El porno es más seguro que el resto de Internet

Las páginas pornográficas son más seguras. Imagen: Redfishingboat (Mick O) (vía Flickr).
Según un estudio elaborado por una firma de seguridad en Internet, por cada página para adultos infectada con código malicioso hay 99 dominios 'legítimos' que son portadores de algún virus.
Las páginas pornográficas son más seguras. Imagen: Redfishingboat (Mick O) (vía Flickr).

‘Seguro le pasó por estar viendo porno’. Esta puede ser una de las frases más utilizadas por los técnicos para explicar el ingreso de malware o spyware a los computadores. Es uno de los mitos más tradicionales de Internet; las páginas pornográficas son portadoras de virus. No obstante, un nuevo estudio elaborado por avast! encontró que por cada sitio web pornográfico infectado, hay 99 sitios ‘legítimos’ que también son portadores.

«No estamos recomendando que la gente empiece a buscar contenido erótico», aseguró Ondrej Vicek, CTO de avast!. «Pero las estadísticas son claras – por cada dominio adulto infectado identificamos otros 99 sitios que contenido perfectamente legítimo que también están infectados».

Según Digital Trends, el 37% de todo el contenido en Internet es pornográfico, lo que pone en contexto la estadística revelada por avast!. El artículo continúa explicando como la industria del porno en Internet ha sido pionera en modelos de negocios digitales. Ellos fueron de los primeros en adoptar programas de suscripción, habilitar el streaming de video e innovar en la pauta digital. «No debe ser una sorpresa entonces que la seguridad de estos sitios sea de primer nivel», agregó Digital Trends.

La fama del porno como portador de malware en Internet fue bien ganada. Por la cantidad de tráfico que recibían estos sitios, los cibercriminales se dieron del potencial de infección. Pero a medida que la seguridad aumentó, los piratas informáticos encontraron otros sitios Web con medidas de seguridad más laxas para propagar su código malicioso.

Mateo Santos

Mateo Santos

En vez de un tetero, nací con un Mac Classic en mi cuarto. Esa caja con pantalla en blanco y negro fue mi primera niñera. Por ahí, también rondaba un balón de fútbol y una camiseta de Millonarios. Desde ese día, sabía que la tecnología y el fútbol iban a ser mi estrella de Belén. El primer juego que tuve en mis manos fue Dark Castle, también en un Macintosh. No me gusta la música. Soy un amante escéptico de la tecnología. Hago parte del proyecto de ENTER.CO para llenar el vacío en información de tecnología que hay en América Latina, o como dirían los enterados, en LATAM. Me gradué de Administración de Empresas en los Andes y después hice una maestría en periodismo en la Universidad Europea de Madrid.

Ver todos los posts

9 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos