Por qué 2013 será el año de los phablets

Phablets
El Sony Xperia Z (izq.) y el Samsung Galaxy S II: un buen retador frente al león del mundo phablet. Foto: ENTER.CO
Hace apenas tres años, el primer teléfono con pantalla de cinco pulgadas fue un fracaso. Hoy, el modelo insignia de la categoría es un éxito, y todos los fabricantes buscan aprovechar la tendencia. ¿Qué cambió?
Phablets
El Sony Xperia Z (izq.) y el Samsung Galaxy S II: un buen retador frente al león del mundo phablet. Foto: ENTER.CO

Corría el año de 2010, y Dell necesitaba de una apuesta arriesgada para ganar terreno en el mercado de los dispositivos móviles. Con eso en mente, la compañía texana lanzó el Dell Streak, un inmenso teléfono con una pantalla de cinco pulgadas, un grosor de un centímetro y un peso de 220 gramos. Era, sin duda, un dispositivo extraño; un Hulk en un mundo de iPhones.

Aunque algunos críticos lo recibieron con buenos ojos, el mercado no fue hospitalario con él. Duró poco más de un año en las estanterías. Su lanzamiento –junto con la posterior aparición de tabletas de siete y diez pulgadas– solo le permitió a Dell ser un convidado de piedra en el duelo en el que Apple y Samsung se convertían en los grandes jugadores del mercado móvil.

Dos años y medio después, el Samsung Galaxy Note II se vende por millones. Todos los demás fabricantes de teléfonos Android se apresuran a lanzar, uno tras otro, modelos con pantalla de cinco pulgadas o más. El objetivo es competir por un pastel que, según la firma de análisis de mercados IHSupply, se duplicará en 2013 y llegará a 60,4 millones de unidades. En 2016, según la firma, se despacharán 146 millones de phablets.

«Esperamos que 2013 sea el año del phablet«, dijo a Reuters el director de Strategy Analytics en el Reino Unido, Neil Mawston. ¿Qué cambió en este tiempo? ¿Cómo los phablets –o tabléfonos, como sugiere la Real Academia Española– pasaron de ser ‘bichos raros’ a piezas apetecidas?

Dell Streak 5
El Dell Streak 5 fue el primer phablet. Foto: Wikimedia Commons.

Las razones del fracaso del Streak

La historia –tres años en esta industria son una eternidad y media– ha demostrado que un teléfono como el Dell Streak no era una locura. En realidad, fue un adelantado a su tiempo. Ni el hardware ni el software de su época estaban preparados para él: venía con Android 1.6 (Donut), un sistema operativo que no estaba preparado para ese tamaño de pantalla. El que luego pudiera ser actualizado a la versión 2.2 (Froyo) no solucionaba este problema: seguía teniendo una interfaz incómoda.

Además, su gran pantalla solo tenía una resolución de 480 por 800 píxeles y 180 ppp, lo que desaprovechaba el potencial que representaba su tamaño para consumir contenidos: ni siquiera podía reproducir videos HD 720p. Además, tenía un peso y un tamaño demasiado elevados, aun para los estándares de su época. El iPhone 4, por ejemplo, tenía 137 gramos de peso y 3,5 pulgadas.

Dell no podía hacer nada mejor con la tecnología de la que disponía en 2010. Faltaban dos desarrollos para que los teléfonos como el Streak pudieran despegar: una versión de Android más compatible con tamaños de pantalla no convencionales; y una manera de hacer pantallas más finas, más nítidas, más eficientes y con una mejor resolución.

Lo primero se logró con Ice Cream Sandwich y se consolidó con Jelly Bean; y lo segundo ha venido sucediendo año tras año. El salto definitivo fue la aparición del HTC J Butterfly, un teléfono llamado a fijar el estándar de las pantallas de la categoría en el futuro: cinco pulgadas y resolución 1080P.

No son para hacer llamadas

Hay, además, otra razón para que el despegue de los phablets solo hubiera ocurrido hasta ahora: los usuarios de teléfonos inteligentes hacen hoy cada vez menos llamadas de voz. La razón es sencilla: los smartphones ofrecen formas más eficientes y baratas de comunicarse.

En 2010, esas herramientas estaban apenas naciendo. WhatsApp no era la plataforma omnipresente de hoy: solo tenía un año y era una estrella ascendente. Skype para Android ni siquiera existía cuando salió el Streak. Mucho menos Viber, ni Facebook Messenger. Además, había muchas menos apps. En octubre de 2010, Android Market anunciaba con bombos y platillos que había indexado su aplicación número 100.000. Hoy, Google Play Store tiene más de siete veces esa cantidad.

HTC J Butterfly
El HTC J Butterfly impuso el estándar de pantallas de la categoría. Foto: Wikimedia Commons

En pocas palabras: en esa época, los teléfonos aun eran para hacer llamadas. Y un phablet de cinco pulgadas no es un buen gadget para eso.

Lo que los phablets hacen bien es todo lo demás que puede hacer un smartphone. No solo porque su pantalla ofrece más ‘finca raíz’, lo que se traduce en teclados más cómodos, contenidos visuales más ricos e interfaces más espaciosas. También porque son los que mejor superan el mayor cuello de botella de los dispositivos móviles actuales: permiten que la batería dure más entre carga y carga.

Hasta que no aparezca una tecnología que cambie el juego, hoy solo hay dos maneras de mejorar la batería de un dispositivo: que el sistema operativo sea más eficiente y que la pila física sea más grande. Aunque todos los teléfonos se han beneficiado por igual de las mejoras en lo primero, en lo segundo los phablets tienen ventaja. Entre más grande la pantalla, más grande la batería.

Además, el mercado también los favorece. En un año que se antoja difícil para la industria de smartphones –tanto que Samsung ya dijo que «espera que la demanda por teléfonos inteligentes se desacelere en los países desarrollados«–, los fabricantes seguro les apostarán a los segmentos que prometan mejores resultados. Y uno de esos el de las cinco pulgadas hacia arriba.

Como se ve, los astros están alineados para que, como en el CES 2013, los phablets se roben el show en el Mobile World Congress. Los amantes de las pantallas pequeñas tendrán que resignarse.

José Luis Peñarredonda

José Luis Peñarredonda

Un día me preguntaron sobre mis intereses y no supe por dónde empezar. Decidí entonces ponerlos en orden y dibujé un diagrama de Venn para agruparlos a todos: Internet, cine, periodismo, literatura, narración, música, ciencia, fotografía, diseño, política, escritura, filosofía, creatividad... Me di cuenta de que en toda la mitad de ese diagrama, en el punto en el que todos estos círculos confluyen, está la tecnología. Eso me llevó a ENTER.CO. Estudié Periodismo y Filosofía en la U. del Rosario. PGP: http://bit.ly/1Us3JoT

View all posts

60 comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

      • Aumentar una pantalla es copiar? por favor…..copiar y copiar es el pan de cada dia por parte de los que nunca llegaron a innovar como Apple y que cinco años despues lograron hacer algo decente….

        • Men si es copiar, aunque no quieras aceptarlo, pero eso, los mapas, las notificaciones, la cámara de vídeo (el original no tenia), el asistente de voz (acepto que siri es mejor pero otros ya traían).
          son tantos ejemplos pero usted no le gusta oírlo.

  • la verdad el tamaño ideal es de 4’3 pulgadas despues de eso me parece que ya no es tan necesario un smartphone y para eso mejor una tablet.

  • la verdad el tamaño ideal es de 4’3 pulgadas despues de eso me parece que ya no es tan necesario un smartphone y para eso mejor una tablet.

  • Buen articulo, estoy de acuerdo es que un Phabet no es para hacer llamadas… pero sigue conservando la versatilidad de un movil sin llegar a ser tablet. EL mercado es algo muy cambiante, y venimos de una epoca minimalista a dispositivos que permitan consumir contenido multimedia. y para eso siempre sera necesario una pantalla mas grande… el asunto es que ya esta quedando cubierto el mercado con dispositivos en todas sus pulgadas… que sigue??

  • Buen articulo, estoy de acuerdo es que un Phabet no es para hacer llamadas… pero sigue conservando la versatilidad de un movil sin llegar a ser tablet. EL mercado es algo muy cambiante, y venimos de una epoca minimalista a dispositivos que permitan consumir contenido multimedia. y para eso siempre sera necesario una pantalla mas grande… el asunto es que ya esta quedando cubierto el mercado con dispositivos en todas sus pulgadas… que sigue??

  • Siempre rechacé un teléfono tan grande como el Galaxy Note 7000 y lo mismo pasó con el 7100. Pensaba que eran «panelas» incómodas y exageradas. Pero decidí probarlo y en esa «bestia» está todo lo que esperaba de un teléfono inteligente: duración de la batería, excelente cámara (mejor que la de otros smartphones que alardean de sus cámaras), una pantalla impresionante para ver videos, para leer y para jugar, velocidad para las tareas y para búsqueda en internet, un sistema operativo versátil y con miles de aplicaciones, todo lo que puedo hacer con el S-pen y buen diseño estético. Ah, y por supuesto que cabe en los bolsillos de cualquier pantalón, que es uno de los temores de muchos. En mi opinión muy personal, es el mejor gadget del mercado y lo recomiendo totalmente. Diversión y productividad a toda hora y sin estar pensando que la batería se va a descargar. Ya no cambiaría mi phablet por otro tipo de smartphone. En las phablets que quedo.

  • Siempre rechacé un teléfono tan grande como el Galaxy Note 7000 y lo mismo pasó con el 7100. Pensaba que eran «panelas» incómodas y exageradas. Pero decidí probarlo y en esa «bestia» está todo lo que esperaba de un teléfono inteligente: duración de la batería, excelente cámara (mejor que la de otros smartphones que alardean de sus cámaras), una pantalla impresionante para ver videos, para leer y para jugar, velocidad para las tareas y para búsqueda en internet, un sistema operativo versátil y con miles de aplicaciones, todo lo que puedo hacer con el S-pen y buen diseño estético. Ah, y por supuesto que cabe en los bolsillos de cualquier pantalón, que es uno de los temores de muchos. En mi opinión muy personal, es el mejor gadget del mercado y lo recomiendo totalmente. Diversión y productividad a toda hora y sin estar pensando que la batería se va a descargar. Ya no cambiaría mi phablet por otro tipo de smartphone. En las phablets que quedo.

  • A estos aparatos solo les hace falta un headset bluetooth que se integre a la carcasa y que funcione como kickstand también… alguna vez vi eso en una prueba de concepto (¿o fue en un celular viejo? ya ni me acuerdo) y me pareció que tenía muchísimo sentido.

    Estos dispositivos son perfectos para dejar de usar el teléfono como un aparato que se lleva hasta la cara y se usen como una pantalla más. Para hablar se puede usar hardware especializado, mucho más cómodo y compacto.

  • A estos aparatos solo les hace falta un headset bluetooth que se integre a la carcasa y que funcione como kickstand también… alguna vez vi eso en una prueba de concepto (¿o fue en un celular viejo? ya ni me acuerdo) y me pareció que tenía muchísimo sentido.

    Estos dispositivos son perfectos para dejar de usar el teléfono como un aparato que se lleva hasta la cara y se usen como una pantalla más. Para hablar se puede usar hardware especializado, mucho más cómodo y compacto.

    • Pienso igual. Antes pensaba que era demasiado grande, ahora estoy antojado de una pantalla más grande y claro, el plus de una batería de mayor duración. Creo que esperaré al Note III (aunque habrá que esperar qué trae el S IV)

    • Pienso igual. Antes pensaba que era demasiado grande, ahora estoy antojado de una pantalla más grande y claro, el plus de una batería de mayor duración. Creo que esperaré al Note III (aunque habrá que esperar qué trae el S IV)

  • Tube un galaxy ace, luego un galaxy sII, y ahora con mi galaxy note II, realmente se ve la diferencia enorme no tanto en los tamaños, sino en la interfaz, la velocidad, nuevas herremientas. Es algo que como usuario tambien exijo. Y

  • Tube un galaxy ace, luego un galaxy sII, y ahora con mi galaxy note II, realmente se ve la diferencia enorme no tanto en los tamaños, sino en la interfaz, la velocidad, nuevas herremientas. Es algo que como usuario tambien exijo. Y

  • Primero tube un galaxy ace, luego un galaxy SII y ahora con mi galaxy note II se ve la gran diferencia, no solo en tamaños, tambien en la interfaz, la velocidad, nuevas herramientas,
    que como usuario tambin exijo. Y con galaxy note II se vive una experiencia genial.

  • Primero tube un galaxy ace, luego un galaxy SII y ahora con mi galaxy note II se ve la gran diferencia, no solo en tamaños, tambien en la interfaz, la velocidad, nuevas herramientas,
    que como usuario tambin exijo. Y con galaxy note II se vive una experiencia genial.

  • Los fabricantes también deben pensar en las personas que no quieren tener pantallas tan enormes, por ejemplo un tamaño perfecto es el de 4.3″, para que más? el Sony Xperia P me encanta

  • Los fabricantes también deben pensar en las personas que no quieren tener pantallas tan enormes, por ejemplo un tamaño perfecto es el de 4.3″, para que más? el Sony Xperia P me encanta

  • con el brillo de la pantalla es un llamado a que lo roben a uno si esta por la calle o un parque.. igual en un tiempo volveran los telefonos pequeños es un ir y venir.

    • Digamos que puede vovler la moda d elos pequeños, pero la justificacion del robo es muy ambigua, a uno le roban cualquier cosa cara que muestre, para eso estan los manos libres

  • con el brillo de la pantalla es un llamado a que lo roben a uno si esta por la calle o un parque.. igual en un tiempo volveran los telefonos pequeños es un ir y venir.

    • Digamos que puede vovler la moda d elos pequeños, pero la justificacion del robo es muy ambigua, a uno le roban cualquier cosa cara que muestre, para eso estan los manos libres

  • Yo los veo muy útiles los phablets. Cambian el concepto de movil, que ha sido principalmente para hacer llamadas. El phablet nos posibilita el consumo de contenido digital, con su pantalla grande, grandes prestaciones y larga duración de batería. En mejorphablet.es hay un ranking con los mejores phablets del momento.

  • Yo los veo muy útiles los phablets. Cambian el concepto de movil, que ha sido principalmente para hacer llamadas. El phablet nos posibilita el consumo de contenido digital, con su pantalla grande, grandes prestaciones y larga duración de batería. En mejorphablet.es hay un ranking con los mejores phablets del momento.

Archivos