La Starliner de Boeing despegó con éxito, la primera prueba tripulada ¿Por qué es importante para NASA?

Los astronautas de la NASA Butch Wilmore y Suni Williams se encuentran a salvo en órbita tras el lanzamiento exitoso de la nave espacial Starliner de Boeing, en la primera prueba de vuelo con tripulación. Este despegue tuvo lugar a las 10:52 am EDT desde el complejo de lanzamiento espacial en la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral, Florida, utilizando un cohete Atlas V de la United Launch Alliance (ULA).

«Dos audaces astronautas de la NASA están en camino en este histórico primer vuelo de prueba de una nueva nave espacial», comentó el administrador de la agencia espacial estadounidense, Bill Nelson.

“El Starliner de Boeing marca un nuevo capítulo en la exploración estadounidense. Los vuelos espaciales tripulados son una tarea audaz, pero por eso vale la pena realizarlos. Es un momento emocionante para la agencia, nuestros socios comerciales y el futuro de la exploración», concluyó.

¿Por qué es impotante este lanzamiento?

Esta misión forma parte del Programa de Tripulación Comercial de la NASA y su objetivo es validar el sistema de transporte, la plataforma de lanzamiento, el cohete, la nave espacial, y las capacidades operativas en órbita, además de garantizar un regreso seguro a la Tierra con astronautas a bordo. Antes de este vuelo tripulado, Starliner había realizado dos vuelos orbitales sin tripulación y una demostración de aborto en plataforma.

Por otra parte, a diferencia de la Crew Dragon de SpaceX, que solo puede aterrizar en el agua, la Starliner tiene la capacidad de aterrizar tanto en tierra como en agua. Esta versatilidad es significativa para las operaciones y la recuperación de las misiones.

Te puede interesar: NASA lanza “experiencias” 3D para viajar virtualmente a través de objetos en el espacio en Instagram

Así mismo,  los astronautas a bordo de la Starliner tienen la tarea de cambiar uno de los depósitos de orina en la Estación Espacial Internacional, que ha estado fallando desde el 29 de mayo.

Mark Nappi, vicepresidente y director del programa de tripulación comercial de Boeing, aseguró que “con el lanzamiento de Starliner, su separación del cohete y su llegada a órbita, la prueba de vuelo con tripulación de Boeing va por buen camino».

El equipo de Boeing en Houston y los equipos de la NASA en el Centro Espacial Johnson están monitoreando el vuelo para garantizar la seguridad y el éxito de la misión.

La nave espacial Starliner se acoplará de manera autónoma al puerto delantero del módulo Harmony de la Estación Espacial Internacional a las 12:15 p.m. del 6 de junio y permanecerá allí durante aproximadamente una semana.

Durante su estadía, Wilmore y Williams verificarán el funcionamiento de la nave espacial, incluyendo el sistema de control ambiental y los propulsores.

Imagen: Nasa

Digna Irene Urrea

Digna Irene Urrea

Comunicadora social y periodista apasionada por las buenas historias, el periodismo literario y el lenguaje audiovisual. Aficionada a la tecnología, la ciencia y la historia.

View all posts

Archivos