Conoce qué debes saber al usar contenidos de terceros en tu sitio web

Todo proyecto digital, desde un portafolio de productos y servicios, un video institucional, hasta un sitio web, podría necesitar textos, fotografías y videos que la mayoría de nosotros busca en Internet.

Sin embargo, antes de recurrir a este tipo de contenidos es importante conocer algunos conceptos básicos del derecho de autor, con el fin de no caer en una posible violación de estos derechos. En esta nota te brindaremos información útil para que sepas cómo actuar cuando vas a usar contenidos de terceros en tu sitio web.

También te podría interesar: Así se discutiría la Ley de Derechos de Autor.

Definición clave

El derecho de autor se define como el conjunto de normas jurídicas que reafirman los derechos morales y patrimoniales que la ley concede a los autores, por el simple hecho de la creación de una obra literaria, artística, musical, científica o didáctica, (esté publicada o sea inédita). Es decir, el autor posee todos los derechos de la obra por el solo hecho de haberla creado.

Pero, con el auge de Internet y las nuevas tecnologías, cientos de autores (como escritores, productores audiovisuales, pintores y fotógrafos) subieron a la Web sus creaciones. Esto con el objetivo de ganar seguidores, posicionar su marca o incluso encontrar patrocinadores interesados en sus trabajos. En su momento, muy pocos previeron que esta acción podía hasta cierto punto poner en riesgo las obras, debido a las personas que quisieran utilizarlas sin especificar los créditos correspondientes o la autoría original.

De modo que fue necesario crear un sistema de licencias que estableciera condiciones claras a la hora de compartir o reutilizar contenidos disponibles en Internet. Recordemos que, hasta la aparición del modelo actual de licencias, el único procedimiento permitido para compartir las obras sin impedimentos era la concesión total de estas a las personas (o instituciones) que querían exhibirlas o compartirlas. Solo así la obra pasaba a ser ‘de dominio público’.

¿Cómo funciona en la Red?

Existen licencias que nos permiten usar de forma correcta el contenido disponible en Internet. Dicho contenido proviene de autores que han querido ceder algunos o todos los derechos sobre el empleo de sus obras.

Estas licencias se denominan Licencias Creative Commons y podemos interpretarlas como permisos que se les dan a las personas para que reproduzcan o modifiquen los contenidos que encuentran en Internet. Son gratuitas, y el hecho de que un autor las incluya en su obra le permite ingresar a un sistema que automatiza la búsqueda de ‘contenidos comunes’ o bajo licencia ‘CC’ en la Web.

De esta forma, al licenciar su obra, estará estableciendo condiciones generales que quedaran incorporadas digitalmente a esta creación, y que un motor de búsqueda (como Google o Bing) podrá identificar fácilmente.
Y de cara a los usuarios, habrá más claridad con respecto a las condiciones bajo las cuales podrán usar este contenido.

¿Cuáles son esas licencias?

Las principales licencias Creative Commons son:

• Atribución: esta licencia permite a otros distribuir, mezclar, ajustar y construir a partir de la obra de un autor, incluso con fines comerciales, siempre que te sea reconocida la autoría de la creación original. Esta es la licencia más servicial de todas, y es también la más recomendada para una máxima difusión y utilización de los materiales sujetos a la licencia.

• Atribución – sin derivar: esta licencia permite la redistribución, comercial o no comercial, siempre y cuando la obra circule íntegra y sin cambios, dándole el crédito al autor.

• Atribución – No comercial – Sin Derivar: esta licencia es la más restrictiva de las seis licencias principales, puesto que solo permite que otros puedan descargar las obras y compartirlas con otras personas, siempre que se reconozca su autoría, pero no se pueden cambiar de ninguna manera, ni se pueden utilizar comercialmente.

• Atribución – No comercial: esta licencia permite a otros distribuir, ‘remezclar’, retocar y crear a partir de una obra de manera no comercial. A pesar de que sus nuevas obras deben siempre mencionar al autor original y mantenerse sin fines comerciales, las personas que las hicieron no están obligadas a licenciar sus obras derivadas bajo las mismas condiciones.

• Atribución – No comercial – Compartir igual: esta licencia permite a otros distribuir, ‘remezclar’, retocar y crear a partir de la obra de modo no comercial, siempre y cuando le den crédito al autor y licencien sus nuevas creaciones bajo las mismas condiciones que él.

• Atribución – Compartir igual: esta licencia permite a otros ‘remezclar’, retocar, y crear a partir de una obra, incluso con fines comerciales, siempre y cuando le den crédito al autor y licencien sus nuevas creaciones bajo las mismas condiciones que él.

Si la obra en Internet no tiene licencias, ¿qué podemos hacer?

Cuando la obra que encontraste en Internet (foto, video o texto) no incluye la marca que identifica la licencia Creative Commons, lo más recomendable es prescindir de esta.

En el caso del contenido de audio y video, es usual que cuando esto sucede recurramos a bancos de fotos y videos gratuitos como Coverr, Pexels, Pixabay o Life of Pix. Podrás descargar material de estos sitios con mayor libertad, aunque siempre será necesario especificar los créditos o de dónde obtuviste la imagen (como sucede con las notas de ENTER.CO).

Si son textos, tienes dos opciones para evitar el plagio: hacer citas textuales en las cuales aclares que dicha frase no pertenece a ti sino a otra persona. Para esto deberás usar comillas, en algunos casos la letra cursiva, y mencionar el nombre del experto o vocero que expresó esa idea.

Una segunda opción es recurrir al parafraseo, que consiste en dar tu explicación, interpretación o versión de un texto. Sin embargo, cuando esta técnica no se usa adecuadamente, podrías exponerte a una situación de plagio.

Imágenes: Creative Commons, Pexels

ENTER.CO

ENTER.CO

Somos periodistas, blogueros y personas de distintas profesiones con una enfermedad crónica en común: estamos obsesionados con la tecnología y la cultura digital y queremos contagiar a toda Latinoamérica con nuestra fiebre. Vivimos día y noche metidos en este mundo, con el único objetivo de traerles las noticias y novedades más recientes.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos