¿Qué relación tuvieron Neil Armstrong y el Apolo 11 con Colombia?

Si al leer el título de este artículo esperabas que te contáramos una intrincada historia de árboles genealógicos, digna de ‘Cien años de soledad’, en la que encontrábamos que Neil Armstrong tenía una tía en décimo grado de Chigorodó (Antioquia), te vas a decepcionar.

Sí hay una relación entre el primer hombre que pisó la Luna y Colombia, pero es menos profunda que un lejano lazo de sangre. Se trata realmente de tres visitas que hizo el astronauta a territorio colombiano, una de las cuales fue de importancia para la misión Apolo 11.

Neil Armstrong

En 1963, la Nasa, con asesoría de la CIA, eligió las selvas del Darién, en la frontera entre Colombia y Panamá, para que Armstrong tuviera un entrenamiento extremo, con ejercicios sicológicos y de supervivencia, como fase de preparación para el viaje lunar, con los candidatos para realizar la misión Apolo 11. La elección del lugar fue hecha porque ese es uno de los lugares del mundo con mayor índice de lluvias, potenciales enfermedades tropicales, calor y humedad, según El Espectador.

Lee más sobre la Nasa en este enlace.

El primer hombre en pisar la Luna no estuvo solo. Lo acompañó el también astronauta John Glenn, que en junio de ese año tomó una foto, la única prueba gráfica del momento, en la que se le ve sentado junto a Armstrong, frente a un letrero que adorna su cambuche y que dice, a manera de broma, «Chocó Hilton». La imagen se encuentra en el Banco de conocimiento de la Ohio State University.

Neil Armstrong

Según El Espectador, Armstrong habló de su estancia en las selvas del Darién en su primera visita oficial al país, el 9 de octubre de 1966, tres años antes de viajar a la Luna, cuando llegó a Bogotá en compañía de Richard Gordon.

Gordon fue una de las 24 personas que viajó al satélite natural, en la misión Apolo 12, aunque no fue uno de los 12 hombres que pisó territorio lunar. La razón es que, tal como Michael Collins, Gordon era piloto del módulo de mando (los módulos de mando orbitan el satélite natural, mientras el módulo lunar, con dos astronautas en él, desciende a la superficie de la Luna). Gordon, precisamente en 1966, había hecho su primer viaje al espacio en la misión Gemini 11.

La patadita de la buena suerte… a un balón

El diario colombiano hace un recuento pormenorizado del itinerario de Armstrong y Gordon durante esa visita en Colombia, que muestra el lado humano y noble de ambos, especialmente de Armstrong, que se esforzaba por hablar español siempre que podía.

El noticiero CM&, por su parte, destacó de ese día que el primer hombre en pisar la Luna hizo el saque de honor en un partido realizado en El Campín entre Santa Fe y América de Cali, aunque El Espectador asegura que el primer golpe al balón lo dio Gordon, porque Armstrong se declaró incapaz y dijo que solo sabía jugar béisbol. Finalmente, dieron una rápida vuelta olímpica en carro, antes de seguir con sus actividades del día.

Lee más sobre el Apolo 11 en este enlace.

Finalmente, el 30 de septiembre de 1969, apenas dos meses y medio después de estar en territorio lunar, Armstrong regresó a Colombia junto con sus compañeros de la histórica aventura del Apolo 11: Edwin ‘Buzz’ Aldrin y Michael Collins, de acuerdo con El Espectador, que hace otro recuento minucioso de la visita. CM& indica que ese día Armstrong –que murió en 2012, a los 82 años de edad– le regaló al presidente colombiano de turno, Carlos Lleras Restrepo, una piedra lunar que se encuentra actualmente en el Planetario de Bogotá. Lleras Restrepo había recibido a Armstrong tres años antes, en su segunda visita, cuando recién había tomado posesión del cargo presidencial.

El diario colombiano indica que, al siguiente día, los tres astronautas lunares se fueron a Buenos Aires y, antes de despegar, Armstrong dijo en español: «adiós, amigos colombianos, jamás olvidaré este país y esta ciudad». Después de eso, según la información que se conoce, los pies de Armstrong, que jamás volvieron a pisar la Luna, tampoco volvieron a posarse en territorio colombiano.

Imágenes: Ohio State University y montaje ENTER.CO con imágenes de la Nasa.

Fernando Mejía

Fernando Mejía

Quise ser músico, cineasta, astronauta, científico y poeta, cuando supe que solo me alcanzaba para la última, me hice periodista en el Externado para al menos escribir de todo eso y no defraudar al niño que fui.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos