Policía encubierto en Facebook da una lección a adolescentes

La policía de todos los países del mundo debería tomar apuntes de los métodos de Laur.
El oficial logró ‘hacerse amigo’ de decenas de estudiantes para demostrarles lo fácil que es para una persona dedicada a sacar información privada por medio de las redes sociales.
La policía de todos los países del mundo debería tomar apuntes de los métodos de Laur.

La inseguridad en Facebook es cosa de todos los días. Son bien conocidas las diferentes formas de malware que circulan en la red social, pero uno de los mayores peligros es la ingeniería social, ese método que usan lo criminales para sacarle información a las personas sin usar programas o cualquier tipo de software. Para concientizar a la gente, en especial a los jóvenes, un policía canadiense se hizo pasar por adolescente en la red social y se dedicó a obtener información sensible de sus contactos.

Darren Laur, un policía canadiense de 46 años, se dedicó a investigar sobre cómo se movían los jóvenes en su ciudad de Victoria. Después, usó la información para disfrazarse de adolescente y crear un perfil convincente. Finalmente, les compró fotos a otros jóvenes y las usó para llenar su perfil y así completar la ilusión.

Sus esfuerzos rindieron frutos de inmediato, pues en poco tiempo tenía docenas de amigos en Facebook. Algunos incluso le pasaron su teléfono y dirección y confiaban en él lo suficiente para contarle cuándo los adultos estaban fuera de la casa. Para rematar, por medio de sus celulares los ‘amigos’ de Laur le contaban dónde estaban con una exactitud de hasta 10 metros.

Cuando el policía reveló su verdadera identidad en el colegio Cedar Community Secondary, los estudiantes quedaron tan sorprendidos como asustados por los esfuerzos del policía. Al menos 30 alumnos lo tenían como amigo en Facebook y uno (o una) hasta lo invitó a una cita. Gracias al trabajo de Laur, ahora muchos de los estudiantes de ese colegio tienen muy claro qué tan expuesta está su información personal en la red social.

Sería interesante que autoridades de todo el mundo siguieran el ejemplo de Laur para despertar a la gente en relación con los peligros de Facebook. La experiencia es una de las mejores herramientas para aprender, y por eso es posible que un abreojos como el del agente Laur tenga más éxito que el que tendrían mil campañas educativas tradicionales sobre el tema.

Lo que hizo el policía lo puede hacer cualquiera y, con mayores y más siniestras motivaciones, lo puede hacer mejor. Quizás esa sea la realidad más obvia y triste de todas.

Luis Iregui V.

Luis Iregui V.

Soy un adicto a la tecnología. Lo acepto y lo celebro. Como buen adicto, tengo toda una historia detrás de mi condición. Comencé con una obsesión por los videojuegos que con los años se transformó en una pasión por todas las cosas relacionadas a la tecnología. Esta manía me ha llevado a mantener mi cuenta bancaria en ceros, siempre a la merced del último gadget, el último juego o el último celular. Intenté satisfacer mi adicción estudiando sistemas en Estados Unidos, pero no quedé convencido y terminé desubicado en Los Andes, graduado como abogado pero frustrado por no tener un futuro tecnológico claro por delante. Para mejorar mi situación, comencé una página dedicada el cubrimiento del mundo de los videojuegos (lapaginadejuegos.com), pero incluso eso no fue suficiente para satisfacer mi apetito digital. Después de muchas vueltas, llego a ENTER.co con el sueño de convertir este sitio en el lugar de referencia para los adictos latinoamericanos como yo, que jamás están satisfechos y viven al borde de sus sillas, pendientes de todo lo que ocurre en el maravilloso mundo de la tecnología.

Ver todos los posts

19 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos