Mujeres y tecnología, una asignatura pendiente

office-1701161_1920FINAL
Este viernes se realiza Mujeres 2.0, un evento que busca analizar el papel de la mujer en el sector TI.

Este viernes se llevará a cabo en Bogotá Mujeres 2.0, un evento organizado por la Fundación Corona con el patrocinio de Open English y Next University.

El objetivo de este escenario es empoderar a las mujeres colombianas para que a través de la tecnología y la educación, sean mucho más competitivas en el sector TI y logren reducir la brecha que existe entre la mujer y su participación en dicho sector, bien sea porque ocupan cargos estratégicos o emprenden.

Según un estudio global de Deloitte, a finales de 2016, menos del 25 por ciento de los puestos en la industria de la tecnología de la información (TI) en los países desarrollados estarán ocupados por mujeres -y en Latinoamérica- ese número es aún menor.

Una de las temáticas que serán ampliamente abordadas durante el evento es si las mujeres están lo suficientemente capacitadas para laborar en este sector, y los factores socioeconómicos y culturales que inciden en esto. Para ahondar en este tema, conversamos con Ángela Escallón, directora de la Fundación Corona:

ENTER.CO: La relación de las mujeres con las TIC puede entenderse desde dos perspectivas: la mujer que lidera una empresa de tecnología y la mujer que crea o desarrolla soluciones tecnológicas ¿En qué rol considera que nos va mejor?

Ángela Escallón: Ambas perspectivas son necesarias para la industria. Por esto, el llamado que queremos hacer en el foro Mujeres 2.0 es a que las mujeres se capaciten en tecnología en general, para que de esta forma se reduzca la brecha que existe entre las mujeres y su presencia en el sector TI.

Las mujeres que emprenden no son suficientes y las mujeres que se emplean no son tan requeridas. Y esto pasa, en primer lugar, por derribar prejuicios o ideas fuertemente arraigadas en nuestra cultura relacionadas con que las mujeres no son capaces, o que no son buenas para las matemáticas y el pensamiento lógico.

En segundo lugar, se debe ahondar en el ámbito educativo. Según datos del observatorio laboral del Ministerio de Educación, la cuota femenina en carreras como Ingeniería de Sistemas es de 39% y en Ingeniería Electrónica es de tan solo el 18%. Si a esto le sumamos la deserción -que es casi del 50%- vale la pena analizar qué está pasando con la calidad de la educación en básica primaria y secundaria, y por qué las mujeres no tienen los conocimientos que se requieren para culminar sus estudios con éxito.

Todos estos temas serán discutidos en el foro.

¿Cómo es la participación actual de las mujeres en el sector TI colombiano?

De acuerdo con datos del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Ministerio TIC), la cuota femenina en la industria es del 39% -y ocupando cargos estratégicos- es del 38%; es decir, estamos ante un reto adicional que consiste en que el sector tampoco reconoce el valor de las mujeres.

Por tanto, es indispensable que la industria trabaje en estrategias para atraerlas y retenerlas, de tal forma que contribuya a la eliminación de estereotipos que pasan -además- por dos temas adicionales: equidad y oportunidades laborales.

En muchos estudios de empleabilidad realizados por entidades gubernamentales y empresas privadas -donde se nos presentan los grupos poblacionales con mayores dificultades para encontrar empleo formal- aparecen las mujeres. Por otro lado, encontramos estudios como el de la Universidad EAFIT y el Ministerio TIC que dicen que actualmente hay un déficit de 45.754 profesionales, y si el país sigue como va, para el 2018 harán falta unos 93.431 profesionales en TI.

No es posible que habiéndose comprobado que el sector necesita profesionales capacitados, el Gobierno y el sector privado no propendan por lograr que esas vacantes sean ocupadas por mujeres.

Creo que Colombia aún no se ha preparado para afrontar esto: si el país presenta niveles altos de desempleo en poblaciones vulnerables (afrodescendientes, campesinos, mujeres) ¿entonces por qué estas comunidades no están recibiendo el acompañamiento y el asesoramiento que les permita superar esta limitación?

Pienso que esta es la industria que puede ayudarle al gobierno a reducir esos niveles de desempleo, por la manera como se comporta: Si la persona cuenta con conectividad y está bien capacitada, puede asumir un cargo de tecnología.

¿En qué se diferencia las gestión femenina de la masculina? y ¿cómo su manera de operar y solucionar problemas contribuye al desarrollo de la industria ?

Me gustaría responder esa pregunta hablándote de las cualidades que muchas empresas tienen en cuenta a la hora de revisar perfiles para una vacante. Aunque no lo creas, algunos de los factores que determinan la empleabilidad de las personas son las llamadas competencias ‘blandas’, es decir, cosas como honestidad, trabajo en equipo, cumplimiento y resistencia a la frustración.

Para mi -en la mayoría de estas competencias- las mujeres somos mucho más fuertes que los hombres y aunque localmente no se perciba de esta forma, existen referentes en el sector TI mundial que lo creen así como Google. Esta compañía ha empezado a romper modelos tradicionalistas para tener en cuenta cosas como la creatividad y la capacidad de interacción de una persona.

¿Qué otras profesiones -más allá de la ingeniería de sistemas y la ingeniería electrónica- también aportan su granito de arena al sector TI?

Yo diría que las llamadas ‘Carreras de formación para el trabajo’, es decir, todos las carreras técnicas y tecnológicas, o los cursos que certifican -incluso- empresas privadas como Microsoft, IBM u Oracle.

Y aquí vuelvo a mencionar lo que te dije en la segunda pregunta, acerca de cómo esta industria puede ser la solución para que poblaciones vulnerables -personas del campo por ejemplo- se eduquen y posteriormente hagan parte del sector TI: ¿Por qué no ayudarles para que se formen en tecnología? Desde la distancia pueden hacerlo porque este sector se presta para eso, no es como la enfermería que claramente implica la presencia de la persona; contando con las herramientas adecuadas y gracias a la democratización de la educación, se puede lograr que muchos más sean protagonistas en este sector.

Imagen: Pixabay.

Ana María Luzardo

Ana María Luzardo

Nunca me imaginé escribiendo sobre tecnología, ya que mi vida transcurría entre textos de sociología y política, caminatas a las montañas del Quindío y danzas afro. Sin embargo, amo la multiculturalidad y -debido a que no hay nada más entretenido, colorido y diverso que la relación del ser humano con la tecnología- qué mejor lugar para percibir y vivir esa diversidad que ENTER.CO. Soy comunicadora social-periodista de la Universidad del Quindío.

Ver todos los posts

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • esto sería más creíble si no fuera patrocinado por una ni siquiera universidad, o ni siquiera institución, sino un negocio de garage.. aunque sindo todo por internet, no sé si decir que negocio de garage sea adecuado. o garage virtual

    • Cierto, recuerdo una vez que una profesora de sistemas me decia de la logica de la mayoria de mujeres como a porque se demoran tanto maquillandose, ahora aplica eso en un trabajo de seguridad informática, obviamente no son todas. En tems de diseño son mucho mejores.

Archivos