Sandra Castro Pinzón: Tan Grande y Jugando (e inspirando)

'Tan Grande y Jugando' es la muestra de porqué necesitamos hablar más del derecho de jugar, en especial en el caso de las niñas y mujeres.

Especial mujeres IT - febrero 2021

Todo comenzó con esa tía ‘chapada a la antigua’.

Es una figura que reconocemos, en especial aquellos que hoy tenemos una colección de consolas en la habitación, un set de cartas de ‘Yugi-Oh!’ apiladas en algún mueble o alguna figura de War Hammer como trofeo en nuestra repisa. El o la familiar que parece obsesionada por ocultar su anacronismo con una sincera preocupación. Que no entiende como un adulto que tiene un título profesional (con un diploma junto al poster de su videojuego favorito), que paga recibos, que vive con su pareja en su apartamento; como esta persona todavía sigue emocionándose cuando logra ese salto perfecto en ‘Crash Bandicoot’. Es incluso posible que ustedes hubieran escuchado la misma frase que Sandra Castro Pinzón escuchó años atrás:

“¿Usted tan grande y jugando?”.

Para muchos esta acusación terminaría en un suspiro profundo y la promesa de que la próxima navidad es mejor pasarla en casa. Para Sandra se convirtió en la chispa de un proyecto único: ‘Tan Grande y Jugando’. Se trata de una organización que busca impulsar y promover el desarrollo de videojuegos en Colombia y que, hoy, se ha convertido en uno de los hubs más importantes para difundir este tipo de proyectos en el país.

Batman y Bruce Wayne: la esencia de Tan Grande y Jugando

Sandra el año pasado recibió un reconocimiento por su trabajo en ‘Tan Grande y Jugando’, en los ‘Globant Awards 2020: Women that Build Edition’, una serie de premios que buscan reconocer los logro e historias de mujeres que tienen un impacto en el mundo de la industria de la tecnología y comunicación. La categoría que ganó fue Game Changer, que buscaba reconocer mujeres sin formación en un campo STEM (siglas en inglés que se traducen a ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) que hubieran impactado la industria TIC.

El perfil de Sandra Castro se ajusta a la perfección con esta descripción. De hecho, ella asegura que muchos la ven como una especie de ‘Batman’. No en el sentido de que se vista como murciélago en las noches para luchar contra el mal o que tenga una fortuna heredada, sino en la suerte de ‘doble vida’ que lleva. Sandra por un lado es una de las voceras en nuestro país que busca fomentar la industria de videojuegos, pero también está la ‘otra Sandra’, que es Master en comunicación política, que habla de los derechos humanos y temas de advocacy.

‘Tan Grande y Jugando’ es el reflejo de esta ‘fusión’ de Batman y Bruce Wayne. La realización de una lucha vocal por los derechos humanos (el derecho a jugar), mezclada por este interés por hacer visibles las historias de los desarrolladores que se están abriendo camino en el país.

De hecho, para Sandra parte de la virtud que tiene ‘Tan Grande y Jugando’ dentro de la narrativa de los videojuegos en el país, es que cambia el discurso que se ha mantenido de este tipo de mensajes. Mientras que los medios tradicionales se han dedicado a invitar a las personas a consumir consolas o videojuegos, su proyecto le da una vuelta al mensaje y les dice “tú tienes el poder de crear estas historias’.

Jugar puede ser un privilegio

Pero aunque este incidente es la anécdota con la que suele iniciar a contar la historia Sandra, reconoce que ‘Tan Grande y Jugando’ no pudo haber nacido si no fuera por las condiciones de su hogar. En vez de enojarse por el hecho de que alguien, quizás con la ignorancia inocente que acompaña cualquier crítica a jugar, reconoció que la razón por la que ella entendía mejor que otras personas las dinámicas de tomar un control y prender una consola estaban en la misma manera en la que el jugar había sido parte de su infancia.

“En mi casa siempre hubo la defensa de jugar. Es un derecho de los niños, uno fundamental. Pero, ¿realmente si lo usamos? La realidad es que no. Entregamos un celular, un jugué y los mandamos a la esquina a que ‘no molesten’.

“Cuando hablas de desarrollo de software los videojuegos están en un limbo súper extraño. Porque incluso hay motores en los que necesitas realmente programación. ¿Eres tecnología o eres consumo? Lo que no consideramos es que en luego siempre hay aprendizaje. Hay una diferencia en cómo funciona la edición. El colegio califica. Si perdiste un test, perdiste el año. Sin embargo en los videojuegos tú vas subiendo de nivel, pero es una evolución a tu nivel. Quizás una de las pantallas más importantes de todo videojuego es la de ‘Game over: Try Again’ (‘Fin del juego: inténtalo de nuevo). Es una posibilidad de retomar el ritmo y aprender de en qué punto se falló”.

Desarrollas juegos como mujer

No es secreto que el mundo de los videojuegos, incluso hoy, tiene problemas de representación. Por un lado, está la cultura dentro del consumo de los mismos. Incluso cuando hoy video jugadoras se han hecho un renombre por su habilidad y creado enormes comunidades en plataformas como Twitch, la actitud frente a las mujeres que han conseguido destacar en estos campos es que sus méritos son diferentes a los de los hombres. Los espacios en línea siguen llenos de misoginia o de comentarios aparentemente inocentes, como que alguien ‘juega como una niña’, pero que esconden un significado más profundo: todavía creemos que las mujeres ‘juegan’ mal.

La pregunta, entonces, es ¿cómo desarrollan las mujeres? Sandra, como fundadora de ‘Tan Grande y Jugando, ha tenido la posición de ver esta experiencia desde una posición privilegiada. No como desarrolladora, sino como una periodista. Esto significa que las personas no solo están más predispuestas a compartir lo que saben, sino también sus experiencias. Es una pregunta importante, pues en los Estados Unidos se calcula que el 26% de la industria de desarrollo de videojuegos son mujeres. Puede parecer una taza baja, pero es enorme si luego se compara con el menos del 5% de la industria de videojuegos.

Te puede interesar: ¿Qué son las comunidades DEV? ¿Cuáles hay en Colombia?

“La industria de los videojuegos en Colombia es muy abierta. Es una que está dispuesta a compartirte información. Que quiere que la conozcas. Porque necesitamos que existan más empresas. Más talento. Más universidades aliadas. Que la gente tenga muy claro desde pequeños que quieran desarrollar videojuegos”

Pero, contrario a lo que se cree, no se trata de un ‘techo de cristal’ creado por las desarrolladoras, sino de una falla en llamar a la vocación a más mujeres a la carrera del desarrollo de los videojuegos. “Las mujeres se enteran mucho después que quieren desarrollar videojuegos. La mayoría de personas determina qué quiere hacer a los 12. Esto es porque ocurre algo en tu vida que te impulsa a seguir este propósito. Pero en el caso del desarrollo de los videojuegos, las mujeres no suelen tomar esta decisión hasta la universidad. Revisando y hablando con estas mujeres descubrí que aquellas que habían tomado interés por la creación de videojuegos eran aquellas que, como yo, habían crecido en un hogar en el que se les respetaba el derecho al juego”.

Para Sandra este punto es vital en la manera en la que podemos impulsar e invitar a una próxima generación de mujeres a ser desarrolladoras de videojuegos. Tradicionalmente es a los hombres a quienes más se defiende el derecho al juego. Y cuando se le defiende a una mujer, es otro hombre (no la madre o hermana) la que entra a intervenir. Esto es importante, pues es en la experimentación del colegio y especialmente antes de entrar a la universidad que una mujer puede definir cómo quiere entrar al desarrollo de videojuegos.

Te puede interesar: ¿Quieres desarrollar juegos? Únete al Global Game Jam Online

Sandra, por ejemplo, ha sido una de las personas que más ha buscado crear estos espacios a través de eventos como el ‘Women ‘s Game Jam’. Se trata de una hackaton de desarrollo de videojuegos, en este caso dirigida a mujeres, que busca atraer desarrolladoras novatas o expertas para crear juegos innovadores y creativos alrededor de una misma temática y presentarlos a los demás participantes y a la comunidad. La edición más reciente de este evento se realizó el pasado 27 de enero.

Imágenes: archivo ENTER.CO

Este contenido es patrocinado por Media Commerce, «Media Commerce es el sueño de un  grupo de profesionales quienes tenían una misma visión: desarrollar un operador de telecomunicaciones diferente, con una alta capilaridad, costos asequibles al sector corporativo y con una red con tecnología de punta, teniendo como soporte la fibra óptica como medio de transmisión. Tras 14 años de crecimiento, Media Commerce hoy es una telco multilatina con presencia en Colombia, Perú y Ecuador, con un amplio portafolio de soluciones digitales que van desde servicios de nube, herramientas colaborativas y seguridad informática, que convierten a esta empresa en ese aliado estratégico con el que siempre se desea contar.» 

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos