Con Rooms, Facebook le abre la puerta al anonimato

Rooms el nuevo 'antiFacebook' de Facebook.
Rooms el nuevo 'antiFacebook' de Facebook.
Rooms el nuevo ‘antiFacebook’ de Facebook.

Después del furor viene el cansancio. Antes todo el mundo soñaba con ser famoso en redes sociales como Facebook. Sin embargo, ahora que han sucedido tantos escándalos con respecto a la privacidad de los usuarios, muchos quieren simplemente ser anónimos. Por esta razón, se han creado aplicaciones como Ello o Snapchat.

Incluso, ya es oficial que Facebook, la red social que volvió popular a tanta gente, realizó el lanzamiento de su aplicación Rooms, su propio ‘antiFacebook’. En ella, los usuarios pueden interactuar en una conversación sin tener que usar sus nombres reales, como informó TechCrunch. Se puede descargar en los dispositivos con iOS y está disponible en Estados Unidos, el Reino Unido y otros países de habla inglesa.

Rooms les permite discutir acerca de cualquier tema, personalizar el diseño y configurar las opciones de moderación de los foros, establecer un nombre para la conversación y escoger a quien se quiere invitar para compartir textos, fotos, videos y comentarios con los otros miembros.

Rooms no le pide al usuario que ingrese su cuenta de Facebook, y tampoco exige introducir una dirección de correo electrónico para ingresar. La aplicación emplea un sistema de código QR para realizar las invitaciones, en el que las personas toman una foto o una captura de pantalla de un código de Rooms para poder entrar. Uno de los peligros de este sistema es que los miembros inviten públicamente a otros, o publiquen la invitación sin permiso. Igualmente, si el usuario lo desea puede registrar un correo electrónico, así si pierde su teléfono o cambia de dispositivo puede recuperar su cuenta y sus conversaciones.

La aplicación les permitirá a los usuarios hablar sobre cosas que usualmente no puede compartir en su ‘News Feed’ como temas sensibles o realizar discusiones serias sobre política, cultura o ciencia. Como les habíamos contado anteriormente, Rooms fue construido por Josh Miller, propietario de la startup Branch, que fue comprada por Facebook en enero y cuyo producto principal era una plataforma para mantener conversaciones en línea de alto nivel entre equipos de trabajo por fuera del correo electrónico o las redes sociales.

La aplicación Rooms es diferente de Facebook porque no realizará recomendaciones para agregar a otras personas basándose los contactos del teléfono o por los amigos que ha agregado cada persona en esta red social. La idea es crear una propia comunidad basada en el interés personal.

Los moderadores de las conversaciones pueden restringir el acceso a cualquier persona, y se puede prohibir un dispositivo que antes haya sido aceptado en este espacio de discusión. Una de las reglas de la red social que se aplica para Rooms es que si en un foro los participantes anuncian discursos de odio, intimidan o amenazan a alguien, envían spam o fotos de desnudos o realizan algún otro comportamiento perjudicial, Facebook puede eliminar unilateralmente los mensajes, censurar a los miembros o acabar con la totalidad del foro de discusión.

Así mismo, los moderadores pueden establecer un apodo para las conversaciones, poner una imagen de fondo y seleccionar un emoji que los participantes pueden utilizar en vez del botón de ‘Like’ en las publicaciones que se realicen. Igualmente, pueden crear conversaciones para mayores de 18 años. De todos modos, el usuario debe hacer clic en la opción de ‘Yo tengo 18 años de edad para entrar’ y no se realiza ningún tipo de chequeo.

Los creadores de Rooms están aceptando solicitudes a esta dirección de correo electrónico [email protected] para que las personas creen su propia conversación. Así, buscan un mayor crecimiento de esta comunidad.

Imagen: Captura de pantalla sitio web Rooms. 

Ximena Arias

Ximena Arias

Desde pequeña, el diario El Tiempo llegaba a mi casa. Siempre sentí una curiosidad enorme por ese pliego de papel que mis tías, mi mamá y mi abuela, especialmente ella, leían apasionadamente. Luego, me atreví a crear un periódico llamado “El grito” en el Colegio Cardenal Pacelli, institución en la que finalicé mis estudios de bachillerato. Así, comenzó mi gran pasión por el periodismo y los medios de comunicación. Intenté estudiar ciencias políticas, pero creí que el tiempo no me alcanzaba para tanto. Sin embargo, continúo amando este tema tan polémico. Ahora en enter.co quiero investigar sobre las consecuencias políticas y sociales de la tecnología. También, desde pequeña, crecí con las palabras de mi abuela quien decía que había estudiado sociología para saber las razones de la pobreza y la desigualdad en Colombia. Por esto, bajo su influencia, decidí estudiar la misma carrera en la Universidad del Rosario. Aún en proceso de grado.

Ver todos los posts

4 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos