¿Cómo conectarse a una red wifi pública de forma segura y sin riesgos?

Si eres uno de los que se quedó sin datos en la calle o en algún establecimiento comercial y decide conectarse a una red Wifi abierta, mucho cuidado porque esto podría significar un riesgo para tus datos.

Sí, conectarse a una red abierta puede ser una puerta para los cibercriminales y para riesgos como el robo de información, fraudes financieros, malware, phishing, etc.

Edwin Pardo, cofundador de Datawifi, una startup colombiana, explica que “algo que suele ocurrir y ocasiona un gran inconveniente tanto para las empresas como para los usuarios de a pie es el acceso a sitios maliciosos por medio de estás conexiones. Ya que por lo general hay espacios en la web que cuentan con malwares los cuales terminan explotando la vulnerabilidad de nuestros equipos”.

Top 5 de riesgos al conectarse a una red Wifi pública

1.Descarga involuntaria de malware: el malware es un tipo de software malicioso diseñado para infiltrarse en los dispositivos sin que los usuarios puedan notarlo.

Existen diferentes tipos de malware como los troyanos, los gusanos, el spyware, el adware y el ransomware, cada uno de ellos tiene objetivos específicos.

Estos softwares se instalan de forma involuntaria tras el acceso a páginas de internet que acostumbran almacenar estos archivos maliciosos.

2. “Hombre en el medio”: este es uno de las tácticas más comunes. Ocurre cuando un cibercriminal logra «colarse» en las comunicaciones que hay entre un ordenador o móvil y el otro extremo de esas transferencias de datos.

Eso le permite leer y ver todo lo que se lleva a cabo en ese tiempo de conexión: páginas web a las que se ingresa, qué documentos se envían e información privada como fotos, videos o contraseñas personales.

También puedes leer: Red wifi deshabilita la conexión de iPhone

3.Phishing: con esto los ciberdelincuentes falsifican la presencia de una marca ya sea en sitios web o en el envío de correos electrónicos que tienen la apariencia de proceder de fuentes de confianza.

Por ejemplo, bancos, compañías de energía, telefonía etc.), pero que en realidad lo que buscan es manipular a los usuarios para robarles su información personal.

4. Robo de datos almacenados en nuestros equipos: al formar parte de una red pública en la que existen otros usuarios conectados los dispositivos están expuestos y visibles a los demás usuarios.

Por lo tanto, algunos logran observar datos fundamentales como contraseñas, cuentas de correo electrónico, redes sociales y demás aplicaciones que requieran de estas para establecer la conexión.

5.Acceso a contenidos sensibles: muchas veces estas redes abiertas son utilizadas para acceder a sitios que muestran material inapropiado ya que algunos usuarios suelen pensar que  pueden tener una mayor privacidad, pero lo que no tienen presente es que estas webs tienen mayores consecuencias y promueven otras problemáticas.

Por eso si necesitas conectarte a una red WiFi pública, trata de no realizar actividades básicas como ingresar contraseñas de ningún servicio, enviar datos personales o hacer transacciones bancarias.

Otra opción segura son los programas que ayudan a bloquear contenidos web e incluso a millones de sitios inseguros reconocidos en el mundo digital por poseer phishing o malware, entre ellos ‘Zonas de Teletrabajo Seguras’ o ‘Smart Filter’ desarrolladas por Datawifi.

Imagen: Pexels

Karen Ortiz

Karen Ortiz

Periodista con énfasis en Opinión Pública graduada de la Universidad del Rosario con experiencia y conocimientos en redacción, edición y producción. Bailarina en los tiempos libres y apasionada por las buenas historias.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos