Nominado a videojuego del año: ‘The Last of Us’

La conexión entre ellos dos es fundamental. Imagen: Naughty Dog (vía Flickr).
La conexión entre ellos dos es fundamental. Imagen: Naughty Dog (vía Flickr).
La conexión entre ellos dos es fundamental. Imagen: Naughty Dog (vía Flickr).

Sony, después de varios descalabros, logró posicionar el PS3 como una de las consolas más exitosas de esta generación. Globalmente sobrepasó al Xbox 360 en ventas y logró capturar el 31% del mercado. Y para cerrar el ciclo, Sony llamó a su mejor amigo para crear ‘The Last of Us’. Hasta el nombre parece referirse a la lucha que tuvo Sony con su consola; lo último de nosotros, los guerreros del PlayStation 3.

Más allá de las figuras literarias, ‘The Last of Us’, así como los otros juegos de Naughty Dog, crea una conexión especial con el jugador. La relación entre Joe y Ellie es tan fuerte que no hay otra opción que sentirse parte del grupo. Se empieza a sufrir con ellos y a gozar -¿nuestras?- victorias. Es de los pocos juegos que logra una conexión tan fuerte entre los personajes y la persona sentada al frente del televisor.

Eso solo se puede lograr con un desarrollo de personajes detallado y bien estructurado. Muchos juegos se enfocan demasiado en la jugabilidad y en las gráficas, dejando la historia y los personajes en un segundo plano. Sin criticar esa forma de crear videojuegos, queremos resaltar el mérito que tiene Naughty Dog y sus escritores.

Por encima de la envolvente historia y de la profundidad de los personajes, los mundos complementan el sentimiento de desespero que tienen los dos protagonistas. La jugabilidad es muy parecida a los juegos anteriores del desarrollador, como Uncharted. Sin embargo, su carta de presentación para los premios ENTER.CO 2013 es el desarrollo de sus personajes y la conexión que se forma con el jugador. Si cree que es el mejor videojuego del año puede votar con el botón que está a continuación.

boton_premios

Mateo Santos

Mateo Santos

En vez de un tetero, nací con un Mac Classic en mi cuarto. Esa caja con pantalla en blanco y negro fue mi primera niñera. Por ahí, también rondaba un balón de fútbol y una camiseta de Millonarios. Desde ese día, sabía que la tecnología y el fútbol iban a ser mi estrella de Belén. El primer juego que tuve en mis manos fue Dark Castle, también en un Macintosh. No me gusta la música. Soy un amante escéptico de la tecnología. Hago parte del proyecto de ENTER.CO para llenar el vacío en información de tecnología que hay en América Latina, o como dirían los enterados, en LATAM. Me gradué de Administración de Empresas en los Andes y después hice una maestría en periodismo en la Universidad Europea de Madrid.

Ver todos los posts

8 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos