Hace 20 años Neo tomó la píldora roja y conocimos ‘The Matrix’

En 1999 casi acababa el milenio y el pánico tecnológico se expandía gracias al Y2K. Un error causado por un descuido de los programadores de computadores que, para ahorrar memoria, en los primeros programas solo registraban los dos últimos dígitos para establecer el año, asumiendo que el 19… inicial era obvio. Así, para ese año, todos los equipos registraban el año como 99 y el 1º de enero del siguiente año pasaría a 00, y se interpretaría como 1900, lo que causaría muchos fallos que amenazaban con crear un caos.

Pero al final no pasó nada demasiado grave como para que Skynet iniciara la rebelión de las máquinas. Bajo ese contexto, los hermanos Wachowski (que todavía no se habían cambiado el sexo) nos presentaban una película novedosa, que llevaba la ciencia ficción a otro nivel y estaba acorde al tema de conversación del momento. Hablamos, claro, de ‘The Matrix’, que se estrenó mundialmente el 31 de marzo de 1999 (por eso hoy se celebra su vigésimo aniversario), aunque a Colombia llegó el 21 de mayo de ese mismo año, como podemos ver en la página de Imdb.

Aunque al principio muchos no parecían interesados en el filme, incluyendo el mismísimo Will Smith, al que le ofrecieron el papel del protagonista, que no aceptó, terminó siendo un éxito, algo de lo que todos hablaban (y siguen hablando) y pronto se convirtió en una película de culto que finalmente protagonizó Keanu Reeves, haciendo de Neo su personaje más icónico.

«Despierta, Neo»

‘The Matrix’ fue una genialidad en todo sentido. Como esto no se trata de una evaluación, hablaré solo de lo más destacado. Por un lado tenemos el guion, en el que no parece sobrar nada. Cada diálogo está perfectamente armado, con frases sumamente memorables, como el simple «guns… lot of guns», que Reeves repitió recientemente en el tráiler de ‘John Wick 3’. Pero el guion no sería nada sin las espectaculares actuaciones de todo el reparto, especialmente destacables las de Reeves, Laurence Fishburne (Morfeo), Carrie-Ann Moss (Trinity) y Hugo Weaving (el agente Smith).

Además, la historia era ingeniosa, cargada de simbolismos de todo tipo; con constantes referencias y homenajes a la filosofía, el animé, las artes marciales y la literatura –como el obvio a ‘Alicia en el país de las maravillas’–, entre otras; cargada de misticismo y reflexiones tecnológicas, morales, religiosas y filosóficas, y, como dije antes, con un tema acorde al temor y la incertidumbre tecnológica que causaba el Y2K.

Lee más sobre ‘Matrix’ en este enlace.

El relato establece que un programador y hacker (Neo) descubre que lo que creemos la realidad no es más que una simulación virtual e interactiva (conocida como Matrix) de un programa de computador al que todos los humanos están conectados con el fin de robar su energía para alimentar las máquinas. («Despierta, Neo… Matrix te tiene… Sigue al conejo blanco… Toc-toc, Neo»)

https://youtu.be/qezR4W-24SU

Congélame esa patada y esa balacera

También es una película que presentaba muchas novedades en los efectos visuales, que, de hecho, le valieron uno de los cuatro premios Óscar que ganó. La más destacable, de la que todo el mundo habló y que se volvió un ícono de la película fue el ‘bullet time’ (tiempo bala), que consistía en congelar la acción, mientras la cámara se mueve alrededor de la escena. Para lograrlo, usan varias cámaras que graban desde diferentes ángulos, para luego montar las imágenes y acelerarlas para causar un efecto de ralentización.

Aunque no era una técnica nueva y ya había sido usada en otros filmes, los Wachowski la llenaron de espectacularidad en ‘The Matrix’ y se popularizó, gracias, especialmente, a dos escenas: una en la que Trinty salta y queda suspendida en el aire, completamente congelada, mientras la cámara gira alrededor de ella. Y, claro, aquella en la que Neo, en un movimiento imposible, tira su cuerpo hacia atrás para esquivar las balas que le disparan.

Pero, así como las de ‘bullet time’, ‘The Matrix’ está plagada de escenas geniales e inovidables, con muchas efectos visuales espectaculares, como las de entrenamiento o batalla. Todo esto y mucho más hace de ‘The Matrix’ una película icónica, única e inolvidable. Por eso agradecemos que hace 20 años Neo haya decidido tomar la pastilla roja y no la azul, razón por la que hoy podemos decir con alegría ¡feliz cumpleaños, ‘Matrix’!

Fernando Mejía

Fernando Mejía

Quise ser músico, cineasta, astronauta, científico y poeta, cuando supe que solo me alcanzaba para la última, me hice periodista en el Externado para al menos escribir de todo eso y no defraudar al niño que fui.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos