Uber quiere volar con un nuevo servicio: Uber Elevate

HelicopteroFINAL
Uber adelanta movimientos para expandir el alcance de su experimento con vehículos voladores, y crear un servicio de ‘aviación por demanda’.

Cuando pensamos que Uber ya lo ha probado todo (su lanzamiento más reciente fue Uber Eats), la compañía se prepara para demostrarnos que puede generar mucha más innovación. Al parecer está adelantando movimientos para expandir el alcance de su experimento con un automóvil volador, según lo anunciado en Tech Crunch.

El hecho que confirma lo anterior es la contratación de Mark Moore, un ingeniero de la Nasa que trabajó en la agencia federal como ingeniero aeronáutico avanzado, y fue quien comenzó con el interés actual por las embarcaciones de aterrizaje para vuelos urbanos de corta distancia. En 2010, Moore elaboró un documento sobre sus investigaciones acerca de la viabilidad de vehículos aéreos similares a los helicópteros. Ahora, Moore se desempeñará como director de ingeniería en Uber Elevate, un nuevo servicio con el cual esta compañía se lanzaría al ruedo del uso de vehículos aéreos con unidades a bordo. A largo plazo podríamos pensar que esas unidades sean personas.

De acuerdo con otros medios como Bloomberg, la contratación de Moore se produjo después de que la Nasa consultara un documento blanco de Uber sobre embarcaciones Vtol (‘Vertical Take-Off’ por sus siglas en inglés). El ingeniero quedó impresionado por el trabajo de Uber sobre el tema, y ​​vio la oportunidad de hacer real la visión que había imaginado hace años en una escala de tiempo razonable. Moore, por su parte, manifestó que la razón que más lo motivó a tomar la decisión de unirse a Uber fue que la compañía parecía tener sobre la mesa un caso práctico de negocios, en el cual crearía un servicio de transporte de ‘aviación bajo demanda’.

La compañía considera que la ‘aviación bajo demanda’ es posible, ya que un conjunto de pequeños vehículos que despegan y aterrizan verticalmente pueden ser alimentados por fuentes eléctricas, y tienen rangos de desplazamiento entre 50 y 100 millas con una sola carga. El objetivo final sería que estos vehículos operen de forma autónoma, a través de una aplicación móvil en el smartphone de un pasajero. No obstante, Moore también le dijo a Bloomberg que en los próximos días probablemente veamos varios diseños competitivos que funcionan bien, pero con pilotos humanos (por el momento).

Existen otras empresas interesadas en Vtol, incluyendo dos startups financiadas por Google y el gigante de la aviación comercial Airbus. Este último se encuentra en un territorio de exploración similar al de Uber, con su propio proyecto llamado ‘Vahana’. Igual que Uber, estas empresas creen que la ‘aviación por demanda’ no solo aliviaría la congestión vehicular, sino que también haría más eficiente los costos del transporte de mercancía y pasajeros; lo que a futuro significa que los taxis Vtol también sean más rentables.

Por el momento, Uber está lejos de ofrecernos un servicio de aviación real, pero debido a que la compañía es persistente a la hora de experimentar con una solución basada en nuevas tecnologías, seguramente continuará vinculando a su equipo expertos que puedan unir esfuerzos para lograr  -por lo menos- un servicio Vtol terrestre práctico, en el primer trimestre de este año.

Imagen: Pexels.

Ana María Luzardo

Ana María Luzardo

Nunca me imaginé escribiendo sobre tecnología, ya que mi vida transcurría entre textos de sociología y política, caminatas a las montañas del Quindío y danzas afro. Sin embargo, amo la multiculturalidad y -debido a que no hay nada más entretenido, colorido y diverso que la relación del ser humano con la tecnología- qué mejor lugar para percibir y vivir esa diversidad que ENTER.CO. Soy comunicadora social-periodista de la Universidad del Quindío.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos