¿Cómo afrontar el fracaso en el emprendimiento?

fracaso, emprendimiento, startups

El fracaso en un emprendimiento puede ser completamente frustrante. Por eso es vital aprender a sobrellevarlo en pro de continuar el camino y no renunciar en el medio.

Constantemente insistimos en lo difícil pero satisfactorio que es emprender. Algunos describen el emprendimiento como una montaña rusa, otros como un salto al vacío. Lo cierto es que emprender siempre representa un reto y un riesgo que debemos estar dispuestos a tomar.

¿El emprendedor nace o se hace? Quizás ambas son correctas, porque lo cierto es que para emprender se necesita de ciertos rasgos de la personalidad: ser una persona arriesgada, apasionada, curiosa, con aptitudes de liderazgo, siempre con disposición a aprender, tener capacidad de adaptarse a los cambios y especialmente saber aceptar y aprender del fracaso.

La dura realidad es que la mayoría de emprendimientos está destinado a fracasar. En nuestro país, por ejemplo, solo la mitad de las nuevas empresas supera el primer año. En Bogotá la tasa de supervivencia es del 64% durante el primer año, pero después de los primeros 5 años solo sobreviven el 36.5% de las compañías.

También te puede interesar: ¿Necesitas inspiración? ¡Encuéntrala en los grandes!

¿Qué es lo que estamos haciendo mal?

La verdad es que un emprendimiento puede fracasar por múltiples razones. Pero para empezar, si no tienes un propósito claro y no logras construir una idea de negocio es mejor que no avances más. 

Una clave para la supervivencia de cualquier negocio es aprender a escuchar. Escucha a tus clientes, ellos mejor que nadie saben lo que esperan de tu producto o servicio. Escucha a tus pares, algunos emprendedores ya han pasado por lo mismo que tú y pueden darte guías para “salir del lodo”. Escucha a tus mentores. Hoy día hay múltiples programas de aceleración y apoyo a emprendedores, aprovéchalos. Escucha, aprende.

Con un mundo en constante cambio y cada vez más digital, es fundamental mantenerse actualizado. No tengas miedo de investigar, innovar, probar cosas nuevas. Pero capacítate, estudia, mantente actualizado con las últimas tendencias y procura aprovechar las múltiples herramientas digitales que están a disposición de tu empresa.

Aún si sigues estos consejos, el fracaso puede llegar. Como seres humanos estamos susceptibles a cometer errores, a tomar malas decisiones.

También te puede interesar: ¿Cómo un ‘reset’ puede salvar tu emprendimiento?

¿Entonces cómo afrontar el fracaso?

Lo más importante de fracasar es levantarse y aprender de ello. Suena bien, pero también suena a frase de cajón. La realidad es que afrontar el fracaso fortalece nuestro carácter, pero no es un proceso sencillo.

El primer consejo es: acepta las cosas como son. Ya sea que hayas tomado una mala decisión, o te hayas equivocado en la ejecución o sea lo que sea que te haya llevado a fracasar simplemente acéptalo. Hay cosas que no están en tu control y hay cosas que no puedes deshacer. Pero sí hay cosas que puedes hacer para mejorar, pero que no podrás entender ni visualizar hasta que sueltes la frustración.

Rodéate de amigos, de familiares, de mentores emprendedores. Recuerda que no estas solo, aprovecha las redes de emprendedores y apóyate de quienes han pasado por lo mismo.

Tómate un tiempo para hacer una pausa, para compartir con tus amigos y familiares. Desconéctate de tu proyecto para que puedas verlo con una nueva perspectiva.

Una vez te cargaste de energía, observa con detenimiento, revisa tus pasos, haz un ejercicio de retroalimentación para revisar cuáles puntos deben fortalecerse, qué cosas deben modificarse, cuáles necesitan un cambio de rumbo. La perspectiva y el tiempo, así como la ayuda de mentores, te ayudarán a encontrar esas respuestas.

Finalmente ejecuta. Toma las acciones necesarias, incluso si eso significa poner fin a tu emprendimiento. Aquí lo importante son los aprendizajes que tuviste con tu fracaso, que no solo fortalecerán tu carácter sino también te ayudarán a tomar mejores decisiones el día de mañana.

Imagen de Elmer Geissler en Pixabay

Mónica Amézquita Aldana

Mónica Amézquita Aldana

Mamá, periodista, amante del buen café y emprendedora. Siempre probando nuevos sabores y siempre buscando aprender un poco de todo cuanto me sea posible. Feliz de escribir sobre las cosas que me inspiran desde cuentos infantiles, futbol, café y el mundo del emprendimiento.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos