Evaluación: Xbox Series X

La Xbox Series X quizás no sea llamativa. En vez de eso, tenemos una consola que parece lista para soportar la siguiente generación de juegos.

Xbox tenía claro que había perdido la generación anterior de consolas. El dominio de la PS4 no es solo un tema de percepción, sino de números. Mientras que la consola de Sony alcanzó más de 112 millones de unidades vendidas, Microsoft tocó su techo con más de 48 millones de Xbox One vendidas. Así que para muchos la pregunta principal era cuál sería la estrategia del fabricante para esta nueva generación. Cómo sorprendería a los gamers con la Xbox Series X.

La respuesta fueron dos consolas: La Xbox Series X, que se presenta como la más potente en su historia, y la Series S, que se ganó titulares por su precio agresivo. En ENTER.CO llevamos cerca de un mes jugando y disfrutando de la primera. Esperamos un poco más para compartir con ustedes nuestras impresiones, pues queríamos presentar una evaluación más cercana a la versión que algunos de ustedes terminarán utilizando, no la del día 1, sino aquella que llegue cuando los primeros parches de actualización y servicios en línea estén listos.

¿Y qué dice la Xbox Series X? De manera curiosa, no mucho. Si en la generación anterior vimos un salto en diferentes partes que básicamente nos vendía un cambio generación en prácticamente todo aspecto, con la nueva generación estamos más cercanos a una versión ‘pro’ de la versión ‘pro’. Pero no queremos que tomen esto como una crítica. Microsoft está apostando por lo seguro con su nueva generación al enfocarse en desempeño y experiencia, en vez de funciones y agregados como el Kinnect. Sin duda el desempeño de la Xbox Series X es impresionante y algunas de sus funciones cambian la manera de jugar. Pero no se trata de un salto (inmediato) para la mayoría de compradores.

Xbox Series X: La caja Negra más poderosa

Xbox Series X

Desde la caja, la Xbox Series X habla de la manera en la que ha cambiado la visión de Microsoft. Mientras que muchas consolas vienen en una caja sencilla, la compañía empaca su consola más poderosa de la misma manera en la que vienen algunos productos de Apple, quizás para entregar desde el momento antes de que la estrenas esa sensación de que está frente a un producto especial. Luego, su apariencia cierra el trato con una forma que es completamente diferente a lo que estamos habituados.

La Xbox Series X es un bloque sólido de color negro de 15.1cm (ancho) x 15.1cm (profundidad) x 30.1cm (alto). A primera vista parece más pequeña que la One, pero se trata de una ilusión permitida por el hecho de que sus dimensiones van en contra de los bloques rectangulares a los que estamos habituados. La consola está pensada para ser ubicada de manera vertical, con una base de plástico, pero en uno de los extremos también cuenta con cuatro bases de goma para ofrecer resistencia. En la parte de arriba y abajo vemos la ventilación de la máquina.

En el frente tenemos el botón de poder y un puerto USB. Atrás contamos con la entrada HDMI, dos puertos adicionales USB, cable de Ethernet y la entrada de poder. Esta generación también entrega un solo cable sencillo como fuente de poder en vez de la panela engorrosa con la que llegó la primera generación de Xbox One.

Se trata de una apariencia sencilla, pero que distancia a la consola de las demás. Ninguna otra consola en mi sala de entretenimiento es parecida a esta caja negra y, tengo que admitir que se trata de un concepto fresco. Algunos podrán decir que es aburrido, pero lo cierto es para mí resulta perfecto porque va al grano.

Una consola poderosa… si le puedes sacar el máximo provecho

Microsoft define a la Xbox Series X como la consola más poderosa de la nueva generación. Una declaración que está, principalmente sostenida en sus especificaciones. Estamos frente a una máquina que es capaz de correr los juegos en 4K nativo, con la ventaja de que no supone una disminución de cuadros por segundo, sino la promesa de que es capaz de conseguir 120FPS.

El problema (y esto es importante) es que con la Xbox por sí sola no verás estos resultados. Para poder disfrutar de los mejor que tiene la nueva generación necesitas un televisor 4K, con entrada HDMI 2.1 y que esté equipado para poder mostrar los juegos a 120Hz. Así que el primer problema real de la nueva generación de Xbox está en que no solo necesitas actualizar tu consola, sino también la pantalla en la que deseas aprovechar tus juegos. Y considerando que en Colombia la oferta de este tipo de televisores no es muy alta.

Xbox Series X

¿Quiere decir esto que sin un TV de última generación se pierde la gracia del Xbox Series X? Para nada. Incluso con un televisor estándar es clara la mejora visual y de rendimiento que ofrece la nueva generación. Títulos como ‘Ori and the WIll of The Wisp’ que solían ahogarse en la primera generación de Xbox corren a la perfección en la series X. ‘Gears of War 5’ se siente mejor, al momento de recargar una escopeta para volar los sesos en una sesión de multijugador. Son pequeños detalles, pero que pueden motivar a alguien a invertir en la consola si la ve como una inversión que mostrará sus mejores cualidades cuando la tecnología de TV que necesita para mostrar sus mejores cualidades no cueste un ojo de la cara.

¿Y los exclusivos de la Xbox Series X?

Yakuza Like a Dragon

Por desgracia, el TV no es la única razón por la que comprar una Xbox Series X no es obligatorio, al menos por ahora. La nueva consola no llega con ningún nuevo título que muestre sus mejores cualidades o que motive a la actualización. Si eres un fan de ‘Yakuza Like a Dragón’ quizás te tiente, o puede que ‘Forza’ sea razón suficiente. Pero por desgracia no son juegos que precisamente presenten una idea de lo que podemos esperar del catálogo de exclusivos. Quizás cuando ‘Halo: Infinite’ tengamos una razón más, pero lo cierto es que, por ahora, en términos de títulos no hay mucha demora para ingresar a la nueva generación de consolas.

Dicho esto, tampoco podemos olvidar ‘Game Pass’. Aunque el servicio de suscripción no amerita la inversión en la Xbox Series X, si es un incentivo importante. La librería de juegos disponible resulta en un sustituto temporal frente a la ausencia de verdaderos exclusivos, al mismo tiempo que nos recuerda que con la adición de EA Play y los juegos de Bethesda, quizás Microsoft esté una posición mucho más cómoda de consolidar su librería para hacer de la adquisición de la Series X un obligatorio.

Interfaz y funciones: modernizando la experiencia

Microsoft parece haber tomado de la manera en la que estamos experimentando los juegos hoy y ha actualizado algunas de las funciones de la consola para esta nueva generación. Por ejemplo, un elemento pequeño pero vital es el hecho de que ahora es posible realizar capturas de pantalla y video con un solo botón del nuevo mando de la Xbox Series X. Para los fans de Sony no es algo nuevo, pero los dueños de Xbox se sentirán aliviados de saber que ya no necesitarán contar con una tarjeta de captura para poder compartir algunas de sus experiencias con sus amigos o crear contenido. No es una opción sin límites y en términos de acceso todavía hay cosas que mejorar, pero es un paso en la dirección correcta.

Quizás lo que si hace falta, al menos en término de experiencia, es una interfaz que reconozca que hoy no solo se está jugando, sino haciendo otras cosas de manera simultánea. La Xbox Series X todavía le apuesta a una versión tradicional que modifica accesos y los hace más atractivos. Sin duda ofrece muchas más opciones a través de la app móvil y de escritorio, que son un anticipo de lo que espera hacer una vez XCloud esté más consolidado.  Xbox parece estar escuchando, pero en algunos momentos se siente más como que está alcanzando a Sony, que impartiendo la marcha.

Por supuesto, no podemos finalizar sin mencionar quizás el aspecto más atractivo de la nueva generación: Quick Resume. La posibilidad de apagar la consola y retomar el mismo juego sin tener que soportar pantallas de carga o menús de inicio es invaluable. Incluso testeamos qué ocurre cuando es desconectada y sigue funcionando. En un ecosistema en el que cada minuto de juego es preciado, esta función es quizás la joya más interesante de su nueva generación.

Conclusión: 4.5 / 5

Xbox Series X

La Xbox Series X quizás no sea llamativa. Microsoft parece haber tomado la ruta de no apostar por una apariencia extravagante o un elemento que ‘revolucione’ la manera en la que jugamos. En vez de eso, tenemos una consola que parece lista para soportar la siguiente generación de juegos, en términos de diseño y funcionalidad. ¿Es obligatorio invertir en ella estas navidades, en especial con su precio superior a los dos millones de pesos? Para nada. ¿Es una apuesta al futuro de los juegos? Puedes estar seguro.

Imágenes: ENTER.CO

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

5 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Tengo una observación, cuando pones que lo malo de la consola es que tienes que comprar un tv nuevo, siento que es muy reforzado tu argumeto, pues se sabe que la consola funciona muy bien en televisión del 2016 que ya tenían panel de 10 bits y 120 fps pero en puertos 2.0, siento que no investigará bien y sobre los exclusivos tengo entendido que mas del 80% de los juegos son para todas las plataformas, me parce que dejaste de lado algo muy importante su estabilidad en 4k 60fps el cual es el formato más común en los tvs 4k, te recomiendo que para un próximo análisis profundice en mas detalles relevantes y tecnicos.

    • Muchas gracias por el comentario. Y tienes razón, en que podemos ser mucho más exactos con la información (aunque no por falta de información). Con el tema de los televisores quisimos decir que la Xbox Series X es un monstruo conectada a un televisor 4K, pues los cambios generaciones son mucho más obvios que si lo conectas a un TY como los que mencionas. Pero si la información no quedó clara (en especial al hablar de temas técnicos) es probable que se pueda hacer un mejor trabajo de nuestro lado.

  • Quizás ya mirando lo del televisor me parece una excusa forzada por qué aún que no se tenga un televisor de última generación se ve la mejora gráfica y pues me parece genial el quick resume y puedes tener varios juegos abiertos y también a mí parecer les faltó comentar muchas cosas deberían haber colocado que en comparación a la generación anterior los tiempos de carga son mejores también que tiene retrocompatibilidad con todas las generaciones anteriores de Xbox si me parece que si le faltan exclusivos pero apenas están mirando el potencial de esta nueva generación

Archivos