Evaluación: Pokémon Brilliant Diamond / Shining Pearl

Hace más seis años que no veíamos un remake de Pokémon, desde los días de Omega Ruby para la 3DS. Así que la llegada de una revisión a la cuarta generación de juegos en la Switch parecía obligatoria… al mismo tiempo que algo innecesaria (ya entraré en este punto más adelante). Con todo Pokémon Brilliant Diamond / Shining Pearl llegan para traer una de las generaciones más recordadas por la polémica que causó su dex, la brutalidad de su campeona y el cariño indudable que tenemos por ciertos momentos.

Pokémon Brilliant Diamond / Shining Pearl sin embargo rompe muchas de las normas que hasta el momento traían los remakes. La más interesante está en que el juego no trata de modernizar la entrada (al menos no de la misma manera que lo hizo Omega), sino que trae algunas mejoras de vida que hacen que la experiencia de jugar no se sienta tan anacrónica. Es una buena señal de salud para la franquicia que el juego no sea desarrollado por Game Freak, pero al mismo tiempo esto parece que limitó mucho el potencial de ver la región de Sinoh con las mismas ideas o detalle que recibimos en Sword y Shield.

El encanto permanece en Brilliant Diamond / Shining Pearl. Agradecemos el cariño que se nota fue en traducir este juego a la Switch. Dicho esto, la presentación final del juego nos pone a pensar en cuál es el objetivo de estos remakes en una nueva consola si el producto final se siente aislado y, de igual manera, algo anacrónico en comparación con lo que ha sido el futuro de la franquicia. Al final del día el mayor motor de los nuevos títulos está en la nostalgia, pero no mucho más.

El encanto de lo Chibi

La cosa con este juego es que sus cualidades y problemas parecen estar entrelazados. Quizás el mayor ejemplo está en la decisión que se tomó de no apostar por modelos de personajes más realistas, como los que hemos visto desde Pokémon Sol y Luna, así como Pokémon Espada y Escudo.

Por un lado, es importante decir que estos modelos en Pokémon Brilliant Diamond / Shining Pearl tienen su encanto. Después de muchas horas jugando es fácil olvidar este elemento y simplemente perderse en la nostalgia de la música y la región de Sinoh. Con esto queremos decir que la decisión de apostar por mantener el estilo chibi del juego en nada daña la experiencia al momento de recorrer sus ciudades buscando las medallas necesarias para convertirse en el nuevo campeón.

Dicho esto, es algo triste que un juego de Pokémon en la Switch se sienta visualmente tan poco llamativo. Hay una parte de nuestra cabeza que se pregunta cómo habría lucido la Zona Zafarí si tuvieras un área abierta como la de Espada y Escudo. Si pudieras ver a los Shinx, Starly y Bidoff andar entre las áreas de paso…

La cosa con estos remakes es que siempre nos han permitido saber cómo se sentirían estos juegos si hubieran salido un par de años después… cosa que por desgracia no hace Brilliant Diamond / Shining Pearl.

Mejoras de calidad de vida en Pokémon Brilliant Diamond / Shining Pearl

Pokémon Brilliant Diamond

Dicho esto, es agradable saber que al menos el juego toma algunas lecciones y aprende que algunas mecánicas de Pokémon simplemente no funcionan con aquellos que han jugado los títulos más recientes. La más obvia es la omisión de las MT, que ahora pasan a ser aplicaciones en el pokereloj en vez de movimientos obligatorios en alguno de los miembros de equipo (así que no necesitarás capturar a tu Bidoof para cortar árboles).

Otras mejoras de calidad de vida están en la capacidad de ingresar a las cajas de pokémon por fuera de un Centro Pokémon, que resulta en un ahorro enorme de tiempo y en una mayor variedad de los equipos. El subterráneo también recibe pequeñas mejoras y ahora encontrarás pokémon salvajes para agregar a tu equipo, así como la posibilidad de cazar algunos muy raros mucho antes de lo que los encontrarías de manera normal.

Por desgracia (y por alguna razón) el juego mantiene las MT como de un solo uso. Es difícil encontrar una justificar, particularmente porque el juego parece cortar el acceso a muchos mons que podrían abusar de ellas en el early game.

Algunas fallas en la PC de Bill

Pokémon Brilliant Diamond

Aunque la experiencia general de Brilliant Diamond / Shining Pearl es bastante amigable con el usuario, el juego también parece tener estos pequeños momentos en los que el juego no parece traducir la experiencia de la mejor manera posible. Algunos glitch han sido utilizados para provecho de los jugadores (y seguramente serán parcheados en las próximas semanas).

Pero otros parecen ignorar la manera en la que la Switch es utilizada o los problemas que trae. Los controles analógicos en los menús pueden ser un dolor de cabeza pues la más pequeña inclinación cambia la selección y con pocos indicadores visuales es complicado saber si hay algún problema con la selección o se está en la opción equivocada.

La forma de solucionar la ausencia de una pantalla secundaria no siempre es tan brillante. Por ejemplo, el reloj en la esquina de la pantalla resulta en un elemento bastante intrusivo (incluso cuando puede ayudar, como es en el contador de cadenas). Puedes limpiar tus medallas, pero para hacerlo debes hacer uso de la pantalla de la Switch (y sí que olvidamos que la Switch tiene pantalla táctil), al mismo tiempo que los botones de dirección son desaprovechados en el mapeado general.

Conclusión: Sinoh es nostalgia de la buena 4/5

Con todo lo anterior pueden creer que no recomendaría Brilliant Diamond / Shining Pearl. Pero la verdad inescapable de este juego es que la mayoría de sus fallas no están en que sea un mal juego o incluso uno incompleto. Están simplemente en que la idea de un remake debería ir más allá de un juego con algunas mejoras de calidad de vida, pero que no represente las mejoras en mecánicas, gráficos y concepto que han ocurrido en la franquicia en años recientes. ¿Hace esto a los remakes malos juegos? No necesariamente. Pero también lo hacen una de esas compras que apreciarás más en tanto estés comprometido con la franquicia y con la meta eterna de ‘atraparlos a todos’.

Imágenes: Pokémon

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos