Las batas de los médicos pueden ser perjudiciales para la salud

Salud

Sí, lo sé, el título de esta nota parece la advertencia que encuentras en las etiquetas de las cajetillas de cigarrillos y de bebidas alcohólicas. Y, aunque parece una exageración porque uno va al médico precisamente para estar saludable, es completamente cierta: las batas de los médicos pueden llegar a ser peligrosas para la salud de las personas.

Eso es lo que indica una investigación, que se encargó de revisar más de 1.200 estudios sobre la vestimenta del personal sanitario, que incluye sus batas, corbatas, estetoscopios y otros dispositivos de uso diario, cuyos resultados fueron publicados en 2016 en la página de la Universidad de Cambridge, y que ganó relevancia en los últimos días gracias a un artículo de The New York Times.

Lee más sobre salud en este enlace.

Los resultados de la investigación establecen que, aunque las batas blancas de los médicos lucen impecables, suelen estar contaminadas con bacterias nocivas para la salud e, incluso en muchos casos, resistentes a los medicamentos. Esas bacterias están relacionadas con infecciones en la piel y con graves enfermedades como septicemia, que afecta al torrente sanguíneo, y neumonía, que afecta a los pulmones.

Estas bacterias también se encontraron alojadas en elementos comunes entre los médicos y enfermeros, como sus corbatas, celulares, tabletas e, incluso, sus estetoscopios, que están en contacto constante con sus pacientes y que, en ese orden de ideas, transmitirían las bacterias de una persona a otra.

Mil batas para esta mesa, por favor

Salud

Aunque los médicos laven y cambien sus corbatas y batas a diario, e incluso desinfecten todos los días sus estetoscopios, estas bacterias pueden volver a contaminarlos en cuestión de horas, por lo que los primeros pacientes de la jornada pueden estar a salvo, pero los que llegan al final tienen un mayor riesgo de contaminarse.

La solución podría ser que se las batas y corbatas de los médicos estuvieran hechas de telas microbianas, que, según un estudio más antiguo, de 2015 (también fue publicada en la Universidad de Cambridge), ayudan a reducir la adhesión de algunas bacterias en las diferentes prendas de vestir.

Además, otro artículo, también publicado en Cambridge, en 2017, indica que el uso de batas con manga corta puede ayudar a reducir la transmisión de bacterias, debido a que de esa manera es más fácil tener desinfectadas las manos y los brazos, y así se evita la transmisión a los pacientes. Así que, cuando vayas al hospital, pídele al doctor que se quite la bata para examinarte o que use una con manga corta y que, por favor, se desinfecte las manos y el estetoscopio, no querrás salir más enfermo de lo que llegaste.

Imágenes: Megaflopp y Saklakova (vía: iStock).

Fernando Mejía

Fernando Mejía

Quise ser músico, cineasta, astronauta, científico y poeta, cuando supe que solo me alcanzaba para la última, me hice periodista en el Externado para al menos escribir de todo eso y no defraudar al niño que fui.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos