Cortarse los pelos de la nariz no es buena idea, según un experto

Seguramente alguna vez has visto ese pelo coquetón que se asoma de tu nariz y que te dan ganas de arrancarlo de un tirón… si no doliera tanto. Entonces, sacas tus tijeras y, ¡clash! Adiós pelo chismoso e indeseado.

Sin embargo, ese pelito, con su último aliento, se burla de ti y de la tontería que acabas de cometer al cortarlo. En realidad no era su último aliento. Él seguirá creciendo y asomándose, pero no perdamos el efecto dramático.

Según le explicó el doctor en otorrinolaringología (hasta escribirlo es difícil) de la Universidad de Nueva York Erich Voigt a Business Insider, hay dos tipos de pelos en la nariz. Los coquetos que se asoman son llamados vibrisas y los cilios microscópicos, que en realidad son estructuras celulares. El trabajo de los cilios es filtrar los mocos y moverlos a la parte de atrás de la nariz, desde donde pueden caer al estómago. O sea, por su culpa te la pasas tragando moco, aunque tu mamá te diga que no.

Lee más noticias sobre salud en este enlace.

Las vibrisas, por su lado, son la guardia suiza de la nariz. Su trabajo es evitar que grandes partículas indeseables entren a nuestro cuerpo. Si los cortas, esas partículas pueden ingresar y causar una infección que incluso puede afectar el cerebro. Voigt dice que la zona entre la nariz y la boca es un ‘triángulo de peligro’ susceptible de transmitir infecciones al cerebro.

Voigt explica que en ese triángulo, conformado por la nariz y la comisura de los labios, las mismas venas que sacan sangre de la nariz se conectan con las que sacan sangre del cerebro. O sea, los vasos sanguíneos de esa zona están directamente conectados con el cerebro y, si aparece una infección, puede causar enfermedades como meningitis o absceso cerebral, que causan inflamaciones en el cerebro y la médula espinal.

No te preocupes, oso, puedes cortarte los otros pelos

Pelos

Entonces, es mejor pensárselo dos veces antes de cortar ese molesto pelo coquetón, pero es tu decisión, como también es cortar otros pelos de tu cuerpo. Por ejemplo, no hay problema si eres hombre y te depilas esos pelos que te salen de las orejas, porque no tienen función alguna. Su crecimiento está asociado a la testosterona y solo surgen después de los 30 años, según explica National Geographic en español. 

Los vellos de tus axilas y… ahí abajo (el púbico, pues), sí tienen funcionalidad. Ok Diario explica que esos pelos te protegen del frío o el calor, así como del polvo y los rayos UV. Además, retienen o ralentizan el sudor, que también sale por ellos. Pero cortarlos no evitará que cumplan su labor. Afeitarse los de la axila, por ejemplo, no evitará que tengas ese golpe de ala… hay que seguir usando desodorante, te cortes o no los pelos, lo siento. Ah, pero los de la nariz, esos mejor no los toques, que crezcan hasta formar un lindo bigote.

Imágenes: VladimirFloyd, LarsZahnerPhotography y Diego_Cervo (vía: iStock)

Fernando Mejía

Fernando Mejía

Quise ser músico, cineasta, astronauta, científico y poeta, cuando supe que solo me alcanzaba para la última, me hice periodista en el Externado para al menos escribir de todo eso y no defraudar al niño que fui.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos