Muere el diario Seattle Post-Intelligencer y operará solo en Internet

El Seattle Post-Intelligencer ha publicado sus crónicas desde 1863, cuando los troncos rodaban por las empinadas calles de esa ciudad hasta la bahía y los mineros paraban en los bares antes de emprender la búsqueda de oro en Alaska.

Hearst Corporation, propietario del diario durante sus 146 años de existencia, dijo que no logró hallar un comprador para el Post-Intelligencer, el cual estuvo en venta durante 60 días, después de pasar varios años perdiendo dinero. Ahora la publicación se ofrecerá únicamente en línea.

Según The New York Times, en su edición digital el Post-Intelligencer se parecerá más a un sitio de información local que a un periódico tradicional, ya que ofrecerá más que todo comentarios, consejos y enlaces a otros sitios de noticias, además de algunos reportajes originales.

Pero lo preocupante es que el cierre de este periódico podría aumentar la presión sobre el diario sobreviviente de esa ciudad, el Seattle Times, que tiene serias dificultades financieras, lo cual «podría acercar el día en el que Seattle no tenga un diario local», dice The New York Times. La razón es que con el cierre de la edición impresa se acaba un acuerdo de operación conjunta entre estos dos periódicos.

Seattle, ubicada en la costa occidental de Estados Unidos, es la ciudad sede de empresas muy influyentes en sus industrias, entre ellas el gigante del software Microsoft, la tienda en línea Amazon, el fabricante de aviones Boeing y la cadena de tiendas de café Starbucks.

La decisión de Hearst de abandonar la versión impresa para quedarse solo en Internet es la primera que adopta un diario grande en Estados Unidos.

Un mal año

«Esta noche será la última; hagámoslo bien», le pidió ayer el director Roger Oglesby al equipo editorial del Seattle Post-Intelligencer.

El Post-Intelligencer tenía 181 empleados, pero el jefe de redacción, David McCumber, dijo que la versión en línea empleará solo a 20 personas para la operación noticiosa y a otras 20 para la venta de publicidad. McCumber anunció que él no será parte de la nueva empresa.

Seattle le sigue así los pasos a Denver, que también perdió un diario importante este año: The Rocky Mountain News cerró sus puertas porque la empresa E.W. Scripps no logró venderlo. Y en Arizona, el diario Tucson Citizen de la empresa Gannett cerrará el sábado, con lo que esa ciudad quedará con un solo diario.

De otro lado, el mes pasado Hearst anunció que cerraría o vendería el San Francisco Chronicle si el diario no reduce sus gastos en las próximas semanas.

Y la muerte de ediciones impresas también ha llegado a revistas muy tradicionales. PC Magazine, una de las publicaciones de tecnología de mayor circulación en el mundo, publicó en enero de este año su última edición impresa, luego de 27 años de vida.

PC Magazine, que tenía una circulación de 600 mil ejemplares por edición, se enfocará únicamente en su portal de Internet. En este caso, sin embargo, la decisión no fue tan traumática, ya que el 80 por ciento de las utilidades y el 70 por ciento de los ingresos totales de PC Magazine provenían de su negocio digital, y no del impreso.

Con información de AP.

]]>

Archivos