¿Qué le depara la inteligencia artificial a las empresas en 2017?

La inteligencia artificial ha transformado el servicio al cliente en las organizaciones.
La inteligencia artificial ha transformado el servicio al cliente en las organizaciones.
La inteligencia artificial ha transformado el servicio al cliente en las organizaciones.

Una de las tendencias tecnológicas que más suena para el 2017 es la inteligencia artificial. Previamente, habíamos sido testigos de proyectos de esta índole en campos científicos, académicos -o incluso comerciales- pero en el 2016 esta tecnología nos mostró lo que puede hacer en el ámbito empresarial, como un camino para la transformación digital de los negocios.

Es por esto que compañías como Intel quieren acercarnos a lo que consideran será el enfoque de la inteligencia artificial el próximo año. Para ellos, la inteligencia artificial recibirá un impulso en la medida en que el análisis avanzado pueda empoderar a las máquinas con inteligencia similar a la humana. Esto se verá ejemplificado en casos como un plan de tratamiento de salud altamente personalizado para un paciente con cáncer, o desarrollos en el sector alimenticio para lograr mejores rendimientos de las cosechas que sirven para alimentar el mundo. De acuerdo con Intel, tener visiones más profundas a partir de estos datos complejos es fundamental para generar valor a las empresas y la sociedad.

Eforcers, por su parte, afirma -basado en predicciones de Gartner que dicen que las inversiones en nuevo hardware de Internet de las Cosas (IoT) superará los 2.5 millones de dólares en los próximos seis meses- que el reto para las organizaciones será prepararse para recolectar, transmitir y analizar los datos que produce su organización y los usuarios día a día, con el fin de generar información valiosa para su negocio que les permita tener una diferencia competitiva con respecto a su vertical de negocios.

Según Andrés Cifuentes, CEO de Eforcers, «el Internet de las Cosas ya no se limita a obtener datos y facilitar su visualización, sino que también permite a los sistemas de IoT tomar decisiones autónomas con la información de la organización como re-agendar rutas de distribución o cambiar horarios de envíos que permiten reducir costos y mejorar la operación. Esta tendencia trae consigo implementación de otras tecnologías como el uso de robots en los ambientes de trabajo, que entrarían a analizar resultados o correos electrónicos».

Lo anterior apuntaría a que, eventualmente, estos robots podrán asistir y supervisar porciones significativas de la fuerza de trabajo en las empresas, generando así mayor eficiencia y reducción de errores que acarrean gastos operativos en las organizaciones.

Así mismo, IQ Outsourcing -una empresa colombiana dedicada a simplificar procesos a través de herramientas que permitan a los sectores financiero, salud, asegurador y de telecomunicaciones ser más competitivos en el mercado- asegura que los sistemas de inteligencia artificial junto a la automatización de procesos permiten al sector empresarial optimizar procesos: «La incorporación de máquinas capaces de buscar millones de patrones y realizar actividades rutinarias complementan la labor de la organización, la cual busca una gestión basada en datos y talento humano idóneo”, agregó Santiago Aldana Sanín, presidente de iQ Outsourcing.

Estas observaciones coinciden con las estimaciones de IDC que dicen que la automatización de procesos a través de la inteligencia artificial es un mercado con gran potencial de crecimiento. Dave Schubmehl, director de investigación sobre sistemas cognitivos y análisis de contenido de IDC, calcula que las ventas de todas las empresas que ofrecen servicios de inteligencia artificial alcanzó unos 8.000 millones de dólares en 2016 y que para el 2020 esa cifra será muchísimo mayor y estará cercana a los 47.000 millones de dólares. Esto quiere decir que el crecimiento anual en estos cuatro año será del 55,1%.

Actualmente, los países que más gastan en materia cognitiva son Estados Unidos y Canadá, pero se cree que en 2017 otras regiones le prestarán atención a este tema. Hasta ahora, las inversiones se están dando así: Por tecnología, se destacan las aplicaciones cognitivas y las plataformas de software cognitivas. Por industrias, la inteligencia artificial es más usada en banca, retail, asistencia sanitaria y fabricación discreta. Y, por casos de uso, buena parte de las inversiones se están destinando a temas como la automatización del servicio al cliente y el diagnóstico, el tratamiento o la investigación del fraude.

Imagen: Pixabay.

Botón Claro

Ana María Luzardo

Ana María Luzardo

Nunca me imaginé escribiendo sobre tecnología, ya que mi vida transcurría entre textos de sociología y política, caminatas a las montañas del Quindío y danzas afro. Sin embargo, amo la multiculturalidad y -debido a que no hay nada más entretenido, colorido y diverso que la relación del ser humano con la tecnología- qué mejor lugar para percibir y vivir esa diversidad que ENTER.CO. Soy comunicadora social-periodista de la Universidad del Quindío.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos