Esta es la historia del fallecido ‘hombre Trololo’, sensación de YouTube

Mr. Trololo
La carrera de Khil tomó un segundo aire tras su éxito en Internet.
Edward Anatolyevich Khil, famoso por ser el intérprete de la canción del 'Trololo', murió este lunes en San Petersburgo (Rusia). Les contamos la historia de su vida y de cómo fue rescatado del olvido gracias a Internet.
Mr. Trololo
La carrera de Khil tomó un segundo aire tras su éxito en Internet.

Edward Anatolyevich Khil, mejor conocido como el ‘hombre trololó’, murió este lunes en San Petersburgo (Rusia) de complicaciones tras un derrame cerebral que sufrió hace pocos días. Si usted es un afiebrado de las redes sociales, sabrá con toda precisión quién es este sujeto y por qué es importante. Pero es posible que no lo sepa, entonces -a manera de homenaje- le contamos su historia.

A lo mejor usted ya conoce el video o ha oído hablar de él. Posiblemente se impresionó con la expresión del cantante, entre poseso y ‘freak’, o por lo absurdo de toda la escena. Pero, al mismo tiempo, quizás no pudo resistirse al atractivo de la canción. Es algo parecido a… nada. Nada se le parece, y en eso está su encanto. Cuando apareció en YouTube en 2010, fue rápidamente difundido por millones de internautas que convirtieron al ‘Trololo’ en un fenómeno de la Red.

http://www.youtube.com/watch?v=wck9IgHKF6o

No estamos hablando de Justin Bieber, ni de Rebecca Black. Lo que pasó no fue que el señor Khil se hubiera levantado un día con ganas de ser estrella y hubiera subido su video a YouTube. La canción del ‘Trololo’ data de 1976, y es una versión sin letra de una melodía rusa cuyo título puede traducirse como ‘Estoy muy contento, por fin regresé a casa’. No se sabe bien cómo llegó a la Red, pero ahí se quedó.

Khil era entonces un cantante retirado que hacía décadas que había tenido sus primeros 15 minutos de fama. Nació el 4 de septiembre de 1934 en Smolensk, Rusia, y comenzó su carrera musical en la década de 1960. La cúspide de su éxito ocurrió en 1973, cuando ganó el Festival Internacional de la Juventud en Berlín. Según la agencia de noticias rusa RT, «eso le dio la posibilidad de ver el mundo, pues el cantante hizo una gira global y visitó 80 países».

En los tiempos más álgidos de la Guerra Fría, cuando los rusos eran prácticamente parias en Estados Unidos y Europa Occidental, Khil cantó en Francia y en otros países europeos, lo que no le impidió ser declarado por el gobierno soviético como Artista Meritorio y recibir la Orden de la Bandera Roja del Trabajo.

Pero tras la gloria, vino el olvido. Khil desde entonces se alejó de los reflectores, hasta que su canción reventó la Red. Él ni siquiera se había dado cuenta de que eso había pasado hasta que escuchó a su nieto de 13 años tararear la canción. «Le pregunté: ¿por qué la estás cantando? Él dijo: abuelo, mientras tú te tomas el té aquí, todo el mundo está cantando tu canción en Internet», le contó a RT.

Luego vino el cariño de millones de ‘fans’, que incluso firmaron una petición en Internet para que el ‘señor Trololo’ hiciera una gira mundial. También llegaron los tributos y las versiones, que aparecieron en varios programas de la televisión estadounidense:

http://www.youtube.com/watch?v=g1CJijhGnfo

Khil aprovechó para darle un segundo impulso a su carrera y volvió a los escenarios. Y en eso consistía su vida hasta sufrió el derrame cerebral. Tenía 77 años.

José Luis Peñarredonda

José Luis Peñarredonda

Un día me preguntaron sobre mis intereses y no supe por dónde empezar. Decidí entonces ponerlos en orden y dibujé un diagrama de Venn para agruparlos a todos: Internet, cine, periodismo, literatura, narración, música, ciencia, fotografía, diseño, política, escritura, filosofía, creatividad... Me di cuenta de que en toda la mitad de ese diagrama, en el punto en el que todos estos círculos confluyen, está la tecnología. Eso me llevó a ENTER.CO. Estudié Periodismo y Filosofía en la U. del Rosario. PGP: http://bit.ly/1Us3JoT

Ver todos los posts

6 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos