La carta a Zuckerberg, ante negativa de moderar a Trump

Facebook
"La política de Facebook permite que esa publicación sea independiente. En una era de tiroteos transmitidos en vivo, Facebook debería conocer el peligro de esto.."

Trump versus las redes sociales. En medio de una escalada de protestas en los Estados Unidos, los mensajes del presidente Donald Trump han sido criticados fuertemente por su contenido, incitando a la violencia y racismo. Y aunque hasta hace poco las redes sociales permitían al presidente salirse con la suya, parece que estas últimas semanas han sido la gota que colmó el vaso. Twitter bloqueó el contenido de una publicación en la que amenazaba que “cuando comenzaran los saqueos, empezaría el tiroteo’. Hoy, Snapchat ha informado que dejará de promover las publicaciones de Trump. Y en medio de este panorama, Facebook ha sido criticado por permitir que la misma publicación que Twitter bloqueó permanezca activa.

Estas críticas se han extendido al punto en que este lunes empleados de la compañía realizando un ‘desplante virtual’, al excusarse de sus labores del día, expresar su descontento en redes sociales e incluso participando en marchas. Todo, incluso después de que Mark Zuckerberg realizara una conferencia virtual y afirmara que, aunque se encontraba ‘asqueado’ por el mensaje del presidente, no consideraba que Facebook estuviera en la posición de limitar la libertad de expresión de Trump al considerar que “no causaba un riesgo inminente, daños específicos o contradecía las políticas de la red social”.

Y aunque Facebook ha insinuado que no descarta a futuro eliminar o bloquear las publicaciones del presidente, esta respuesta no ha sido suficiente para sus empleados, usuarios o incluso antiguos miembros. The New York Times dio a conocer una carta firmada por 33 ex empleados de Facebook en la que critican la decisión del presidente de la red social. Una parte importante de las personas que apoyan este documento colaboraron en los inicios de la red social y crearon las reglas de comunidad que se establecieron.

Te puede interesar: Facebook ahora te ayuda a borrar tu pasado vergonzoso

Se trata de un documento que, de manera clara, asegura que los valores que la red social estableció cuando elaboró las políticas de su comunidad están siendo traicionadas al permitir que la publicación de Trump permanezca activa en la red social. “Afirma que proporcionar advertencias sobre el discurso de un político es inapropiado, pero eliminar contenido de los ciudadanos es aceptable, incluso si ambos dicen lo mismo. Esa no es una posición noble para la libertad. Es incoherente y, lo que es peor, es cobarde. Facebook debería mantener a los políticos a un nivel más alto que sus electores”, lee el documento.

Hemos traducido la carta completa, pero en este enlace puedes acceder a ella en su versión original.

“El liderazgo de Facebook debe reconsiderar sus políticas con respecto al discurso político, comenzando por verificar a los políticos y etiquetar explícitamente las publicaciones dañinas.

Como primeros empleados en equipos de toda la compañía, creamos las Reglas de la Comunidad originales, contribuimos con el código a los productos que daban voz a las personas y figuras públicas, y ayudamos a crear una cultura de la compañía en torno a la conexión y la libertad de expresión.

Crecimos en Facebook, pero ya no es nuestro.

Te puede interesar: Facebook ha comprado Giphy

En Facebook nos unimos a productos diseñados para capacitar a las personas y políticas para protegerlos. El objetivo era permitir la mayor expresión posible a menos que explícitamente hiciera daño. No estábamos de acuerdo a menudo, pero todos entendimos que mantener a las personas seguras era lo correcto. Ahora, al parecer, ese compromiso ha cambiado.

  Ya no trabajamos en Facebook, pero no lo negamos. Tampoco lo reconocemos más. Seguimos orgullosos de lo que construimos, agradecidos por la oportunidad y esperanzados por la fuerza positiva que puede llegar a ser. Pero nada de eso significa que tengamos que estar callados. De hecho, tenemos la responsabilidad de hablar.

Hoy, el liderazgo de Facebook interpreta que la libertad de expresión significa que no deben hacer nada, o casi nada, para interferir en el discurso político. Han decidido que los funcionarios electos deben ser sometidos a un estándar más bajo que los que gobiernan. Un conjunto de reglas para usted y otro para cualquier político, desde su alcalde local hasta el Presidente de los Estados Unidos. Esto expone dos problemas fundamentales:

Te puede interesar: Facebook utiliza IA para mejorar seguridad de menores

 Primero, el comportamiento de Facebook no coincide con el objetivo declarado de evitar cualquier censura política. Facebook ya está actuando, como dijo Mark Zuckerberg el viernes, como el «árbitro de la verdad». Monitorea el discurso todo el tiempo cuando agrega advertencias a los enlaces, reduce el contenido para reducir su propagación y verifica el discurso político de los no políticos.

Esta es una traición a los ideales que afirma Facebook. La compañía a la que nos unimos valoraba dar a las personas una voz tan alta como la de su gobierno, protegiendo a los impotentes en lugar de a los poderosos.

Facebook ahora da vuelta a esa meta en su cabeza. Afirma que proporcionar advertencias sobre el discurso de un político es inapropiado, pero eliminar contenido de los ciudadanos es aceptable, incluso si ambos dicen lo mismo. Esa no es una posición noble para la libertad. Es incoherente y, lo que es peor, es cobarde. Facebook debería mantener a los políticos a un nivel más alto que sus electores.

Te puede interesar: Cómo puedes crear una Sala de Messenger

En segundo lugar, desde el inicio de Facebook, los investigadores han aprendido mucho más sobre la psicología grupal y la dinámica de la persuasión masiva. Gracias al trabajo realizado por Dangerous Speech Project y muchos otros, entendemos el poder que tienen las palabras para aumentar la probabilidad de violencia. Sabemos que el discurso de los poderosos, sobre todo, establece normas, crea una estructura de permisos y autoriza implícitamente la violencia, todo lo cual empeora con la amplificación algorítmica. El liderazgo de Facebook ha hablado con estos expertos, con defensores y con organizadores, sin embargo, todavía parecen comprometidos a otorgar al poder rienda suelta.

Entonces, ¿qué hacemos con esto? Si todos los discursos de los políticos son de interés periodístico y todos los discursos de interés periodístico son inviolables, entonces no hay una línea que las personas más poderosas del mundo no puedan cruzar en la plataforma más grande del mundo, o al menos ninguna que la plataforma esté dispuesta a imponer.

 La publicación del presidente Trump el viernes no solo amenaza la violencia del estado contra sus ciudadanos, sino que también envía una señal a millones de personas que dan razón al presidente. La política de Facebook permite que esa publicación sea independiente. En una era de tiroteos transmitidos en vivo, Facebook debería conocer el peligro de esto mejor que la mayoría. La retórica de Trump, impregnada de la historia del racismo estadounidense, se dirigió a personas a las que Facebook no le permitiría repetir sus palabras.

Te puede interesar: AppGallery y Google Play ¿Dónde está la diferencia?

 Es nuestro desamor compartido lo que motiva esta carta. Estamos devastados de ver cómo algo que construimos y algo que creemos que haría del mundo un lugar mejor, se pierde tan profundamente. Entendemos que es difícil responder estas preguntas a gran escala, pero también fue difícil construir la plataforma que creó estos problemas. Hay una responsabilidad de resolverlos, y resolver problemas difíciles es en lo que Facebook es bueno.

A los empleados actuales que están hablando: te vemos, te apoyamos y queremos ayudarte. Esperamos que sigan haciéndose la pregunta que cuelga de los carteles en cada una de las oficinas de Facebook: «¿Qué harían si no tuvieran miedo?»

Para Mark: sabemos que piensas profundamente sobre estos temas, pero también sabemos que Facebook debe trabajar para recuperar la confianza del público. Facebook no es neutral, y nunca lo ha sido. Hacer que el mundo sea más abierto y conectado, fortalecer las comunidades, darles voz a todos, estas no son ideas neutrales. La verificación de hechos no es censura. Etiquetar un llamado a la violencia no es autoritarismo. Por favor reconsidere su posición.

 Proceda y sea audaz.

Sinceramente, algunos de sus primeros empleados:

Meredith Chin, Adam Conner, Natalie Ponte, Jon Warman, Dave Willner, on behalf of Ezra Callahan, Chris Putnam, Bob Trahan, Natalie Trahan, Ben Blumenrose, Jocelyn Blumenrose, Bobby Goodlatte, Simon Axten, Brandee Barker, Doug Fraser, Krista Kobeski, Warren Hanes, Caitlin O’Farrell Gallagher, Jake Brill, Carolyn Abram, Jamie Patterson, Abdus-Salam DeVaul, Scott Fortin, Bobby Kellogg, Tanja Balde, Alex Vichinsky, Matt Fernandez, Elizabeth Linder, Mike Ferrier, Jamie Patterson, Brian Sutorius, Amy Karasavas, Kathleen Estreich, Claudia Park”

 

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos