Cuevana da su versión sobre supuesta denuncia y ataque de hackers

Tomás Escobar, uno de los fundadores de Cuevana, publicó un comunicado en el que hizo referencia al 'hackeo', la supuesta denuncia y la nueva versión del sitio web argentino.
Cuevana no ha dejado de ser noticia en los últimos días. El sitio web de cine en línea más popular de Latinoamérica fue protagonista de un ataque hacker, una supuesta demanda y lanzó su nueva versión.
Tomás Escobar, uno de los fundadores de Cuevana, publicó un comunicado en el que hizo referencia al 'hackeo', la supuesta denuncia y la nueva versión del sitio web argentino.

¿Es ilegal publicar en un sitio web enlaces a películas y series de televisión para visualizarlas vía streaming (en tiempo real)? ¿O solo es ilegal alojarlos en el propio sitio? Proyectos como la ya desaparecida ‘Ley Lleras’ no penalizaban la publicación de enlaces, pero este es un tema de nunca acabar. Sin embargo, a pesar de la controversia que puede despertar el tema, sitios como Cuevana –considerado el gran rival de Netflix en Latinoamérica– han demostrado que esta clase de contenidos puede lograr una gran acogida.

El éxito de Cuevana, que a diferencia de Netflix ofrece gratuitamente acceso a los contenidos, a partir de enlaces de sitios como MegaUlpload, ha sido tal que en la actualidad asegura que cuenta con 12 millones de usuarios únicos mensuales, cifra que lo ha convertido en el sitio en línea más popular de Latinoamérica en su clase.

Pero no todo ha sido color de rosa para Cuevana, que desde su lanzamiento en 2010, y más cuando empezó a hacerse popular, ha sido calificado como un sitio ilegal que se lucra de contenidos protegidos por derechos de autor. En los últimos días un torbellino de hechos ha rodeado el sitio y a su creador, Tomás Escobar. A finales de la semana pasada, medios de comunicación argentinos revelaron la noticia de que el canal argentino Telefé, propiedad de Telefónica, había demandado a Cuevana por violación de derechos de autor al transmitir la señal del canal en vivo sin autorización.

De inmediato, los seguidores y fanáticos del sitio convirtieron el hashtag #FuerzaCuevana en ‘trending topic’ en Argentina y también fue muy popular en otros países de la región, como lo señaló el propio sitio en su cuenta oficial de Twitter. Con este hashtag, los usuarios pedían a Telefé y a otros potenciales demandantes que se abstuvieran de tratar de cerrar el sitio web, o simplemente se dedicaban a insultar a los ‘enemigos de Cuevana’.

Tras esta reacción de los usuarios del sitio, Telefe aseguró que no había entablado ninguna demanda, pero que la industria está analizando qué hacer “con este tipo de ilegalidades”. El vocero de Telefé, Francisco Mármol, dijo a La Nación que “Telefé no tiene una cruzada contra Cuevana, y no hay ninguna demanda presentada. Pero sí se está debatiendo en el seno de su directorio y dentro de las asociaciones de productoras y distribuidoras la actitud por seguir con este tipo de ilegalidades”. Lo mismo dio a entender Mármol en su cuenta de Twitter.

 

¿Ataque de hackers, o truco de marketing?

Pero las noticias de Cuevana no terminan ahí. Resulta que en medio de este conflicto, el sitio web fue protagonista de un supuesto ataque de hackers durante la madrugada de ayer, a lo que siguió el lanzamiento de un rediseño del sitio.

“Un usuario logró subir un link a un video, bastante gracioso por cierto, en el que dos encapuchados decían haber accedido a información privada de Cuevana, y las imágenes de la nueva versión del sitio. Ya dimos de baja el link. Desconozco qué los llevo a esto, pero sí me quedó claro, luego del episodio, que los principales perjudicados con estas acciones son los usuarios“, aseguró Tomás Escobar en un comunicado recién publicado en el sitio. Escobar agrega que “aquellos que dicen que no fue hackeo, tienen razón, los verdaderos hackers no hacen este tipo de cosas”.

Sin embargo, en blogs y medios de comunicación se habla de ‘supuesto ataque’ o, más abiertamente, de que se trató de un truco de marketing para aumentar la popularidad del sitio y a la vez el apoyo de sus usuarios.

Lo cierto es que en el video de los supuestos hackers se mencionó un blog que al parecer está hecho por enemigos de Tomás Escobar, exmiembros de Cuevana, que lo acusan, entre otras cosas, de negociar la información de 2,5 millones de usuarios y tener publicidad engañosa.

Se ha llegado a decir que mientras Telefé y los defensores de los derechos de autor son el enemigo externo de Cuevana, estos exmiembros del sitio son el enemigo interno.

En su comunicado, Escobar también hizo referencia a la supuesta demanda de Telefé. “Respecto a la denuncia penal, por el momento no se ha presentado. Ni el viernes pasado ni este lunes, como varias fuentes indicaban. Algunos consideran que después de la reacción de la gente estarían con bastantes dudas de hacerlo. Sé que en una nota del sábado se decía que supuestamente ya la habían presentado. Se ve que se confundieron”, dijo.

Cuevana, al igual que Taringa, es solo una de las puntas del iceberg en este debate sobre qué es legal y qué es ilegal en la Web. ¿Merece Cuevana seguir adelante con su servicio, o su negocio a partir de enlaces publicados en otros sitios es ilegal?

 

Notas relacionadas:

 

 

 

Otro golpe para Netflix: pierde 800.000 usuarios y sigue sufriendo

Éricka Duarte Roa

Éricka Duarte Roa

Antes que nada, debo confesar que la tecnología me era indiferente, pero desde que me topé con ella me enamoré y ha llegado a ser parte de mí. ENTER.CO ha sido mi trabajo y mi casa desde hace un año y gracias a este medio he podido desempeñar el oficio y la profesión que amo: el periodismo.
Me apasiona el tema del funcionamiento y la influencia que tienen las redes sociales en el ser humano, me encanta el todo lo relacionado a la ciberseguridad y considero que los ataques informáticos pueden llegar a tener casi el mismo poder de una bomba atómica. Soy fan de Apple, compradora compulsiva de tecnología y adicta a Twitter.

View all posts

23 comments

Archivos