Mujeres rompiendo el techo de cristal en Colombia

Techo cristal febrero 2021

Especial mujeres IT - febrero 2021

El techo de cristal es una metáfora que existe para explicar la limitación que existe en el ascenso laboral en las empresas en todo el mundo en diferentes grupos demográficos. Por ejemplo, para explicar las bajas cifras de mujeres en posiciones de poder; similar sucede con las personas que hacen parte de minorías. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, antes de la pandemia, las mujeres representaban el 15, 6 por ciento del desempleo; mientras que en los hombres era del 9 por ciento. Sabemos por diferentes estudios que las mujeres ocupadas durante la cuarentena y en la actual realidad paso de 9,2 a 6,7 millones.

Es decir que la ocupación de las mujeres disminuyó un 27 por ciento; mientras que la de los hombres fue de un 18 por ciento, según el Dane. Así mismo, las mujeres pasaron a trabajar a los hogares y a tener responsabilidades extras y la obligación de realizar múltiples tareas durante la cuarentena.

Pero el techo de cristal no solo está en las grandes corporaciones. Esta metáfora puede ser utilizada inclusive en pequeñas empresas donde el género puede tener importancia al momento de considerar el ascenso de un empleado. Por lo que aprender a reconocerlos y destruirlos puede ser una tarea difícil. Son invisibles y muy pocas aprendemos a verlos, menos toman iniciativa para pasarlos y un número aún menor logra romperlo y ascender con éxito. Pensado en esto, y como parte de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, en ENTER.CO queremos presentarles seis perfiles de mujeres colombianas que rompieron este techo.

Además, le han apostado a ser tutoras, modelos a seguir y algunas de ellas trabajan desde su empresa u organizaciones para ayudar a las mujeres que quieren dar ese salto.

Diana Chávez Varela, directora Ejecutiva del Centro Regional del Sector Privado en apoyo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas: 

Mujeres techo de cristal

Diana Chávez Varela (DCV) fue la primera mujer en vicepresidir la junta directiva de Unitar a nivel global. Adicionalmente, he sido la única mujer en presidir el Foro de Empresas y Derechos Humanos de Nacionales Unidas que se realiza cada año en Ginebra. En Colombia, ha identificado tendencias globales en materia de sostenibilidad, debida diligencia en derechos humanos y he liderado procesos multilaterales que han involucrado al sector privado en los objetivos de desarrollo sostenible.

ENTER.CO ¿Alguna vez sentiste que existía ese techo de cristal? ¿Cuáles fueron las estrategias para superarlo?

DCV: El techo de cristal existe, sobre todo en América Latina. Siempre he tenido mentores extraordinarios que se han tomado el tiempo para recordar la importancia de la dedicación para alcanzar lo que pudiera parecer imposible.

ENTER.CO: ¿Cómo podemos ayudar para que más mujeres rompan el techo de cristal?

DCV: A través de un liderazgo solidario, empático: dándose el tiempo para acompañar a otras mujeres en su crecimiento profesional, sin importar su edad, estado civil o color de piel.

ENTER.CO: ¿Qué roles de género en los espacios de trabajo aún persisten y cómo pueden evaluarse para cambiarlos?

DCV: La ciencia, tecnología, matemáticas, ingeniería (STEM) aún son dominados por hombres, la educación es clave para cerrar esta brecha.

Claudia Jimenez, gerente general de Media Commerce

Claudia Jimenez - techo de cristal

Claudia Jimenez (CJ) estudió una carrera predominada por hombres: Tecnología Eléctrica y fue la primera mujer en trabajar en el área técnica en la Hidroeléctrica de Rio Prado en Tolima. Su cargo era jefe de mantenimiento Eléctrica. Hoy Claudia es gerente general de Media Commerce un operador de telecomunicaciones diferente, con una alta capilaridad, costos asequibles al sector corporativo y con una red con tecnología de punta.

Encontrar una mujer como gerente general de una compañía de tecnología y telecomunicaciones es raro; este espacio aún es dominado por hombres.

ENTER.CO ¿Alguna vez sentiste que existía ese techo de cristal? ¿Cuáles fueron las estrategias para superarlo?

CJ: Muchas veces, diría cientos de veces. Las tipifico en techos externos y techos internos. Externos cuando otros te dicen que no eres capaz, o que en silencio esperan que te equivoques. En esos casos me despojo del concepto que ellos tienen de mí, y me aferro al concepto que yo tengo de mí y es «tal vez no sé cómo hacerlo, pero puedo aprenderlo y soy capaz de hacerlo».

También te puede interesar: Guía de regalos para la mujer emprendedora.

Los techos internos los identificó como los temores que uno deja que se apoderen de uno. Por ejemplo, lo desconocido, lo difícil, el qué dirán, la zona de confort y empiezas a darte excusas, a procrastinar, o simplemente evitar. Es allí donde generar un ejercicio constante de autoevaluarte con amor, nos puede llevar a darnos cuenta o generar conciencia de estos comportamientos y nuevamente aferrarnos a nuestra identidad.

Otra estrategia que considero vital es desarrollar la capacidad de visionar o de soñar y pensar y sentir que todo es posible, Esa fuerza de creer en que todo es posible siempre te llevara por un camino donde lo más seguro es que lo conseguirás. Dios y el Universo se encargará que así sea.

ENTER.CO: ¿Cuáles son los retos para crecer profesionalmente en un sector predominantemente masculino? 

CJ: Personalmente considero que el mayor reto está en no pensar que esto es una carrera entre hombres y mujeres. Se trata de entender que en la mayoría de los casos está en liderarme a mí misma; en trabajar en esas creencias limitantes que tenemos. ¿Necesitamos conocimientos técnicos? Estudiemos más. ¿Necesitamos experiencia?  Entonces trabajemos más. ¿Me siento insegura?  nos toca trabajar en nuestra autoestima, en aumentar el valor que tenemos de nosotras mismas.  Nos toca creer y sentir que somos capaces de lograr eso que queremos.

Debemos desarrollar la habilidad de soñar y ver que queremos de nosotras en un futuro y que queremos del área o de la empresa en la que laboramos y debemos desarrollar la habilidad de colocar un sello propio a todo lo hagamos

ENTER.CO: ¿Hay estrategias laborales en tu actual empresa para crear oportunidades de superación equitativas entre hombres y mujeres?

CJ: Considero que la mejor estrategia que puede existir es no hacer la diferenciación. Abrir las oportunidades a ambos sexos y que sean sus aptitudes, actitudes y conocimientos los que prevalezcan para acceder a una posición.

ENTER.CO: ¿Cuál es el consejo que le das a las mujeres que están tratando de romper ese techo de cristal? 

CJ: Que la persistencia, la fe en Dios y la convicción en si mismas es lo único que marcara la diferencia. Por eso, considero que debemos aprender a identificar las creencias limitantes como los techos de cristal y tan solo con identificarlos y tener conciencia que existes, estamos aportando a nuestro proceso de crecimiento.

Solo con elevar nuestro nivel de conciencia e identificar los techos de cristal, solo con eso, empiezan a tener menos valor y irse desmoronando. Debemos identificarlos y de manera intencional armar un plan para ir destruyendo cada uno. Mi consejo es que toda mujer debería tener un mentor que le ayude en ese proceso.

ENTER.CO: ¿Cómo se beneficia una sociedad sin techos de cristal?

CJ: Creo que los beneficios son inmensos. Personas sin límites darían lo mejor de sí hacia otras, para las empresas y para sí mismas.

Tengo la seguridad de que habrá más productividad, más calidad, más profesionales valorados, más personas satisfechas y con esto más crecimiento de las empresas. Se trata de una cadena que impactará la economía de una región e, inclusive, para todo el país.

Marcela Carrasco, presidente de la División Andina de MastercardMarcela Carrasco

Marcela Carrasco (MC) se desempaña como presidente de la División Andina de Mastercard desde enero del 2019. Con anterioridad, se desempeñó como gerente general de Mastercard para Colombia y Ecuador por once años consecutivos. Es administradora de empresas de la Universidad de los Andes y cuenta con estudios superiores de gerencia en el INALDE Business School y de mercadeo en la Universidad de Berkeley.

Como presidente de la División Andina en Mastercard y responsable de las estrategias de negocio de Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Surinam, Perú y Venezuela constantemente promueve la creación y adopción de nuevas soluciones de pago que sean seguras, confiables y fáciles de usar como el pago sin contacto que, de acuerdo con uno de los últimos estudios de Mastercard, es el método de pago preferido por el 67 % de los colombianos.

Cree fielmente en el rol de la mujer como agente de cambio en los procesos de liderazgo y crecimiento empresarial. Por eso, se desempeña como cochair de club del 30 % una iniciativa nacida en Reino Unido que busca lograr mayor representación de la mujer en las juntas directivas. Desde noviembre de 2020, Marcela promueve el funcionamiento del Club del 30 % en Colombia el cual tiene como objetivo pasar del 17 % actual al 30 % de representación femenina en las juntas directivas de Colombia para 2024.

ENTER.CO: ¿Cómo tu experiencia puede ser un ejemplo para otras mujeres que están tratando de romper ese techo de cristal?

MC: Soy fiel creyente de que se deben igualar las condiciones para hombres y mujeres. Por un lado, es muy importante creer y explorar nuestro potencial como mujeres; por el otro, encontrar actores que compartan nuestra misma visión y que apoyen la apertura de oportunidades para crear ambientes diversos con igualdad de condiciones. He sido afortunada en encontrar en el camino empresas que han promovido mi conocimiento y crecimiento profesional y aspiro a que cada vez más entidades evidencien los beneficios de permitir que las mujeres asuman cargos de responsabilidad.

ENTER.CO: ¿Hay estrategias laborales en tu actual empresa para crear oportunidades de superación equitativas entre hombres y mujeres?

MC: Estoy orgullosa de ser parte de Mastercard porque hay grandes mujeres creciendo profesionalmente y liderando equipos. La empresa cuenta con políticas que apoya los procesos de selección transparentes y equitativos, así como la promoción de espacios diversos que son integrados por hombres y mujeres. Dentro de Mastercard es posible acceder a escenarios de entrenamiento, desarrollo de talento sin distinción de género y, por supuesto, hay un respaldo en el papel que la mujer puede desempeñar en altos cargos.

ENTER.CO: ¿Qué roles de género en los espacios de trabajo aún persisten y cómo pueden evaluarse para cambiarlos?

MC: El más popular de todos y en el que estamos trabajando en Colombia es el equilibrio de géneros dentro de las juntas directivas de las empresas, dado que históricamente los hombres han tenido mayor presencia en estos escenarios. Por eso, el lanzamiento del Club del 30 % en Colombia con la intención de lograr este porcentaje de representación femenina en las juntas directivas del país.

Esta cifra es el mínimo de representación femenina necesario para mejorar resultados financieros, administrativos y humanos. Está demostrado que con una inclusión de al menos un 30 % de mujeres en juntas directivas, las empresas alcanzarían entre 8 % y 13 % de incremento en el rendimiento sobre los activos, con 25 % de mujeres en posiciones de liderazgo, generaría un incremento del 4 % sobre los retornos de los flujos de caja y del 8 % en el crecimiento en ventas. Además, de acuerdo con un estudio del Centro de Estudios de Gobierno Corporativo de CESA, aliado académico del Club del 30 % en el país, se concluyó que en las juntas directivas de Colombia solo el 17 % de los miembros son mujeres. Esto nos posiciona por encima de otros países de Latinoamérica, pero nos indica que la inclusión es un trabajo que requiere de esfuerzos continuos para obtener resultados más significativos.

Lina María Escobar, directora general y fundadora Cessabit

Lina Escobar

Lina María Escobar (LME) tiene como propósito de vida ayudar a acabar la corrupción y el fraude en la empresa privada en Colombia y América Latina. Ella fundó Cessabit hace más de siete años para cumplir esa misión y hoy es una de las firmas boutique líder en consultoría para la investigación criminal en el país.

En un mercado tradicionalmente masculino y de grandes multinacionales, Lina no solo se ha abierto camino como una de las consultoras más destacadas de su campo, sino que, como cabeza de su propia compañía, está comprometida con la formación y contratación de otras mujeres para que también ingresen a esta industria y, en sus palabras: «Juntas hacer país».

ENTER.CO: ¿Cómo inició tu carrera y cuáles eran las expectativas que tenías cuando empezaste?

LME: Mi carrera inició cuando tenía 20 años y empecé a trabajar en un Instituto que prevenía el fraude a las compañías de seguros. Estaba en la universidad. En ese momento no me imaginaba que sería empresaria y aunque pensaba que quizás algún día sería independiente. Mis expectativas en ese momento eran las comunes de tener experiencia, conocer y aprender y tener recursos adicionales para mis gastos y los de mi casa.

Poco a poco fui entendiendo y conociendo sobre este flagelo del fraude y la corrupción: cómo afecta a la sociedad, a las empresas y a nuestro país y empecé a creer en que se podía tener una mejor sociedad si entre todos rechazamos, investigamos y castigamos estas conductas. Después de seis años de trabajar como empleada en diferentes empresas locales y multinacionales del sector, circunstancias personales me llevaron a tomar la decisión de crear mi empresa y buscar hacer un nombre por mí misma.

ENTER.CO: ¿Alguna vez sentiste que existía ese techo de cristal? ¿Cuáles fueron las estrategias para superarlo?

He sentido en diversas ocasiones el techo de cristal. El ser mujer, sumado al hecho de ser una empresaria joven son barreras invisibles, que incluso las personas que las ponen no se dan cuenta que lo están haciendo.

También te puede interesar: Aumentan startups cofundadas por mujeres un 50 %

La investigación del fraude y la corrupción históricamente han estado lideradas por hombres y quizás nadie me lo ha dicho de frente, pero se nota el rechazo a las opiniones y al liderazgo de una mujer en este segmento. Cuando entras a una reunión o pasas una propuesta tiendes a recibir comentarios como: ¿Quién es tu jefe?, ¿tú cómo sabes de eso?, ¿la empresa es solo tuya, de verdad? O el clásico “No, niña”. Sin embargo, mi mejor estrategia ha sido la perseverancia y la dedicación para presentar resultados excelentes que superen los prejuicios.

También he encontrado que cuando es posible tener contrapartes mujeres en el lado de mis clientes ha sido enriquecedor y nos ayuda a tener relaciones más fluidas.

ENTER.CO: ¿Alguna vez un hombre te dijo que eras muy ambiciosa y que alguno de los cargos que has ocupado o que ocupas no era para una mujer? ¿Qué deberíamos responder las mujeres ante este tipo de estigmas?

LME: Sí, varias veces me ha pasado y es realmente ofensivo porque es desmeritar mi conocimiento por el hecho de ser mujer. Recuerdo un competidor que me dijo que “seguramente yo no podría estar casada ni tener hijos porque a una mujer, así como yo quién la iba a aguantar”.

Otros me han mandado a irme con mi esposo, me han dicho que debería estar en la casa y no en un trabajo “de varones”. Tengo la ventaja de ser una persona calmada y en esas ocasiones no los mandé a freír espárragos -como me decían cuando contaba la historia- sino que mi respuesta fue favor de los hechos y no en contra de la persona, demostrando mi conocimiento y que ante su bajeza no valía la pena engancharme.

La verdad yo invito a todas las mujeres a que nuestras respuestas se alejen de lo emocional y de lo personal y nos vayamos a los hechos, a los conocimientos. No hay que defender nada, somos mujeres y merecemos todo (al igual que lo merecen los hombres). La mejor respuesta es demostrar que sí podemos.

Claudia Varela, directora senior del Área Colombia & CAAC de Biomarin

Claudia Varela

Claudia Varela (CV) se ha convertido en referente en temas de liderazgo, empoderamiento femenino y balance de género en un sector que venía siendo liderado principalmente por hombres como es el sector farmacéutico. Es una de las creadoras de MPODERA, una iniciativa de mujeres líderes en el sector salud.

Además de ser mamá de tres adolescentes, es directora general de una compañía multinacional para la región de Centro América y Andina, y escribe una columna para la Revista Semana/Dinero Virtual desde hace cinco años.

También te puede interesar: MinTIC presenta programa de empoderamiento ‘Por TIC Mujer’

Claudia es también coach y mentora, ha sido gerente general por más de 15 años en diversas y complejas áreas de negocio en multinacionales farmacéuticas, en negocios complejos como son vacunas y enfermedades huérfanas. Esto le ha permitido entender la esencia de la diversidad y la importancia de un equipo sensible y de alto desempeño.

Fue responsable del start up de la Región Andina para una de las multinacionales de biotecnología más grandes del mundo. Logró establecer con éxito la compañía en Colombia y exceder los resultados financieros. Además, ha desarrollado una metodología de acompañamiento con un Plan Estratégico Individual para empoderarse en la planeación y consecución de los objetivos profesionales.

Organizó con Corewoman el primer Foro de Mujeres en el Mundo Empresarial 2019 y fue speaker del WEF en Cartagena en 2019 y 2020. Es miembro de varias juntas directivas y fue asesora de la Fundación Maisa Covaleda que trabaja en la defensa de mujeres maltratadas. Claudia ama el deporte y cree firmemente en que un humano funciona mejor bajo la triada alma, cuerpo y mente alineados. Finalmente, acaba de terminar su primer libro que está en proceso de edición, donde a través de modelos y de referentes académicos y entrevistas habla de la manera inteligente de navegar la Diversidad.

ENTER.CO: ¿Alguna vez sentiste que existía ese techo de cristal? ¿Cuáles fueron las estrategias para superarlo?

CV: No lo sentí iniciando en mi carrera. A medida que fui creciendo si empecé a sentir más dificultades. Cuando tuve una posición muy alta regional en una multinacional vi las dificultades que esto implicaba para poder mantenerse y dar resultados en una organización muy exigente. Entendí que tenía que fortalecer mi red de apoyo y tener mayor claridad hasta donde quería llegar.

Creo que el ambiente se vuelve mucho más competitivo en la medida que escalas y hay muchos sesgos que llevan a vivir espacios de discriminación. Yo viví situaciones difíciles, pero nunca vi nada como imposible. Entendí que mi crecimiento no dependía solo de una Empresa sino de como llevaba yo mis propósitos a volverse una realidad.

ENTER.CO: ¿Cómo podemos ayudar para que más mujeres rompan el techo de cristal?

CV: Para mi hay dos cosas muy importantes: primero, que cada mujer establezca sus propios objetivos y decida a donde quiera llegar. Segundo, generar esta cultura abierta en las organizaciones que ayuden a todos en su crecimiento de carrera por méritos.

ENTER.CO: ¿Cómo se beneficia una sociedad sin techos de cristal?

CV: Una sociedad que apoye la diversidad es una sociedad evolucionada que abraza los derechos de todos los seres humanos y permite el libre desarrollo de cada uno. Romper techos implica tener más equidad y ayuda a abolir las brechas de genero para lograr un mucho más compartido por todos con justicia y balance.

María Clara Rangel Galvis, rectora universidad El Bosque

María Rangel

María Clara Rangel (MCR) estudió odontología en la Pontificia Universidad Javeriana y después de graduarse prestó servicio social. Trabajó como monitora en el área de ortodoncia en la Universidad El Bosque, por lo que decidió especializarse en este campo en la Universidad Javeriana.

Cuando finalizó sus estudios fue profesora de ortodoncia en pregrado y posgrado y ayudó a estructurar el posgrado de ortodoncia. Posteriormente trabajó en la coordinación del posgrado de ortodoncia de la Universidad el Bosque y luego se encargó de la coordinación de todos los posgrados de la facultad de odontología en la misma universidad.

Por solicitud de los egresados fue postulada para el cargo de decana de facultad, para el cual fue elegida y fue la primera mujer en ocupar este cargo dentro de la Universidad; durante esa época hizo una especialización en gerencia y calidad en salud y una maestría en dirección universitaria, para tener herramientas administrativas y de gestión académica. Su trabajo en la decanatura fue de 12 años, en el transcurso de este tiempo asumió cargos directivos en asociaciones científicas, como la presidencia de OFEDO-UDUAL (Organización de Facultades de Odontología para América Latina y el Caribe); y también de la Asociación Colombiana de Facultades de Odontología (ACFO). Realizó su doctorado en bioética, y fue nombrada vicerrectora académica. Desde el 2018 asumió como rectora, cargos en los que ha sido la primera mujer en asumirlos en la institución, adicional a esto continúa prestando sus consultas de ortodoncia.

ENTER.CO: ¿Cómo tu experiencia puede ser un ejemplo para otras mujeres que están tratando de romper ese techo de cristal?

MCR: Con una experiencia que muestra el crecimiento personal y profesional con muchos retos a lo largo de la vida y esos retos han sido precisamente por la discriminación de género, el mensaje que yo les puedo dar es que las mujeres podemos y tenemos la capacidad de cumplir con múltiples funciones.

Es muy importante que no solo por el hecho de ser mujeres, debemos prepararnos, es verdad que nos va a costar el doble de trabajo, tener los logros que tienen los hombres y ojalá eso cambie pronto y no sea así. Definitivamente teniendo capacidades para formarse y para demostrar que podemos desarrollar las mismas funciones de los hombres y que quizá lo podemos hacer de una mejor manera, porque tenemos además esa sensibilidad dentro de nosotras y ese sentido del cuidado de la protección del otro: además de potenciar las habilidades de los demás.  Al ser madre estamos formado y podemos apoyar a aquellas personas que consideramos que tienen las capacidades para crecer profesionalmente.

Hoy dicen que no debemos hablar del término de empoderar a las mujeres, pero existe esa posibilidad de dar aliento, fortaleza y ayudar a prepararnos para asumir cargos de liderazgo.

ENTER.CO: ¿Alguna vez te han dicho que para ser exitosa profesionalmente debes rendirte en la vida persona o viceversa?

MCR: Claro, me lo quisieron hacer creer con sentimientos de culpa y de capacidades, pero mi persistencia y fe en que todo se puede me permitieron salir adelante hasta el momento y sacar adelante a mis hijos profesionales y con formación posgradual.

En diferentes etapas de mi formación académica y profesional he recibido comentarios machistas, como cuando quedé embarazada y estaba realizando mi especialización: “Vamos a tener la primera estudiante en graduarse en cuatro años, y no en tres que es la duración del posgrado”; tratando de decirme que no iba a ser capaz de lograrlo por estar embarazada. Me dijeron que mejor me retirará, pero les demostré a todos que podía y terminé el posgrado en el tiempo establecido y me organicé de la mejor manera posible para no descuidar ninguna de mis responsabilidades y demostrar que podía ser exitosa en lo que me propusiera.

Nunca dejé de trabajar, solo durante la licencia de maternidad.

ENTER.CO: ¿Cómo se beneficia una sociedad sin techos de cristal?

MCR: La sociedad está conformada por hombres y mujeres que pueden trabajar en equipo reconociendo las virtudes y capacidades de cada cual, eliminando brechas y barreras de acceso a los espacios directivos con iguales oportunidades de liderazgo. Somos más mujeres en el mundo que hombres, si existieran más espacios para un mejor desempeño o para desarrollar liderazgos, podemos sacar adelante la sociedad y así generar un mayor desarrollo.

Este contenido es patrocinado por Media Commerce, «Media Commerce es el sueño de un  grupo de profesionales quienes tenían una misma visión: desarrollar un operador de telecomunicaciones diferente, con una alta capilaridad, costos asequibles al sector corporativo y con una red con tecnología de punta, teniendo como soporte la fibra óptica como medio de transmisión. Tras 14 años de crecimiento, Media Commerce hoy es una telco multilatina con presencia en Colombia, Perú y Ecuador, con un amplio portafolio de soluciones digitales que van desde servicios de nube, herramientas colaborativas y seguridad informática, que convierten a esta empresa en ese aliado estratégico con el que siempre se desea contar.» 

Imágenes: Archivo personal y Freepik.

Diana Arias

Diana Arias

Soy comunicadora social de la Pontificia Universidad Javeriana, con énfasis en Producción multimedia y Periodismo, y Lingüista de la Universidad Nacional. Actualmente, estoy haciendo la especialización en economía de la Javeriana.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos