Cinco ejemplos de uso responsable de internet

Organizaciones civiles y empresas privadas se preocupan por un uso responsable de internet.

Internet es para todos, hecho que nos obliga a ejercer el papel de un curador: filtrar los contenidos que llegan a nosotros a través de correos electrónicos, sitios web y redes sociales; y evaluar la pertinencia de la información que producimos y compartimos en nuestro ecosistema digital.

Es por esto que hoy en día se habla de un uso responsable de internet. Pero ¿cómo lograrlo? Pues bueno, generar conciencia acerca de las implicaciones que tiene publicar una foto inapropiada o difundir noticias falsas es la labor, en la actualidad, de numerosas organizaciones, medios de comunicación, así como de las mismas empresas de tecnología.

En esta nota conoceremos cinco ejemplos oficiales y cercanos de uso responsable de internet, y daremos consejos para que nuestros sitios web y redes sociales también sean un referente a la hora de promover un aprovechamiento sensato de esta herramienta tecnológica.

Centro Cibernético Policial

La prevención del cibercrimen no se basa únicamente en la tipificación de casos de malware, phishing o estafa por medios electrónicos. Este fenómeno también comprende las actividades ilícitas que ocurren en la internet profunda (también llamada ‘dark net’ o ‘deep web’), un espacio en el cual actúan las personas.

El Centro Cibernético Policial, adscrito a la Policía Nacional, adelanta esfuerzos para evitar la presencia de usuarios colombianos en la deep web, que se dedican a la distribución de drogas, armas, imágenes con contenido sexual infantil y trata de personas. Participar de estas actividades, como vendedor o comprador, configura un uso irresponsable de internet sobre el cual el Centro Cibernético Policial advierte constantemente a los ciudadanos. De hecho, en Colombia, se han detectado más de 280 páginas para la comercialización de drogas.

Por otro lado, el uso de internet como medio de amenazas e instigación a delinquir es otra de las problemáticas que el Centro Cibernético Policial busca visibilizar, con el fin de mitigar sus efectos. A la par con el incremento de usuarios de internet en el país, surgen personas que fomentan un mal uso de internet, dando cabida a delitos como el ciberbullying, la instigación a delinquir, la apología al delito, la suplantación de identidad, la sextorsión y el grooming.

Para ayudar a la población, el Centro Cibernético Policial pone a disposición de las entidades competentes y los medios de comunicación análisis y estadísticas sobre el crecimiento de estas actividades, así como un espacio de denuncia. En el CAI Virtual o en las instalaciones físicas del centro, el ciudadano puede reportar delitos informáticos.

Fundación Karisma

El abuso, el acoso y las amenazas cibernéticas excluyen cada día a más personas de internet, una realidad negativa -incluso- para el ejercicio de los derechos humanos. De acuerdo con un estudio del Pew Research Center de 2014, el 40% de las personas que usan redes sociales han admitido ser víctimas de acoso, el 18% han sido acosados de manera severa y el 73% afirman haber sido testigos de una actividad abusiva. Las personas más afectadas, según el estudio, son los jóvenes entre 18 y 29 años de edad.

Esta realidad ha motivado a la Fundación Karisma a lanzar la guía Seguridad, Protección y Privacidad en Twitter en su sitio web, que contribuye a la concientización y la prevención del abuso, el acoso y otros fenómenos recurrentes en la virtualidad. Con esta guía, la Fundación Karisma desea compartir información útil sobre cómo construir una cuenta segura en Twitter, proteger tu privacidad y al mismo tiempo ser social.

La Fundación Karisma fue fundada en el año 2003 en Bogotá. Desde ese entonces, su misión es responder a las oportunidades y amenazas que surgen en el contexto de la ‘tecnología para el desarrollo’, con el fin de promover el ejercicio de los derechos humanos, desde perspectivas que permitan la libertad de expresión y las equidades de género. De hecho, el manual Seguridad, protección y privacidad de Twitter es también una herramienta para personas sobrevivientes de acoso y abuso, que contó con el apoyo de Twitter y fue adaptado para la región latinoamericana por la Fundación Karisma.

Mesa Colombiana de Gobernanza de Internet

A pesar de que sólo el 43.3% de la población mundial tiene acceso a internet, según lo indicó en el 2015 el informe Medición de la Sociedad de la Información de la Unión Internacional de Comunicaciones, en Colombia el panorama es diferente y cada vez mejor: en el cuarto trimestre de 2016 las suscripciones a internet móvil de banda ancha se incrementaron en un 35,6%. Por su parte, las conexiones fijas de banda ancha aumentaron 7,3% comparado con el mismo periodo en 2015. Los estratos uno y tres fueron los de mayor repunte en conexión fija, con un 9,5% y 9,2% respectivamente.

Por lo anterior, iniciativas como la Mesa Colombiana de Gobernanza de Internet -a la que pertenecen el gobierno, la sociedad civil, la academia y empresas del sector privado como .CO Internet– se han preocupado por discutir cómo debe utilizarse internet en Colombia, a partir de ejes temáticos tales como neutralidad en la red, internet para reducir la pobreza, gobernanza de internet, ciberseguridad y ciberdefensa, y libertad de expresión.

Las conclusiones y acciones a seguir, producto de dichas discusiones, pueden consultarse en el sitio web de esta iniciativa conjunta y son una forma de ejemplificar el uso responsable de internet.

Otras compañías del sector privado e instituciones del gobierno que hacen parte de la Mesa Colombiana de Gobernanza de Internet son Intel, la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) y el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC).

Unesco

La Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco) asumió la responsabilidad de analizar el marco jurídico y normativo cambiante de Internet, para poderle proporcionar a los Estados Miembros recomendaciones en materia de políticas que fomenten un entorno propicio a la libertad de expresión en el ciberespacio.

Tal es así que a través de su estudio encargado ‘Libertad de conexión – Libertad de expresión: el cambio de la ecología legal y reglamentaria de internet’, realizado por el profesor William Dutton y su equipo de investigación del Oxford Internet Institute, se analiza la compleja situación de la libertad de expresión en internet. Los resultados de este estudio son un manual de consulta, libre y abierto, que le permite a la ciudadanía emprender acciones encaminadas a un uso responsable de internet, especialmente por los puntos tenidos en cuenta para dicho análisis:

– Iniciativas técnicas, relativas a la conexión y la desconexión, como el filtrado de contenidos.

– Los derechos digitales, en particular los que están directamente relacionados con la libertad de expresión y la censura, aunque también de manera indirecta, que se plasman en la libertad de información y la protección de la privacidad y los datos.

– Las políticas y la reglamentación del sector, incluidos los derechos de autor y la propiedad intelectual, las estrategias industriales y las TIC para el desarrollo.

– Los usuarios, en especial en lo relacionado con el fraude, la protección de la infancia, la decencia, la difamación y la lucha contra la incitación al odio.

– Las políticas y prácticas de internet, incluidas las normas relativas, por ejemplo, a la identidad y la regulación de los proveedores de acceso a internet.

– La seguridad, desde el control del correo basura (spam) y los virus, hasta la protección de la seguridad nacional.

Facebook

Recientemente, Facebook anunció el lanzamiento de nuevas herramientas en América Latina para ayudarles a las personas que han sido víctimas de publicaciones o imágenes en las cuales se vulnera su intimidad y privacidad.

Cuando este tipo de contenido, comúnmente conocido como pornografía de venganza (o ‘revenge porn’ en inglés), sea informado a Facebook, la compañía evitará que sea compartido en Facebook, Messenger o Instagram. Para la red social, estas nuevas funciones hacen parte de sus esfuerzos por seguir construyendo comunidades seguras, dentro y fuera de su plataforma.

Por esto, si encuentras una imagen que parece haber sido compartida en Facebook sin autorización, puedes informar a Facebook haciendo clic en la flecha localizada en la esquina superior derecha o en los ‘…’ (Reticencia) situados junto a la publicación. Una vez hecha la queja, un miembro del equipo de Operación de Comunidad de Facebook, entrenado para revisar y eliminar estas imágenes, analizará si se están violando las ‘Normas de la Comunidad’ de la red social. En muchos casos, también se va a suspender la cuenta de quien compartió esas imágenes íntimas sin permiso.

Facebook también utilizará la tecnología de ‘photo-matching’ para ayudar a frustrar los intentos de compartir las mismas imágenes íntimas en Messenger e Instagram. Si alguien trata de replicar estas imágenes después de que fueron denunciadas y eliminadas, se le va a advertir a la persona que la imagen infringe las políticas de la red social y se detendrá su intento de compartir.

Datos recientes de un estudio realizado en Estados Unidos, con víctimas de este tipo de comportamiento, evidencia que el 93% de las personas afectadas por esta acción confirmaron sentir angustia emocional, y el 82% dijeron que sufrieron pérdidas en aspectos sociales, profesionales y en otras áreas importantes de su vida.

Recomendaciones para un uso responsable de internet

Sin necesidad de ser una entidad del gobierno o una empresa de tecnología, en nuestros sitios web y redes sociales podemos concientizar a los usuarios y seguidores sobre un uso responsable de internet. A continuación unas recomendaciones para lograrlo:

– Como estrategia de responsabilidad social empresarial, dedicar una página de nuestro sitio web a compartir noticias, guías y manuales sobre un uso responsable de internet. También se puede usar la sección de prensa o el blog para difundir artículos que analizan cómo estos comportamientos tienen que ver con nuestro negocio, afectando –incluso– la estabilidad de los clientes.

– Si a tus redes sociales llegan fotografías e imágenes con contenido inapropiado, no las compartas. Al contrario, denuncia a través de las herramientas que te brinda la plataforma al usuario que está replicando dicha información, para que esta bloquee el contenido.

– Si eres testigo de bullying en tus redes sociales, es decir, contactos que están siendo ridiculizados o son sujeto de burla por su raza, condición socioeconómica u orientación sexual, advierte sobre esta situación a los padres, familiares y las autoridades competentes.

Así mismo, ninguno de nosotros está exento de ser víctima de un delito informático. Por lo anterior, en nuestros sitios web y redes sociales, podemos orientar a las personas sobre qué hacer cuando experimenten un caso de estos. Sobretodo, si nuestra empresa o nuestro negocio tiene que ver con portales de información y noticias, blogs, venta de artículos usados, entre otros. Germán Realpe, CEO de Cloud Seguro y columnista de ENTER.CO, nos sugiere:

– Denunciar en el CAI virtual o en el Centro Cibernético Policial, el cual tiene un servicio para reportar delitos informáticos y hurto de equipos móviles.

– Si se publican imágenes, datos sensibles o datos personales sin autorización de la víctima, se debe hacer una denuncia ante la Fiscalía por el delito de violación de datos personales.

– Si es un caso de ciberacoso y está relacionado con un acceso abusivo a una cuenta de correo electrónico, un celular o el perfil en una red social, se puede denunciar el hecho ante la Fiscalía, pues podría tratarse del delito de acceso abusivo a sistema informático.

– Si el acoso involucra otras conductas como maltratos psicológicos u ofensas, también se puede denunciar por los delitos de injuria y calumnia.

– Adicionalmente, se puede instaurar una queja ante la Delegatura de Protección de Datos de la Superintendencia de Industria y Comercio, la cual tiene como función proteger los datos personales de los colombianos.

– Si el ciberacoso involucra a un menor de edad, se debe acudir a las autoridades y recordar que existe una protección especial para los menores de edad, como el Código de Infancia y Adolescencia y las leyes contra la pornografía infantil. Además, hay sitios como Teprotejo.org, que se enfocan en la prevención y protección de menores de edad.

Imagen: Pexels.

ENTER.CO

ENTER.CO

Somos periodistas, blogueros y personas de distintas profesiones con una enfermedad crónica en común: estamos obsesionados con la tecnología y la cultura digital y queremos contagiar a toda Latinoamérica con nuestra fiebre. Vivimos día y noche metidos en este mundo, con el único objetivo de traerles las noticias y novedades más recientes.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos