Dreamthings, una tienda online colombiana que quiere inspirar al mundo

Dreamthings se inspira en el potencial de diseñadores latinoamericanos para crear su plataforma
Para todos los amantes del diseño, conocimos Dreamthings, una plataforma online en la que puedes vender y comprar productos 100% originales.
Dreamthings se inspira en el potencial de diseñadores latinoamericanos para crear su plataforma
Dreamthings se inspira en el potencial de diseñadores latinoamericanos para crear su plataforma.

Cuando le pregunté a Juan García, creador de Dreamthings –una tienda online colombiana de diseño–, sobre las dificultades que había tenido en la realización de esta idea, su respuesta automática fue: “Muchas”.

Con tan solo un mes de estar al aire, Dreamthings.co apuesta por ser uno de los emprendimientos más innovadores del diseño y mercadeo en línea. Su creador nos contó en detalle de qué se trata esta idea y cuáles son sus expectativas.

Comenzamos el desarrollo del proyecto en enero de este año. Nos demoramos alrededor de cinco meses en hacer el lanzamiento en línea; pero la idea surgió hace más de dos años cuando me di cuenta de que me apasionaba todo lo relacionado con el emprendimiento digital”.

Juan García es un ingeniero industrial apasionado por el diseño y los emprendimientos digitales.
Juan García es un ingeniero industrial apasionado por el diseño y los emprendimientos digitales. Foto: ENTER.CO.

Juan, además de tener experiencia en medios digitales, es un amante del diseño desde hace varios años. Al ver que existían a su alrededor muchas personas con ideas originales pero con pocos canales para transmitirlas, decidió apostarle a un ‘marketplace’ de productos latinoamericanos.

Dreamthings quiere ser un medio en el que los diseñadores puedan darse a conocer de manera gratuita, vendan sus productos y a la vez creen una red de apoyo con otros diseñadores. El objetivo es llegar a ser el mercado de diseño online más grande en Colombia. La tienda recibe una comisión por cada producto vendido.

Influenciado por portales similares como Fab y Etsy, Juan explicó de dónde surgió la idea: “Dreamthings es una mezcla de los dos. Queremos que cada diseñador tenga su tienda virtual, cuente su historia, aumente su reconocimiento, se dé a conocer en el mercado global y pueda comunicarse con otros diseñadores”.

Uno de los interrogantes que surge con este proyecto es por qué el nombre es en inglés, si de lo que se trata es de apoyar el talento de los diseñadores locales. “Queremos que las personas del mundo se den cuenta de lo que estamos desarrollando en Colombia. Estamos empezando a hacer alianzas con empresas de diseño y mercado de Estados Unidos para darnos a conocer y que sean ellos los que compren nuestros productos y no al revés, como suele pasar”.

‘The Story Matters’

Este es el slogan que define la filosofía de Dreamthings: la historia importa, el diseñador importa y sobre todo, la historia de cómo llegó a su producto importa.Clementina, por ejemplo, es una señora que se cansó de que las niñas tuvieran muñecas de plástico, estilo Barbie, ficticias; y quiso volver la muñeca de trapo que puedes abrazar y sentir” cuenta Juan.

¿Qué tan bien le está yendo hasta el momento? Al tener tan pocos días al aire, Juan nos contó que se encuentra sorprendido por la buena respuesta de los usuarios. A pesar de que ya cuenta  con un promedio de 200 visitas diarias y casi 5.000 ‘likes’ en Facebook; cree que todavía falta que el voz a voz se multiplique.

Nosotros queremos que entre todos nos apoyemos. Que la gente cambie la mentalidad de tener que comprar afuera o no saber dónde comprar, que en lugar de comprarle a diseñadores extranjeros, empiece a conocer y apoyar a los mejores diseñadores de Latinoamérica”.

¿El gran ‘pero’? Los productos son muy caros (al menos para el mercado colombiano). Es evidente que el mayor atractivo de ser compradores de cosas en Estados Unidos es precisamente la posibilidad de encontrar productos buenos y accesibles. Al plantearle el asunto, Juan consideró que “el precio no lo es todo, porque nuestro propósito es crear en los colombianos una cultura de valorar el trabajo manual que requiere hacer cada producto”.  

Juan es ingeniero industrial, su experiencia en el emprendimiento digital y su amor por el diseño; lo llevaron a crear Dreamthings, un espacio en el que marcó como esencial la presencia de la tecnología: “Es claramente una herramienta para facilitarnos la vida”.  

¿Le gusta la idea de las tiendas de diseño? Además de este, en Colombia existen otros espacios similares como La Furytienda y  Poor Designer.

Para mayor información sobre Dreamthings, pueden visitar su ‘fanpage’, o seguir la tienda en Twitter @dreamthingsesp.

 

Laura Rojas

Laura Rojas

Internet me ha regalado grandes cosas: dosis industriales de música, guías turísticas, hospedajes a precios razonables, los grandes amores de mi vida, la posibilidad de borrar la distancia y mi nuevo trabajo. Estudié literatura en Buenos Aires y de todos los trabajos que pude haber encontrado, ENTER.CO es el lugar para ver mis cosas favoritas reunidas.

Ver todos los posts

36 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Por fin, el marco de bicicleta de bambú que tanto había buscado por sólo
    $1,310,000!!!! /s

    La gente prefiere comprar afuera porque se consigue más barato y por marca. Creo que si los diseñadores no bajan los precios el sitio se va a quedar con el mismo nicho.

  • Por fin, el marco de bicicleta de bambú que tanto había buscado por sólo
    $1,310,000!!!! /s

    La gente prefiere comprar afuera porque se consigue más barato y por marca. Creo que si los diseñadores no bajan los precios el sitio se va a quedar con el mismo nicho.

  • A pocas cuadras de donde vivo hay carpinteros artesanos que pueden hacerme un banquito de madera naranja que no valga $290.000 sino menos de la mitad. O artesanas de mi ciudad natal que hacen muñecas de trapo por menos de la mitad de lo que sale en la web. Tomarle fotos en HD a los productos y ofrecerlos a precios hiperinflados por internet no genera ningun valor agregado. El trabajo del artesano y del diseñador vale, pero no esas cantidades arbitrarias impuestas contrariando lo que dicta el mercado. Lo otro es que en la pàgina de facebook con casi 5000 likes, 90% de los comentarios e interacciones de los fans tienen que ver con diseñadores buscando trabajo o buscando vender, nada de comentarios alentadores sobre productos, clientes, etc. los invito a revisar. Me genera muchas dudas esta estrategia de negocio.

    • A eso súmele que con likes no se llena la olla. Puede que medio Colombia le de like pero si de esos solo 50 excéntricos que tienen la plata desocupada compran pues no es que sea un buen indicador.

  • A pocas cuadras de donde vivo hay carpinteros artesanos que pueden hacerme un banquito de madera naranja que no valga $290.000 sino menos de la mitad. O artesanas de mi ciudad natal que hacen muñecas de trapo por menos de la mitad de lo que sale en la web. Tomarle fotos en HD a los productos y ofrecerlos a precios hiperinflados por internet no genera ningun valor agregado. El trabajo del artesano y del diseñador vale, pero no esas cantidades arbitrarias impuestas contrariando lo que dicta el mercado. Lo otro es que en la pàgina de facebook con casi 5000 likes, 90% de los comentarios e interacciones de los fans tienen que ver con diseñadores buscando trabajo o buscando vender, nada de comentarios alentadores sobre productos, clientes, etc. los invito a revisar. Me genera muchas dudas esta estrategia de negocio.

    • A eso súmele que con likes no se llena la olla. Puede que medio Colombia le de like pero si de esos solo 50 excéntricos que tienen la plata desocupada compran pues no es que sea un buen indicador.

  • Mejor le hubieran llamado MerCARO Libre.
    La tecnología avanza y el hombre no, aun siguen pensando que los extranjeros son ricos, el planeta entero esta en crisis y necesita oportunidades reales de compra.

    • Concuerdo, al principio lo veía con interés pero me llevé una gran sorpresa al ver los precios. Es cierto que sería bueno apoyar estas iniciativas pero en mi caso no creo que lo recomiende.

  • Mejor le hubieran llamado MerCARO Libre.
    La tecnología avanza y el hombre no, aun siguen pensando que los extranjeros son ricos, el planeta entero esta en crisis y necesita oportunidades reales de compra.

    • Concuerdo, al principio lo veía con interés pero me llevé una gran sorpresa al ver los precios. Es cierto que sería bueno apoyar estas iniciativas pero en mi caso no creo que lo recomiende.

  • No logro captar la idea del nombre en inglés ni de es caro porque hay que valorar el trabajo.

    No quiero sonar como un pesado pero por ejemplo el cuaderno que cuesta $26.000 es demasiado.

  • No logro captar la idea del nombre en inglés ni de es caro porque hay que valorar el trabajo.

    No quiero sonar como un pesado pero por ejemplo el cuaderno que cuesta $26.000 es demasiado.

  • Creo que el informar esta clase de «proyectos» genera un gran abismo en la brecha que existe hoy en día en internet para que los usuarios realicen compras online de una manera Fácil, Rápida y Económica.

  • Creo que el informar esta clase de «proyectos» genera un gran abismo en la brecha que existe hoy en día en internet para que los usuarios realicen compras online de una manera Fácil, Rápida y Económica.

Archivos