La lavadora correcta te puede ayudar a ahorrar agua y energía

Lavadora
Es un juego de capacidad y frecuencia de lavado.
Lavadora
Es un juego de capacidad y frecuencia de lavado.

No todas las lavadoras son ideales para todos los usos. Si compras una lavadora demasiado grande para tus necesidades, estarás desperdiciando espacio, agua y energía. Y si es demasiado pequeña, deberás hacer más ciclos de lavado para dejar tu ropa lista, con lo que gastarás más tiempo y más recursos.

El tamaño de una lavadora se mide por su capacidad de carga en kilogramos. Entre más capacidad de carga tenga, más grande será. Los fabricantes indican la capacidad de carga de todas las lavadoras que venden y ese es el principal dato que debes tener en cuenta a la hora de escoger una para tu hogar.

Pero no es el único. También es importante saber con qué área cuentas en la zona de lavado de tu casa o apartamento: si ésta es estrecha, no tiene mucho sentido comprar una lavadora grande. Normalmente, ese no es un problema en la mayoría de construcciones, pero nunca está de más que lo verifiques antes de irte de compras.

Ya con todo en orden, llega el momento de escoger una capacidad. Entre más capacidad, lo más probable es que la lavadora cueste más. Pero, según el caso, esto puede ser más eficiente a mediano plazo. Si tienes una familia de cinco o más personas, una lavadora de 20 kilos es tu mejor alternativa: te permitirá invertir poco tiempo en el lavado de toda la ropa, y utilizará el agua, la electricidad y los detergentes de manera más eficiente.

Una familia de hasta cuatro miembros normalmente podría satisfacer sus necesidades con una carga de 16 a 18 kg. Si son tres personas, una capacidad de 15 kg es lo ideal, y para una pareja o una persona sola, 11,5 kg ó 12 kg podrían hacer la tarea sin inconveniente.

Es un juego entre cuánta ropa tienes y cada cuánto la quieres lavar

Para hacer este cálculo, también debes tener en cuenta la frecuencia con la que lavas la ropa. Por ejemplo: una pareja que solo quiera lavar ropa dos veces al mes –y tenga suficiente ropa como para dos semanas– podría comprar una lavadora de 16 kg. Es más costosa, pero permite gastarle mucho menos tiempo y energía a esa tarea. Y, por otra parte, una lavadora más pequeña te obliga a lavar ropa con más frecuencia y a usar más recursos, pero requerir de un menor gasto inicial.

Si vas de compras, verás dos tipos de lavadoras: de carga frontal –con la puerta al frente– y de carga superior –con la puerta arriba–. Las primeras son más eficientes, usan mucho mejor el agua y mantienen la ropa en mejores condiciones, pues minimizan la fricción en el momento del lavado. Pero son más costosas, así que la decisión está entre hacer una inversión más grande al principio o  amortiguarla con el tiempo.

Samsung tiene opciones para todas las necesidades. Algunas tienen tecnología que permite tratar mejor las prendas delicadas; otras tienen ‘filtros mágicos’ que disminuyen el impacto de la mota de la ropa en el motor, y otras más se pueden controlar desde un smartphone o un reloj inteligente. Solo asegúrate de usar el detergente adecuado y ya tendrás ropa limpia cuando la necesites.

Imagen: Samsung

ENTER.CO

ENTER.CO

Somos periodistas, blogueros y personas de distintas profesiones con una enfermedad crónica en común: estamos obsesionados con la tecnología y la cultura digital y queremos contagiar a toda Latinoamérica con nuestra fiebre. Vivimos día y noche metidos en este mundo, con el único objetivo de traerles las noticias y novedades más recientes.

Ver todos los posts

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos