¿Por qué renuncian tus desarrolladores? Tu código apesta

desarrolladores

Holberton Banner

Para nadie es un secreto que muchas compañías están teniendo problemas para mantener su talento en el área de desarrollo web. Algunas razones comunes que escuchamos son salarios que no pueden competir con la oferta del exterior, perfiles que no se ajustan a las habilidades reales de los desarrolladores o implementar modelos anticuados (por ejemplo, insistir en obligarlos a ir a la oficina cuando la mayoría de las cosas pueden realizarse de manera remota). Pero parece que hay otra razón importante: el código de tu empresa apesta.

Los desarrolladores de software conocerán el término ‘deuda tecnológica’ o ‘tech debt’. Para aquellos que no, aquí una explicación sencilla: imagina que tienes una filtración en tu baño, pero en vez de pagar para que un plomero la arregle, pones una toalla que absorba la humedad y sigues con tu día. Por supuesto, cada día el problema se agrava así que sigues añadiendo soluciones improvisadas, pero sin realmente solucionar el problema base.

Ahora imaginen (y sabemos que muchos de ustedes no tienen que hacerlo) el mismo escenario, solo que en vez de un problema de agua tienes un código que todavía se sostiene en tecnologías obsoletas, ha pasado por muchos cambios o incluso productos que desde el mismo día llegaron al mercado con problemas que nunca fueron solucionados de base. Y lo cierto es que, por desgracia, muchas compañías tienen la mentalidad de que es más económico seguirlo soportando en vez de pensar o ajustarse a nuevos sistemas… lo que es incorrecto, porque sí están pagando un precio invisible: el de desarrolladores que prefieren renunciar a trabajar con las abominaciones de código frente a ellos.

Te puede interesar: Lenguajes de programación: esto es lo que prefieren los desarrolladores

Stepsize es una firma que se especializa en el tema de deuda tecnológica. Hace poco la compañía realizó una encuesta pequeña a un grupo de 200 desarrolladores, preguntando cuál había sido la razón por la que habían dejado sus trabajos. El resultado es importante, pues al menos un 51% de ellos aseguró que habían considerado o habían dejado una compañía por la deuda tecnológica. De este, al menos un 20% aseguró esta había sido la principal razón.

Por supuesto, esta no es la principal razón por la que los desarrolladores están renunciado. En el tope de la lista está salario, con el 82% de los empleados citándolo como el factor más importante. En el segundo lugar estaban las dificultades técnicas y las oportunidades de crecimiento (75%), seguidos de la posibilidad de trabajar de manera remota (68%) y después la salud del código base (62%).

Te puede interesar: ¿Quieres trabajar desde casa? Estos son los trabajos más buscados en TI

Todo desarrollador de software sabe que un gaje del oficio está en trabajar en lo que otros ya han hecho. Sin embargo, lo que esta encuesta nos dice es que hay una diferencia entre aceptar este reto y enfrentarse a calamidades de código, por la negligencia de una empresa de implementar nuevos sistemas. Y la ironía es que a largo plazo estas decisiones les están costando más dinero a las empresas, que tienen que rotar de personal, capacitar e invertir tiempo y dinero en este flujo de desarrolladores.

Si en los últimos meses tu equipo de desarrollo ha experimentado constantes fugas de cerebro, quizás un punto para empezar a mirar esté en revisar si hay una deuda tecnológica que esté causando ahora una deuda de talento.

«Dado lo que cuesta contratar nuevos ingenieros, las empresas deben mantener la rotación de su personal lo más baja posible. Y la mejor manera de hacerlo es administrar cuidadosamente la deuda técnica para mantener una base de código saludable», dice Alex Omeyer, CEO de Stepsize.

Imágenes: Foto de MART PRODUCTION en Pexels

Enter.co/dev  es una colaboración con Coderise.org y Holberton School Colombia para promover la comunidad de programación en Colombia.

 

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos