Uber hizo alianza con la Nasa para su proyecto de ‘carros voladores’

Esta semana el proyecto de ‘carros voladores’ Elevate, de Uber tomó nuevos rumbos hacia su pronta materialización. En un congreso en Lisboa, el jefe de productos de Uber, Jeff Holden, anunció que la compañía tendrá este novedoso servicio también en Los Ángeles, además de Dallas-Fort y Dubai. También se anunció una alianza con la Nasa, la cual permitirá crear un nuevo sistema de control aéreo especialmente diseñado para este servicio.

Adicionalmente, Uber lanzó un video (bastante producido) con una demostración de cómo sería el servicio aéreo de taxis. Se ve a una mujer que sale de su oficina y quiere llegar pronto a su casa con sus hijos. Puedes ver el video en el artículo de The Verge al respecto.

En este video podemos ver a la pasajera que pide su transporte en la app de Uber, y luego sube a una especie de helipuerto en la azotea de un edificio. La persona pasa por un torniquete que se activa con su celular y luego la pesan para asegurar que no sea muy liviana para los taxis voladores. El video termina con la frase ‘más cerca de lo que crees’.

El medio se pregunta ¿qué tan cerca en realidad? Uber compartió su idea de hacer viajes aéreos a través de un artículo el año pasado, pero este proyecto está muy lejos de hacerse real. Primero, el tipo de aeronave que Uber visiona para llevar a los pasajeros de azotea en azotea (eléctricos, autónomos, pero con la capacidad de despegar y aterrizar en forma vertical), aún no existe. Algunos expertos le dijeron al medio que para lograr estas naves, hay muchas limitaciones a nivel de ingeniería y de regulaciones.

Segundo, Uber no es la única empresa que está interesada en hacer ‘carros voladores’. Al menos 19 compañías, como Boeing y Airbus, se encuentran trabajando en ello. Pero, a favor de Uber, la empresa dice que ha hecho varias alianzas importantes con industrias de aviones, firmas de bienes raíces y legisladores, para mejorar su oportunidad en este campo.

¿Por qué la Nasa?

La alianza con la Nasa es un gran paso para Uber, dice el medio. Le permitirá a la compañía ganarse la aprobación de quienes son escépticos de este proyecto, dada la gran confiabilidad de la agencia. El trato con la Nasa no involucra ninguna transferencia de dinero, pero le permitirá a las dos instituciones compartir su tecnología y sus experiencias.

Con este pacto también se agrega a Uber al proyecto de manejo de tráfico no tripulado de la Nasa (UTM, por sus siglas en inglés), que se presentó en 2015 para regular el tráfico de drones.

Imágenes: Uber y captura de pantalla.

Susana Angulo

Susana Angulo

Antes de Internet ya me gustaban la música clásica, los animales,
cocinar postres, y leer cuentos de terror. La tecnología me ha
permitido ahondar en estas y tantas otras pasiones, que sería un error
pensar en la cultura digital como tema exclusivo de 'geeks'. Soy
periodista de la Universidad del Rosario.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos