disminuir nuestro gasto de recursos son valiosas y necesarias. Cada una cumple un papel importante entre todos los aspectos de la humanidad que debemos cambiar. Sin embargo, la opción más accesible para que las personas del común generemos un impacto mayor en la mejora del planeta es reducir considerablemente nuestro consumo de carne y productos de origen animal. Esta es la forma más fácil de generar un cambio importante en la forma que en que usamos nuestros recursos.

¿Por qué las otras dos no son tan accesibles? En cuanto a la administración de ciudades inteligentes y el control de la población, el asunto es más complicado. Primero porque los gobiernos en los que se presenta corrupción o en los que priman otros intereses, que no tienen como prioridad aplicar cambios significativos a favor del planeta, suelen ignorar las propuestas de este tipo. Segundo, controlar la población es difícil y entra en conflicto con dilemas éticos y conflictos sociales arraigados profundamente en ciertas culturas. Entonces, mientras que trabajamos en estas tres soluciones, a través de peticiones, campañas de educación y movimientos sociales, solo tenemos que disminuir nuestro consumo de carne y estaremos cambiando el planeta.

Calcula tu huella ambiental

Finalmente, queremos recomendarte que uses esta calculadora de ‘huella ambiental’. La huella ambiental es la cantidad de recursos que gasta una persona y la cantidad de contaminación que produce, de acuerdo a sus prácticas del día a día, como qué come, cómo se transporta, etc.

En este sitio puedes elegir el país donde vives y responder un simple cuestionario, que luego te arroja resultados. En esta primera prueba, describimos a una persona que no usa transporte público, porque camina o usa bicicleta, recicla, no gasta mucha energía en su casa, ahorra agua, etc. Pero esta persona come carne mínimo seis veces a la semana, y huevos o lácteos casi todos los días, así que su huella ambiental es alta, y la comida ocupa un gran porcentaje en su total. 

calculo2

En la segunda prueba respondimos lo mismo que en la anterior, solo que redujimos la cantidad de carne a máximo tres veces a la semana. Mira las diferencias.

huella2

Según las pruebas que hicimos, podemos confirmar que la mayor cantidad de ‘huella ambiental’ de una persona está en lo que come. Y tenemos malas noticias: si no disminuyes tu consumo de carne y productos de origen animal, no importa si te bañas menos tiempo, usas bicicleta, reciclas o ahorras energía, siempre harás más daño al planeta. Cambia la comida y mejorarás tu huella ambiental.

Imágenes: Pixabay y Nasa.

Susana Angulo

Susana Angulo

Antes de Internet ya me gustaban la música clásica, los animales,
cocinar postres, y leer cuentos de terror. La tecnología me ha
permitido ahondar en estas y tantas otras pasiones, que sería un error
pensar en la cultura digital como tema exclusivo de 'geeks'. Soy
periodista de la Universidad del Rosario.

Ver todos los posts

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.