Colvipet: la fábrica colombiana de bolsos con plástico reciclado

colvipet

Reciclar está de moda, hasta en la creación de empresa en Colombia. Y no es para menos, el uso excesivo de plástico en el mundo ha costado el bienestar de muchas especies terrestres y marítimas. Por eso, un emprendedor colombiano fundó una empresa que fabrica bolsos con botellas de plástico recicladas: Colvipet. Lleva dos años en el mercado y sus bolsos son capaces de soportar 40 kilogramos de carga con una vida útil de 15 a 20 años.

colvipet

Miguel Giraldo es un joven técnico en preservación de recursos naturales. Nació en Medellín y se radicó en Yopal hace más de cinco años. Hace dos años trabajaba para una entidad financiera, pero fue despedido. Entonces la necesidad de obtener ingresos para vivir lo llevó a pensar por varios días qué podía inventarse. En un primer momento decidió iniciar en el mundo del reciclaje de material en las calles de Yopal en la tarde y en la noche abordo de una moto. Durante un mes se encargó de recoger y almacenar la mayor cantidad de material posible, hasta que un día la moto sufrió un daño.

Pensó que vendiendo el material lograría pagar el arreglo y comprar algunas cosas adicionales para la casa. Para su sorpresa, el dinero que obtuvo no le alcanzó siquiera para cubrir los gastos de la moto. Así que se dio cuenta que el negocio del reciclaje no debía enfocarse en la captación sino en la transformación de la materia para incrementar su valor en el mercado.

Primeros intentos de Colvipet

Durante un tiempo, se dedicó a investigar en Internet lo que podía hacer con las botellas de plástico. Fabricó los 10 primeros productos, pero ninguno lo convenció por los defectos en diseño, resistencia y calidad. Así que empezó a entender el proceso desde lo más básico. El primer reto era lograr fabricar los hilos de plástico que le permitiera tejer cualquier cosa. Para ello necesitaba una máquina que le facilitara el trabajo. No fue sino hasta la décima máquina que aprendió a sacar los hilos rectos de plástico.

Un mes después, los integrantes de la empresa aprendieron a coser y comenzaron a crear el primer prototipo del bolso. En su primer diseño terminado identificaron que necesitaban mayor firmeza en el cuerpo para que no se rompiera. Le agregaron pegante al pensar que este producto les ayudaría a unir las partes más importantes, pero no fue así. En su segundo diseño ya no usaron el pegante sino que cosieron gran parte de las zonas. Y en el tercer modelo intentaron agregarle las manijas como un objeto ajeno al cuerpo. Después de muchos intentos decidieron hacer el bolso como un todo. Así, las manijas salían del mismo bolso y no se agregaban al final.

colvipet

Salida al mercado

Una vez definida la técnica de producción y el diseño final, la empresa comenzó a fabricar en cantidad. Su primera aparición en el mercado fue durante una feria comercial que se desarrolló en el Aeropuerto de Yopal. No se vendió todo, pero se hizo la primera incursión y se logró tener los primeros clientes. «No fue fácil. Era un producto nuevo y nadie lo conocía. Además, en Yopal no se preocupan tanto por nuestra labor de reciclaje para salvar al planeta», explicó Giraldo.

Así fue como este emprendedor entendió que debía implementar nuevas formas de impulsar comercialmente su empresa. Sin conocimientos previos, publicó su perfil en Facebook con el nombre de su emprendimiento: Colvipet. Allí ha publicado varias fotos de sus productos para que más personas lo conozcan. «Las redes sociales son la mejor opción porque las ventas puerta a puerta o en feria no son efectivas. Las personas ven los bolsos y dicen preferir los que venden por 2.000 pesos. Lo que no sabe la gente es que nuestro bolso les va a durar 20 años, se puede reparar y duplicar su vida útil. Los otros duran un año y terminan en la basura», detalló.

Programa de recolección

Miguel sabe el trabajo que implica recolectar botellas de plástico y más si estas son de colores. Los restaurantes ya no le funcionaban como único proveedor, así que decidió integrar en el proceso a las amas de casa. Para ello se inventó un programa de separación de botellas para la gente. Él les da una bolsa verde y una tarjeta. A medida que pasan los días, los residentes de las casas almacenan las botellas reciclables en la bolsa, ellos hacen el control y van registrando los avances en la tarjeta. Una vez la persona llega a los 40 kilogramos de material recolectado, Colvipet les regala un bolso diseñado especialmente para esa persona con capacidad para 40 kilos de carga.

Además, compran los materiales a los recicladores de la zona a un mejor precio que el del mercado. «El precio de las botellas puede subir o variar dependiendo de cómo lo estén pagando en Bogotá. Hay veces que pagan 100 pesos por kilo, así que yo le pago tres o cuatro veces más el precio a los recicladores en consideración a su trabajo», añadió.

Dimensiones y diseños

Todos los bolsos están diseñados para soportar 40 kilos de carga. Sin embargo, el emprendimiento fabrica tres tamaños diferentes. El más pequeño es de 30 centímetros de largo x 25 centímetros de alto x 16 centímetros de ancho. El mediano es de 35 centímetros de largo x 30 centímetros de alto x 20 centímetros de ancho. Y el más grande es de 40 centímetros de largo x 40 centímetros de alto x 20 centímetros de ancho.

Finalmente, Colvipet está ampliando su portafolio de productos. Actualmente fabrican individuales para los comedores de los restaurantes, cubierteros y también fabrican manillas para eventos publicitarios de empresas.

Imágenes: Witthaya, Twinsterphoto (vía iStock), Colvipet.

Sergio Ospina

Sergio Ospina

"Ser periodista es ver pasar la historia con boleto de primera fila", frase de Diego Petersen Farah, es la que define mi pasado y presente en el mundo del periodismo. Amo la fotografía, la redacción y toda forma de embellecer la realidad. Y aunque ya cuento con experiencia, ENTER.CO es la oportunidad de aprender y ser un mejor profesional.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos