Los principales beneficios de la facturación electrónica

facturación electrónica

Las empresas del país están a las puertas de una importante transformación tecnológica: la adopción de la facturación electrónica. Dicha transición es obligatoria. Sin embargo, es una medida que les traerá importantes beneficios a las compañías, como ahorros de costos, más fácil acceso a fuentes de financiación y optimización de procesos.

El Gobierno decidió mover a las empresas del país al sistema de facturación electrónica, entre otras razones, para aumentar la eficiencia de las compañías colombianas y para ayudar a reducir la evasión de impuestos (la Dian estima que se producirá una reducción de 50 por ciento en la tasa de evasión en el corto plazo, y en su totalidad en el mediano plazo).

facturación electrónica

Todos los responsables de declarar el impuesto del IVA deberán expedir este tipo de factura a partir del 1º de enero del 2019, según el artículo 308 de la Ley 1819 del 2016. Y para los grandes contribuyentes la implementación será desde el primero de septiembre del 2018. El proceso de transición a la facturación electrónica en Colombia se completará en el año 2022, pues tomará varios años masificar el sistema y llegar a todos los contribuyentes.

En su sitio Web, la Dian menciona algunas de las ventajas que traerá la facturación electrónica a las empresas del país. Otras entidades también dan su opinión al respecto:

1. Se elimina el riesgo de que se pierdan las facturas físicas

La empresa Siigo dice que “uno de los principales problemas al facturar a mano es la pérdida de las facturas”, pero el nuevo sistema “permite tener todas las facturas en un mismo lugar, de manera ordenada y además permite ubicarlas por medio del Cufe, que es el Código Único de Facturación Electrónica”.

2. Menos costos asociados

Otro beneficio importante está en la reducción de costos para las empresas. La Dian estima que la emisión y manejo de una factura electrónica cuesta 500 pesos, mientras que una factura física vale entre 2.700 y 3.000 pesos. Hay ahorros importantes en los costos de impresión, despacho y almacenamiento.

3. Procesos físicos se vuelven digitales

Las facturas electrónicas permiten que se realicen consultas en línea, sin necesidad de hacer fila para solicitar un trámite que se puede extender por días. También se mejora el seguimiento y la seguridad de las operaciones, se facilitan los cobros, y los procesos administrativos se hacen más rápidos y eficientes.

4. Facturación electrónica significa finanzas más sanas

El control de las finanzas de las empresas se mejora, ya que se tiene información precisa sobre el estado de las facturas emitidas y recibidas.

5. Más velocidad, mejor flujo de caja

Otro beneficio es la inmediatez en el proceso de entrega de la factura, lo cual mejorará el flujo de caja de las compañías. La empresa Siigo dice en su sitio web que “la factura electrónica permite ahorrar tiempo en procesos operativos, pues el sistema de facturación envía su factura de forma simultánea a la Dian y a sus clientes, y usted recibe una notificación cuando sus clientes la reciben”.

Imágenes: iStock

ENTER.CO

ENTER.CO

Somos periodistas, blogueros y personas de distintas profesiones con una enfermedad crónica en común: estamos obsesionados con la tecnología y la cultura digital y queremos contagiar a toda Latinoamérica con nuestra fiebre. Vivimos día y noche metidos en este mundo, con el único objetivo de traerles las noticias y novedades más recientes.

Ver todos los posts

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos