Fibra óptica: cinco tendencias tecnológicas para 2018

tendencias tecnologicas
tendencias tecnológicas
El impulso a las ciudades inteligentes es una de las tendencias tecnológicas para 2018.

Enero es un mes conocido por las predicciones que los expertos hacen sobre diversos temas. La tecnología, por ejemplo, está en la mira por la gran cantidad de avances que se presentan a diario. Y este año se está a la espera de varias novedades que den paso a la digitalización del país. 

Jhon Richard Martin, miembro del Comité Académico de Bicsi, asociación global que impulsa la comunidad de tecnologías de la información y la comunicación, hace un análisis de las cinco tendencias tecnológicas que marcarán el paso del 2018 para Colombia.

Opticalización de los centros de datos

Una de las tendencias tecnológicas se refiere al cambio del cobre por la fibra óptica. Esta está impulsada por la creciente demanda de ancho de banda para cubrir generación de contenidos.

La nube, con su altísima demanda de ancho de banda, y las compañías de todos los sectores, con procesos y tráficos que a diario se multiplican, se verán obligadas a mejorar el transporte de sus datos. La solución está en la fibra óptica que más tarde que temprano reemplazará al cable de cobre.

Edge Computing

Con la proliferación y la rápida colonización del IoT (Internet de las cosas), y el tráfico exponencial que este requiere, se genera el gran desafío para las topologías centralizadas en centros de datos porque el procesamiento y la toma de decisiones cerca de los dispositivos será cada vez más relevante.

Las grandes compañías, acostumbradas a centralizar toda su información tendrán que cambiar este concepto. Con la necesidad imperiosa de conectar dispositivos en todas partes y con más rapidez, tendrán que distribuir sus centros de datos para lograr mayor rapidez en la toma de decisiones para evitar latencias.

Consolidación de las tecnologías ópticas pasivas

Cada vez más usuarios corporativos están considerando estas soluciones ópticas llamadas PON (Pasive Optical Networks), para sus redes. Por muchos años se esperaba que la fibra óptica llegara a los puestos de trabajo. Finalmente, y a partir del año pasado, se ha generado un punto de inflexión a favor de esta clase de redes y tanto las necesidades como las inversiones están creciendo de manera sostenida.

La distribución en fibra óptica tiene muchas ventajas para el usuario. Quizás las mayores se ven en ahorros relacionados con infraestructura y conductos con canalizaciones. Además, la fibra óptica brinda la seguridad de que esa red tendrá suficientes capacidades hacia el futuro.

Consolidación de inmersión en ciudades inteligentes

Ya los proyectos de ciudades inteligentes han dejado de ser exóticos para muchos países de la región. Diversos programas del Gobierno están encaminados a planear ciudades eficientes y sostenibles. En esa búsqueda han encontrado que las tecnologías de la información y la infraestructura de telecomunicaciones son uno de los más óptimos facilitadores para cumplir esos objetivos.

Colombia, a través del Ministerio de Tecnologías de la Información, abre el año con muchos proyectos encaminados al desarrollo de programas para ciudades inteligentes y digitales. El Ministerio ha anunciado la pronta publicación de su nueva política en concreto para este tema. Se espera que ésta se divulgue en los próximos meses.

‘Upgrade’ de los accesos de banda ancha

Con una mayor demanda sostenida a los accesos de banda ancha, es una realidad la consolidación de tecnologías FTTX. Estas exigen la sustitución del cable de cobre y la radiofrecuencia por la fibra óptica. En busca de mejor cobertura, flexibilidad y velocidad para los usuarios, el mercado, en un porcentaje muy importante, está optando por la instalación de tecnologías ópticas.

El cobre seguirá siendo una alternativa costo efectiva por muchos años. A nivel de redes LAN han aparecido nuevos estándares como el 802.3 BZ que busca prolongar la vida útil de las redes existentes en especial para las categorías antiguas.

Lo que hace este nuevo protocolo es ampliar la velocidad que se puede manejar en esas redes que antes estaban limitadas a un gigabit por segundo y ahora ofrecen la posibilidad que se puedan dar transmisiones de 2,5 gb x seg.

Aunque el cobre seguirá presente, ya está llegando a sus límites físicos. Las necesidades de velocidad en banda ancha van a requerir obligatoriamente componentes ópticos en la infraestructura de red y la fibra óptica por medio de tecnologías como el cable OPDC, (Optical Distribution Cable) que se conoce como la fibra óptica electrizada. Esta se convertirá en la solución perfecta para las mayores demandas en la infraestructura de redes.

Imágen: Pexels, Pexels.

Aura Izquierdo

Aura Izquierdo

Entre deporte, política, economía, y otros, decidí empezar a escribir sobre tecnología en un computador ya pasado de moda. Aficionada a la trilogía 'El Señor de los Anillos'. -Un anillo para gobernarlos a todos-. Algo adicta a la Coca Cola. Estudié Comunicación Social y Periodismo en la Universidad de La Sabana.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos