Errores comunes al emprender con una empresa de base tecnológica

Pedro Freire, CEO de Mercadoni, habló con ENTER.CO sobre la evolución de esta empresa de base tecnológica.
Pedro Freire, CEO de Mercadoni, habló con ENTER.CO sobre la evolución de esta empresa de base tecnológica.

El listado de ‘tareas por hacer’ de inicio de año podría incluir la creación de una empresa de base tecnológica. Por eso, durante estos días les hemos brindado información sobre formalización de empresas e incubadoras de empresas de base tecnológica que podría ayudarlos a tomar la valiente decisión de emprender.

En esta oportunidad, quisimos consultar a una empresa de base tecnológica que atravesó la etapa de ser un incubado y lanzar su producto al mercado. Se trata de Mercadoni, una aplicación que te permite hacer mercado desde cualquier lugar en donde te encuentres. Tu solo debes seleccionar los productos que necesitas y Mercadoni se encarga de llevarlos a tu casa.

Conversamos con Pedro Freire, CEO de Mercadoni, sobre los errores comunes al emprender con una empresa de base tecnológica y esto fue lo que nos dijo:

ENTER.CO: ¿Que razones los motivaron a crear Mercadoni? ¿En qué año se creó?

Pedro Freire: Creamos Mercadoni a finales del 2015. Nos dimos cuenta que las familias en Latinoamérica estaban gastando entre tres y cuatro horas a la semana haciendo compras de mercado, y que de la misma manera que se podía pedir una pizza a domicilio o un taxi, por qué no crear la posibilidad de que puedas recibir tu mercado en menos de una hora. A partir de esta pregunta -y con esta visión- empezamos a pensar en cómo podíamos conectar todas las tiendas y supermercados físicos de una manera fácil y sencilla a una plataforma digital, y fue aquí cuando nació lo que ahora conocemos como Mercadoni. Al final del día lo que estamos haciendo es regresándole a las personas esas tres o cuatro horas semanales; y si usan el servicio todo el tiempo, pueden estar ahorrando más de un año de vida. Creo que poderle devolver un año de vida a la gente es algo que nos apasiona para mejorar.

¿Qué perfiles requiere una empresa de base tecnológica?

PF: Depende mucho del modelo que se esté buscando. En Mercadoni todo es tecnología, los algoritmos y los datos que recolectamos para poder entregar lo más rápido posible el mercado y brindar un mejor servicio al cliente nos lleva a pensar claramente en más de cinco personas. Aunque esto es muy importante, cuando empezamos, lo hicimos con un equipo de apenas tres personas y a hoy -después de un año- es 20 veces más grande que el equipo inicial con el que se arrancó. La verdad, en nuestro caso preferimos tener pocas personas, pero que estas personas sean las mejores.

Típicamente, para realizar una contratación para el equipo de desarrollo del producto, llevamos a cabo más de 100 entrevistas. Ahora, en nuestro equipo tenemos graduados de las mejores universidades del mundo, talento local e internacional, y algunos que han trabajado para las mayores empresas tecnológicas del mundo.

La experiencia es importante en el mediano plazo cuando la empresa ya sea más grande. Pero al principio, perfiles con menos experiencia logran ser más creativos y proponen ideas aparentemente imposibles, por las cuales luchan para hacerlas realidad; el éxito para tener una empresa de base tecnológica es precisamente este, proponer y arriesgar  siempre y cuando no se pierda la visión de a dónde quieres llegar

¿Cómo supieron que su idea de negocio tendría éxito en el mercado?

PF: No sabíamos. Incluso pensamos que la oportunidad era baja, pero estábamos obsesionados con poder generarle a nuestros nuestros usuarios la mejor experiencia del mundo y -la verdad- nunca tuvimos un plan B. Apostamos el todo por el todo a la que idea funcionaba y funcionó.

¿Cuántas pruebas (test) tuvieron que realizar para lanzar el producto al mercado?

PF: Nunca hicimos pruebas antes de lanzar Mercadoni. Siempre creímos que la mejor manera de aprender era lanzar lo más rápido posible y observar cómo iba a responder el mercado. Somos rápidos iterando, hacemos ajustes todo el tiempo, y si algo no funciona reaccionamos rápidamente para solucionar cualquier cosa que se nos vaya presentando; y si es necesario lo paramos prontamente. Lo bueno también es que si algo funciona lo escalamos con velocidad en beneficio siempre del cliente.

¿Qué tipo de mentores se requieren para sacar adelante la idea de negocio?

PF: Yo siempre he buscado mentores que han construido algo antes, algo que me inspire. Mentores que se dicen mentores solo en la teoría para mi no existen. Si volvemos atrás, cuando eres más pequeño tienes a la familia, después a los profesores y cuando empiezas a trabajar a un líder que te guía y te ayuda.

Construir una empresa es un reto muy solitaria, no tienes a nadie, muchas veces la gran mayoría de tus amigos, la familia y las personas a tu alrededor ni siquiera creen en tu idea de negocio, por eso es necesario tener un mentor inspirador que sientas que te está apoyando, y que cuente con la experiencia para que puedas salir fácil de los obstáculos que se te atraviesan en el camino. Este tipo de mentor es muy útil porque va más allá de los conocimientos empresariales de mercadeo o ventas, es muy importante para tener alguna estabilidad a través de tu aventura.

¿Qué habilidades o aptitudes consideran que son indispensables en un emprendedor que decide desarrollar una idea de negocio base tecnológica?

PF: No son habilidades muy diferentes a las que se consideran indespensables para desarrollar una idea de negocio en otro sector. Estamos hablando de:

– Persistencia: yo lo defino como la capacidad para recibir un «no» todos los días, y nunca desistir. Hubo varios momentos en los que se que muchas personas hubieron desistido de Mercadoni, pero nunca lo consideramos. Es necesario tener un nivel de obsesión ‘casi loca’ y de persistencia, sin importar la dificultad, para lograrlo.

– Capacidad para crear el mejor equipo: un emprendedor o un equipo de emprendedores no son exitosos solos. Contratamos personas mejores que nosotros y creamos los incentivos necesarios para que sean parte de Mercadoni al largo plazo, además de crear una cultura con valores muy fuertes. Fuimos atrás y vimos cómo se construía una cultura en las familias. Esto se da porque se comparten valores y esto genera una cultura. En Mercadoni hicimos lo mismo, no tomamos ninguna decisión sin que antes verifiquemos que esta sí es afín a nuestros valores. Los valores son un documento sagrado para nosotros.

– Tomar riesgos y soñar en grande: es decir, asumir los riesgos que otros no tomarían, eso es lo que yo hago. Yo los tomo y eso apalanca mi equipo. Soñamos juntos y soñamos en grande, porque soñar pequeño requiere el mismo esfuerzo, pero para que se materialicen cosas pequeñas y que no trascenderán en el tiempo.

Desde el punto de vista económico ¿cuál es el presupuesto mínimo que se necesita para arrancar? ¿O no hay un ‘mínimo’?

PF: No hay un mínimo. Hoy en día es muy barato arrancar una empresa de base tecnológica. Antes era muy costoso, por eso es que hay tantos emprendedores jovenes sin capital con bastante tracción inicial. No arrancar con un servicio o un producto de base tecnológica nunca puede tener como excusa el costo. Si lo quieres sacar adelante, lo haces. Ganar a escala y obtener masa crítica ya es más complicado, y para eso sí necesitas de inversión, pero esta es la etapa siguiente al desarrollo de la idea.

En términos de tiempo ¿cuántos años se requieren para llegar a un ‘punto de equilibrio’?

PF: Depende del modelo. Una empresa de ecommerce puede necesitar de siete a ocho años y una empresa de servicios puede nacer y vivir siempre sin pérdidas económicas. Los ejemplos son muchos. Todo depende del objetivo, es decir, si lo que quieres es crear una empresa muy grande a la cual le tomara varios años llegar al punto de equilibrio o si más bien prefieres  hacer algo más pequeño, pero que se auto-sostiene rápidamente.

¿Cuáles son los errores más comunes al montar una empresa de base tecnológica?

PF: No lo llamaría errores, sino más bien oportunidades de mejora que cualquier emprendedor tiene que llegar a hacer algún día:

– Tomarse mucho tiempo en lanzar su producto: Si solo esperas y le das ‘largas’ a tu idea porque quieres tener un producto totalmente perfecto, posiblemente cuando encuentres la perfección ya otra persona se adelantó o ya no es innovadora la idea.

– Tener poco enfoque: Una empresa tecnológica es fundamentalmente igual a un negocio de hace ya 100 años. Por eso, lo importante es enfocarse en hacer una cosa muy bien y no intentar hacer todo al mismo tiempo. A veces quieres que una idea haga miles de funciones y por esto -al final- no logras nada. Lo que se debe hacer es tener enfoque en una idea o función, y que ‘esa cosa’ sea la más relevante y sin la que tu empresa no puede sobrevivir. Es la idea que no puede ser copiada.

– Ser lento en adaptarse o desarrollar ideas: Aprendimos que para ser el mejor, mientras los demas duermen, nosotros en Mercadoni muchas veces trabajamos. Además, tenemos que ser muy rápidos a la hora de probar nuevas cosas y entender qué es lo que funciona y no funciona.

Imagen: Pixabay, Mercadoni.

Ana María Luzardo

Ana María Luzardo

Nunca me imaginé escribiendo sobre tecnología, ya que mi vida transcurría entre textos de sociología y política, caminatas a las montañas del Quindío y danzas afro. Sin embargo, amo la multiculturalidad y -debido a que no hay nada más entretenido, colorido y diverso que la relación del ser humano con la tecnología- qué mejor lugar para percibir y vivir esa diversidad que ENTER.CO. Soy comunicadora social-periodista de la Universidad del Quindío.

View all posts

1 comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Colombia tiene muchos problemas, como todos los países. Pero definitivamente yo pienso qué la comunicación social (periodismo) es el mayor catalizador de nuestros problemas. Yo hace años dejé de ver noticias, y es por ésto, los que comunican de manera profesional y hablo por tenér un título academico avalado oficialmente, son pésimos. El título de ésta columna, artículo, publireportaje, que sé yo, NO TIENE ABSOLUTAMENTE NADA QUE VER CON EL ESCRITO ÉSTE. No hay un ítem 1 o 2 y menos un quinto error nombrado. Así somos de pésimos para informar.

Archivos