Primeras impresiones: LG Pad 8.3, un buen primer paso

LG Pad 8.3
Así es el LG Pad 8.3. Foto: ENTER.CO.
LG se metió al mercado de las tabletas medianas con el Pad 8.3, un dispositivo interesante que podría entrar en la pelea. Estas son nuestras primeras impresiones.
LG Pad 8.5
Así es el LG Pad 8.3. Foto: ENTER.CO.

El mercado de tabletas está caliente. Y dentro de ese mercado, el segmento más caliente es el de los tamaños medianos, de entre 7 y 8 pulgadas. LG quiere un pedazo de ese pastel, y en IFA 2013 lanzó la LG Pad 8.3, su primera incursión en esta competencia. Con ella, espera morder un pedazo del mercado Android, que dominan Asus –con las Nexus– y Samsung –con las Galaxy Tab– ¿Tiene con qué?

Lo primero que resalta es su diseño. Es una tableta muy cómoda de usar: su plástico corrugado ofrece una textura elegante y segura, y su peso ultraliviano le permite ser muy portátil. La pantalla es más grande que la de la mayoría de sus competidores en este segmento, pero aun así es más cómoda de usar y más delgada que, por ejemplo, la Samsung Galaxy Note 8.

Su bisel delgado le ayuda mucho a lograr esto. Tiene 126,5 mm de grosor; 9,4 mm menos que el Note 8 (135,9 mm) y 12,5 mm más que el Nexus 7 más reciente (114 mm). Su peso es de 338 g, 2 g menos que el Note 8 (340 g) y 48 g más que el Nexus 7 (290 g).

Su diseño está muy inspirado en el del iPad mini, pero su construcción no está tan bien lograda como la de la tableta de Apple. Aquí y allá se sienten algunos detalles que, si bien no son problemáticos en sí mismos, son mejorables: una carcasa que no es lo suficientemente rígida, un borde más salido de lo normal o un acabado que pudo haber quedado un poco más prolijo. Pero en general, no está mal.

LG Pad 8.5
8,3 mm de grosor. Foto: ENTER.CO.

La proporción de su pantalla es uno de sus principales aciertos. Al contrario de otras como el Nexus 7, que es demasiado chata y puede resultar problemática para algunos usos, la forma del LG Pad es tan funcional para ver una película en modo paisaje (horizontal) como para navegar la red y usar aplicaciones en modo retrato (vertical).

Otra de sus grandes virtudes es su pantalla. Es Full HD, tiene 8,3 pulgadas y una resolución de 189 ppp. Su brillo y sus colores están siempre muy bien calibrados y tienen una claridad excelente, algo que ya hemos visto en otros productos LG. Su respuesta táctil también fue adecuada, como es de esperarse.

La tableta responde con fluidez, pero su velocidad no es tan deslumbrante como la de otros dispositivos que hemos probado en IFA. Tiene un procesador Qualcomm Snapdragon 600 de cuatro núcleos a 1,7 GHz, que no es el más rápido ni poderoso del mercado pero que hace su tarea. Cuenta con 2 GB de RAM y 16 GB de capacidad, expandibles hasta 64 GB por medio de una tarjeta microSD. Su batería es de 4.600 mAh.

El sistema operativo de la tableta que probamos es Android 4.2, cubierto por el skin de LG, que aunque es de los más sencillos del mercado de cara a usuario, es de los más difíciles de ‘rootear’ y actualizar por el lado de los desarrolladores. Quizás ya tenga la versión 4.3 en el momento del lanzamiento.

Lo que brilló por su ausencia fue un mayor trabajo de LG para ofrecer opciones, configuraciones y gestos específicos para este tipo de pantalla. Aparte de un par de interacciones útiles –uno que apaga la pantalla con un ‘tap’ triple y otro que muestra un menú de multitarea al deslizar tres dedos de un lado al otro–, la Pad 8.3 tiene el mismo software que el LG G2.  Al tratarse de dos dispositivos que se usan de forma diferente, no está bien que la firma surcoreana no se haya tomado más tiempo para acomodarlo a las necesidades de un usuario de tabletas.

Su precio no ha sido especificado. Se espera que esté en las tiendas para final de año, lo que es demasiado tiempo teniendo en cuenta la competencia: Samsung puede lanzar un dispositivo a los 20 días de anunciarlo, y en diciembre es muy probable que Apple lance la evolución del iPad mini. Eso va a disminuir las posibilidades del Pad 8.3, que, por demás, tiene argumentos para competir.

[nggallery id=483]
José Luis Peñarredonda

José Luis Peñarredonda

Un día me preguntaron sobre mis intereses y no supe por dónde empezar. Decidí entonces ponerlos en orden y dibujé un diagrama de Venn para agruparlos a todos: Internet, cine, periodismo, literatura, narración, música, ciencia, fotografía, diseño, política, escritura, filosofía, creatividad... Me di cuenta de que en toda la mitad de ese diagrama, en el punto en el que todos estos círculos confluyen, está la tecnología. Eso me llevó a ENTER.CO. Estudié Periodismo y Filosofía en la U. del Rosario. PGP: http://bit.ly/1Us3JoT

View all posts

12 comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos