Siento un alma en busca de respuestas

Diablo
Solo buenos recuerdos…

No me acuerdo como llegó ‘Diablo’ a mi poder, pero hoy le doy gracias al señor por poner uno de los mejores juegos del mundo en mi maletín. El RPG de Blizzard fue el primero que me enseño las clases y las diferentes formas de ‘solucionar’ un mismo problema. El juego permite escoger entre un guerrero, un arquero, o un mago para derrotar el ejército de Diablo.

Blizzard creó uno de los 25 mejores videojuegos de la historia. En el especial que hicimos gracias a Panamericana puedes conocer los otros 24 títulos. Además, creamos una herramienta para que puedas organizar y decidir cuál es el mejor videojuego de la historia.

Aunque ‘Diablo’ no fue el primer juego en darle la opción al jugador de personalizar su clase, si fue uno de los que mejor lo hizo. Después, con el sistema de recompensas y oro, ir mejorando a tu héroe era una de las cosas más satisfactorias del juego. Pasar de tener una espada oxidada a tener un gran sable con su respectiva armadura es algo que no tiene precio.

La jugabilidad era bastante simple. El jugador podía mover su personaje con el ratón y ejecutar los ataques con el teclado. Sin embargo, la combinación de mazmorras, diferentes enemigos y ‘lootz’ hicieron de ‘Diablo’ un juego totalmente inolvidable.

La entrega tiene un componente que a los ojos del jugador casual puede parecen minúsculo; fue de los primeros juegos en tener una experiencia en línea fluida. Los jugadores se podían conectar por medio de línea directa, por medio del módem o gracias a la primera versión de Battle.net.

Con varios amigos duramos horas tratando de pasar el juego de la manera más eficiente, y fue la primera vez que conocí gente por internet gracias a un juego. Y en Battle.net aprendí que los juegos en línea podían tener trampillas y diferentes atajos. Yo creo que Blizzard subestimó la popularidad de la modalidad multijugador y no puso todas las medidas de seguridad necesarias para garantizar estabilidad y equilibrio. Por lo tanto, las modificaciones eran rampantes, y la clonación de poderosas armas era muy común. Fue así, con el Archangel Staff of Apocalypse, una de las herramientas más poderosas del juego, que pude pasarlo por primera vez en la dificultad más alta. Acá pueden ver su poder de destrucción.

‘Diablo’, en su época, logró crear un mundo fantástico, con personajes controlados por el PC interesantes y carismáticos. El mundo de Sanctuary y la ciudad de Tristram, lugar donde comienza el juego, realmente crean una relación con el usuario y hacen que la historia sea mejor. Después, cuando uno baja al infierno y enfrenta a Diablo, se da cuenta que está ante uno de los grandes títulos de PC. En su modo más difícil, derrotar a Diablo requiere mucho talento y tiempo, porque es necesario repetir algunas partes del juego para conseguir los mejores ítems.

Los ingenieros de Blizzard lograron juntar la música, los diferentes escenarios y una jugabilidad adictiva para darle al jugador una entrega que garantizaba muchas horas de juego. El juego incluía varios tipos de enemigos, pero no necesariamente salían todos al pasarlo una vez. Esto significaba que si lo volvías a jugar con otro personaje, seguramente te enfrentarías a unos nuevos enemigos que obligaban a crear nuevas estrategias de ataque.

Junto a esto, el modo multijugador creó una comunidad que hasta sin las trampillas se ayudaba entre sí, compartía elementos y creaba experiencias de juego divertidas. Siempre será mejor jugar con alguien más –aunque esté al otro lado del mundo– que solo frente al computador. Y es mucho mejor cuando las clases se complementan entre ellas, ya que juntar un mago con un guerrero puede ser una combinación devastadora para los esbirros de Diablo.

Imagen: Captura de Pantalla.

boton VG

Mateo Santos

Mateo Santos

En vez de un tetero, nací con un Mac Classic en mi cuarto. Esa caja con pantalla en blanco y negro fue mi primera niñera. Por ahí, también rondaba un balón de fútbol y una camiseta de Millonarios. Desde ese día, sabía que la tecnología y el fútbol iban a ser mi estrella de Belén. El primer juego que tuve en mis manos fue Dark Castle, también en un Macintosh. No me gusta la música. Soy un amante escéptico de la tecnología. Hago parte del proyecto de ENTER.CO para llenar el vacío en información de tecnología que hay en América Latina, o como dirían los enterados, en LATAM. Me gradué de Administración de Empresas en los Andes y después hice una maestría en periodismo en la Universidad Europea de Madrid.

View all posts

4 comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos