Baterías hechas de cangrejo, ¿el futuro de las energías renovables?

Baterías hechas de cangrejo

Suena un poco extraño, pero es resultado de la ciencia. Las baterías hechas de cangrejo podrían ser la alternativa del futuro energético. La apuesta es avanzar hacia formas más eficientes de almacenar energía de fuentes renovables.

El resultado se desprende de una investigación llevaba a cabo por un grupo de investigadores. Encontraron que los caparazones y exoesqueletos de cangrejos y langostas tienen un componente que puede ayudar. Basado en estos elementos se podrían fabricar baterías hechas de zinc y un electrolito biodegradable que posee este crustáceo.

El funcionamiento de las baterías es simple, usan un líquido, gel o pasta para transportar iones entre los polos cargados positiva o negativamente. Para este proceso, muchas baterías modernas usan químicos inflamables o corrosivos. Si a esto le añadimos que los separados hechos de polipropileno y policarbonato de las baterías de litio duran miles de años en degradarse, entonces el resultado es un batería con un alto impacto medioambiental.

Te puede interesar: El litio, imprescindible para las baterías, no es infinito

¿Qué es el quitosano?

Frente a esta situación aparece un componente llamado quitosano, pero ¿qué es esto? Este es un producto derivado de la quitina que se encuentra en las paredes celulares de los hongos, los exoesqueletos de los crustáceos y las plumas del interior de los calamares. Con este compuesto se fabrica un electrolito en gel. La batería resultante de este compuesto podría almacenar energía procedente de fuentes eólicas y solares a gran escala.

En el mundo existe una abundante fuente de quitosano que son los exoesqueletos de los crustáceos (cangrejos, camarones y langostas). Lo mejor es que pueden ser obtenidos fácilmente de los desechos del marisco.

Fabricar baterías con un electrolito biodegradable significa que dos tercios de la pila podría ser descompuesta por microbios. Y en el caso de esta batería se podría descomponer en solo 5 meses, solo quedaría el componente metálico (el zinc) que podría reciclarse fácilmente. Estas baterías hechas de cangrejo tiene una eficiencia de 99,7% luego de 1000 ciclos de batería, lo que la hace una opción viable para almacenar energía eólica y solar para transferir a las redes eléctricas.

Imagen: Montaje ENTER.CO

David Jojoa

David Jojoa

Me hice comunicador porque con las letras descubrí mundos inexplorados. Para mí, la tecnología es un mundo por descubrir y cuando ya casi lo descubro surge algo más fascinante. Estudié comunicación y maestría en gerencia de la comunicación en Venezuela, porque tengo la fortuna de ser el venezolano en Colombia y el colombiano en Venezuela.

View all posts

1 comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos