Acompañamos a Nómada, el aula viajera que lleva tecnología para educar

Muchos dicen que la educación es la principal herramienta para cambiar el mundo. Si lo pensamos así, una de las principales tareas que tenemos como sociedad es impulsar la educación de los niños y jóvenes de todo nuestro país. Las diferentes instituciones educativas colombianas hacen su mayor esfuerzo por llevar a los niños herramientas y nuevas formas de acceder a la información. Sin embargo, en muchos lugares, especialmente en las áreas rurales con más difícil acceso, llevar nuevas herramientas para educar a niños y jóvenes se ha vuelto un reto difícil de sortear.

Estudiante de I.E.D Sede Aposentos en el municipio de Cucunubá, Cundinamarca haciendo uso de una tablet.
Estudiante de I.E.D Sede Aposentos en el municipio de Cucunubá, Cundinamarca haciendo uso de una tablet.

Es por esto que muchas fundaciones, instituciones y empresas comprometidas con el futuro del país se han preocupado por el acceso que tienen muchos niños y jóvenes a las nuevas tecnologías de la información.

Se han dado cuenta que así como en muchas escuelas e instituciones educativas los estudiantes ya cuentan con dispositivos tecnológicos como computadores o tabletas, la falta de acceso a internet o la inexperiencia de los maestros en el uso de contenidos digitales, se ha vuelto una barrera para que los niños puedan aprender a través de la tecnología.

Pero, ¿cómo llevar tecnología para educar en los lugares de más difícil acceso? Esta pregunta la respondió la Smart School de Samsung con su proyecto ‘Nómada’, un aula viajera que lleva contenidos digitales y dispositivos tecnológicos en una cápsula a los lugares más apartados del país. Una tarea nada fácil en la geografía colombiana. Por esta razón, trabajan de la mano con diferentes fundaciones que alrededor del territorio suman esfuerzos para mejorar la educación de niños y jóvenes y fomentar su acceso a nuevas tecnologías. 

El proyecto inició hace tres años y ha visitado regiones apartadas en el Amazonas y Sucre. En esta oportunidad pudimos acompañar a Nómada en una de las expediciones al municipio de Cucunubá, Cundinamarca, que está muy cerca de la capital del país, tiene escuelas rurales muy apartadas en las que el acceso a tecnología es muy restringido.

La fundación Compartir, reconocida por su premio anual a los maestros, fue la encargada de abrir el espacio en la población. En el siguiente video les mostramos como se vive la experiencia de Nómada, en la que educar con tecnología se vuelve un aporte fundamental para el aprendizaje de los niños y jóvenes del país. 

Imágenes: ENTER.CO.

Katherin Alfonso

Katherin Alfonso

Comunicadora Social de la Pontificia Universidad Javeriana, amante de la cámara y consumidora acérrima de entretenimiento.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos