Expertos en ingeniería comentan sobre la discusión de las gasolinas

Debido a la discusión que se generó hace unos días sobre las diferencias entre la gasolina extra y corriente –tanto en redes sociales como en el foro de la nota– creemos prudente aumentar el espacio de debate, dadas las características tan subjetivas y las amplias variables que rodean este polémico pero interesante tema.

¿En qué escenarios es mejor usar gasolina extra que corriente?
¿En qué escenarios es mejor usar gasolina extra que corriente?

Mesa redonda

El artículo al que hago referencia es ‘La gasolina extra es un gasto innecesario de plata’. Allí hacemos hincapié sobre los beneficios de la gasolina extra en comparación con la corriente: más eficiencia del motor. Sin embargo, sostenemos que en la mayoría de los casos este combustible puede llegar a ser un superfluo gasto de dinero para un alto porcentaje de carros, a menos que el fabricante especifique puntualmente que así debe ser. Es que si bien la gasolina extra es ‘mejor’, no significa que deba ser una camisa de fuerza, especialmente cuando vemos el elevado precio de un galón de extra y la debatible calidad de este combustible en Colombia.

No solo debe considerarse la variable del dinero o el tipo de carro que tienes en tu garaje al momento de escoger el combustible para tu máquina. La pureza del líquido, el octanaje de cada país, el proceso de refinamiento, el crudo, la altura y la temperatura no son cifras constantes, por lo que influyen en la decisión del tipo de gasolina que debes usar.

Para complementar la información –y por qué no, encender un poco el debate– decidimos contactar a expertos de diferentes universidades de Estados Unidos, Reino Unido, y de nuestro país para que nos contaran sus perspectivas académicas sobre las diferencias entre la gasolina corriente y extra. Los resultados son bien interesantes.

¿Es imprescindible utilizar gasolina extra en todos los carros?

Para el Dr. Brian Dinsmoor de la Universidad de Texas, del departamento de ingeniería química, «algunos carros están diseñados para la gasolina premium (extra) y otros para la regular (corriente). En general, si el fabricante de automóviles especifica utilizar premium o regular, ese será el tipo de combustible que se debe usar para obtener el rendimiento esperado según el propósito del vehículo». Agregó que «si tienes un carro viejo, que golpea [cascabelea] durante la aceleración a fondo –y esta es requerida comúnmente por el conductor– pasar de regular a premium podría reducir ese sonido y hacer la experiencia de conducción más aceptable, pero eso es un caso excepcional».

Desde el Reino Unido, el Dr. Meisam Babaie de la Universidad de Stalford (Manchester), director del departamento de ingeniería y petróleos, dice que «no hay ningún beneficio en usar gasolina con un mayor octanaje al que el motor necesita o requiere, y sí perderíamos la posibilidad de un rango de mayor compresión, por más que la explosión sea más lenta. De hecho, la tecnología automotriz desde hace unos años es digital y esto permite al carro ajustar la sincronización de la chispa independientemente de qué tipo de gasolina esté utilizando».

Entre tanto, para el ingeniero de petróleos David García, de la Universidad América, incluso la gasolina extra ofrecida en nuestro país carece de la calidad deseada para cierto segmento automotriz. «La gasolina extra colombiana no alcanza un número de octanos alto, en comparación a la ofrecida en países como Estados Unidos o los Emiratos Árabes», dijo el académico. «Esa es la razón por la que no vemos tantos carros de gama alta o deportiva como Ferraris o Lamborghinis. Sencillamente, la gasolina de acá no permitiría un rendimiento óptimo en ese tipo de carros», agregó.

Para cerrar, como dato curioso, los ingenieros de petróleos son quienes extraen el crudo de la tierra, pero la tarea de refinarlo es de ingenieros químicos.

Imágenes: Boegh y markus spiske (Flickr).

Juan Felipe Guerrero C.

Juan Felipe Guerrero C.

Mi alma máter es la Universidad de La Sabana. Allí me gradué de Comunicación Social y Periodismo. Soy un sujeto apasionado por la industria automotriz, la cinematográfica y la musical. Fervoroso admirador del Capitán Haddock, y eterno enamorado del Ford Mustang y de Cara Delevigne.

Ver todos los posts

4 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Vivo en Cúcuta y comparada con la venezolana, la colombiana parece agua. Así que hablar de extra aquí es como complicado teniendo en cuenta el octanaje que se maneja en dichos países.

  • Vivo en Cúcuta y comparada con la venezolana, la colombiana parece agua. Así que hablar de extra aquí es como complicado teniendo en cuenta el octanaje que se maneja en dichos países.

Archivos