Con estos consejos aprenderás a invertir bien para tu pyme

Invertir

Al comenzar tu propio negocio ten en cuenta que es importante invertir constantemente para ayudar a que tu empresa crezca. Sin embargo, siempre hay dudas al respecto, como ¿cuándo es un buen momento para hacer esa inversión? o ¿en qué debo invertir?

La pregunta al cuándo la responde el en qué. Para ser más claros: las necesidades de tu negocio y tus metas definen en qué es necesario invertir y qué tan urgente es hacer esa inversión para poder resolver situaciones que te lleven un paso más cerca de lo que quieres lograr.

Sin embargo, es buena idea tener un mapa de ruta para seguir a la hora de invertir y por eso estos consejos te serán útiles para darte cuenta de esas cosas que has descuidado o no has notado y que te ayudarán a alcanzar tus metas.

Piensa siempre en ganar y alcanzar tus metas

En general, debes pensar siempre en vender u obtener ganancias y tus inversiones deben ser acordes con ese interés. Según lo explica un blog de Business Coaching Firm, debes invertir en activos: bienes, personas o cosas que generen ventas.

En ese orden de ideas, el portal Entrepeneur da algunas ideas de cosas en las que deberías intervenir; a partir de ahí puedes pensar, según el área de tu empresa, en qué necesitas hacer una inversión urgente que mejore tus ventas y, por tanto, tus ganancias.

Un buen equipo, una buena capacitación y algunos incentivos

Los activos más importantes de tu empresa son tus empleados y tú, porque son quienes trabajan día a día para que generes ventas y ganancias. Es por eso que se necesita tener un equipo conformado por personas que hagan bien su trabajo y tengan las competencias necesarias para tu negocio. Por esa razón, pagar buenos sueldos por un empleado habilidoso y proactivo te va a salir mejor que pagar un sueldo bajo por un empleado que solo cumpla con sus labores y necesite correcciones constantemente.

InvertirTambién es necesario que los conocimientos de todos se actualicen y mejoren para que el negocio crezca a la velocidad que lo hace el mercado. Por eso, invertir en capacitaciones para que todos aprendan un idioma que facilite las negociaciones con socios o clientes es muy importante, así como también lo son cursos para que todos se adapten a los nuevos retos administrativos, financieros o tecnológicos, entre otros.

Además, incentivar a tus trabajadores y mostrarles que tienen un gran cargo en un sitio bueno que los trata bien es una gran inversión, porque se pondrán la camiseta por tu empresa y harán sus labores cada vez mejor para poder mantener su buen empleo. Por ejemplo, puedes plantearte aumentarles el sueldo, darle un bono al equipo o al empleado que mejor labor haga mes a mes, realizar actividades que los aleje del estrés de la rutina o, incluso, cosas tan simple como aprenderse sus nombres, enviarles mensajes de cumpleaños o felicitaciones, bromear con ellos y hacerles saber que son importantes para tu empresa.

Una página web y redes sociales

Es casi impensable que una empresa no tenga un sitio en Internet o redes sociales que faciliten la tarea de atraer e intereactuar con nuevos clientes o socios. Tener presencia en Internet es necesario para que las personas vean un catálogo de tus productos, sepan de qué se trata tu empresa, se enteren de promociones o actividades, entre otras cosas.

Si todavía vives en la edad de piedra y no tienes nada de esto, necesitas correr a hacerlo. Esto te generará algunos gastos para su mantenimiento, como algunos empleados que desarrollen, diseñen y administren los sitios y las estrategias, pero es necesario, por no decir que urgente.

Ahora debes tener claro cuándo debes invertir: si no tienes una página web, si no compraste aún esa máquina que te ahorrará horas de producción, si tus empleados están aburridos, si perdiste un negocio porque nadie en tu empresa sabía hablar inglés, si todavía usas viejos métodos para llevar tu contabilidad y necesitas ese novedoso software… invierte en este mismo momento en todo eso o cualquier cosa que se te ocurra que te ayude a generar ganancias.

Imágenes: Nattanan23 y QuinceMedia (Vía: Pixabay)

Fernando Mejía

Fernando Mejía

Quise ser músico, cineasta, astronauta, científico y poeta, cuando supe que solo me alcanzaba para la última, me hice periodista en el Externado para al menos escribir de todo eso y no defraudar al niño que fui.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos