Este domingo sube velocidad mínima del Internet de banda ancha

Si usted cuenta con una conexión a Internet de banda ancha, es decir, de alta velocidad, debe saber que desde hoy es probable que la denominación ‘banda ancha’ no tenga nada que ver con su tipo de acceso a la red.

¿Por qué? Básicamente, porque hoy entra en aplicación una norma de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), que establece que sólo serán consideradas como banda ancha las conexiones que permitan descargar datos, audio y video a una velocidad mínima de 1024 kbps (kilobits por segundo). Hay que recordar que desde el 2008 y hasta ayer ese nivel se encontraba en 512 kbps.

La adopción de esta medida, explica el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, tiene como objetivo «que los usuarios de Internet en el país tengan acceso a una mejor calidad de servicio y a un óptimo nivel de satisfacción».

Pero, ¿cómo se logra esto? Aunque la norma no impone ninguna obligación a los proveedores de acceso a Internet, sí se convierte en una referencia clave para ellos.

Por ejemplo, a la hora de vender sus servicios, los operadores ya no pueden ofrecer conexiones de 512 kbps como banda ancha.

Además, tenga en cuenta que en el actual escenario de negocios los proveedores no sólo compiten por quedarse con el primer lugar por número de clientes de Internet, sino que quieren contar con la mayor base de abonados de banda ancha (algo que da mucho más prestigio en el sector).

Lo anterior conduce, aunque las compañías no lo declaren abiertamente, a fomentar la migración de sus usuarios de una velocidad inferior al nuevo nivel y a ofrecer tarifas más competitivas a los clientes potenciales.

Otra cosa es que el contrato que usted tiene con una empresa especifique una oferta de banda ancha por un monto determinado. En ese caso el operador deberá migrarlo de su velocidad de acceso actual al nuevo nivel de 1024 kbps sin costo adicional.

Usted puede verificar el cambio en medidores como www.speedtest.net y www.bandwidthplace.com, y si el ajuste no se produce puede acudir con su queja al Ministerio de Comunicaciones o a la Superintendencia de Industria y Comercio.

Abonados al alza

Para Cristhian Lizcano, director de la CRC, esta medida, sumada al interés del Gobierno por fomentar las telecomunicaciones sociales, de los proveedores que han desplegado ofertas y planes comerciales atractivos, y de los propios usuarios que hoy demandan de los operadores mayor conectividad para sus aplicaciones en la red, ha permitido el repunte de los suscriptores de Internet en el país.

Incluso, en las estadísticas de la CRC es posible observar cómo con el paso de los años son más los clientes que se inclinan o son migrados a las mayores velocidades de descarga que se ofrecen en el mercado.

Precisamente, consultado sobre si la CRC no se quedó corta con la definición de 1024 kbps como velocidad mínima de banda ancha, Lizcano fue claro al señalar que esa cifra fue el producto de una evaluación del estado de la infraestructura de los operadores y de los requerimientos de los usuarios actuales. «Es un nivel que brinda las condiciones mínimas para nuevos contenidos y conectividad», dijo.

No obstante, se conoció que el regulador va a emprender un monitoreo del mercado y es probable que un nuevo aumento de la velocidad mínima de banda ancha ocurra el próximo año.

Hay que impulsar el crecimiento de la conectividad en el país: expertos

Para Wally Swain, vicepresidente de la firma Yankee Group, el aumento adoptado por la CRC es «sano» porque genera entre los operadores la necesidad de moverse para mejorar su infraestructura, sin afectar el mensaje que el país ha dado en los últimos años en materia de crecimiento de la conectividad.

«Varios países avanzados tienen definiciones muchísimo más altas que Colombia. EE. UU. acaba de cambiar a 4 mbps. Si Colombia hubiera adoptado esta meta, no sólo sería un mensaje fuerte para los operadores, sino que las líneas de banda de ancha caerían prácticamente a cero», afectando la posición del país en las diversas clasificaciones internacionales, agregó Swain.

Por su parte, Julián Cardona, presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros, celebró la decisión de la CRC, pero advirtió que «es fundamental para el país impulsar un plan nacional de banda como política pública, con aportes del Estado, para que se masifique este servicio en todos los estratos sociales». Cardona recordó que a pesar del crecimiento de los últimos años en Internet, hoy se presenta un freno en el crecimiento de la banda ancha fija.

ÁLVARO E. SANDOVAL R.
REDACCIÓN TECNOLOGÍA

]]>

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos