Bandas y relojes inteligentes, cada vez más cercanos, pero con tareas diferentes

Relojes inteligentes

La diferencia entre las bandas y los relojes inteligentes es cada vez más pequeña y difusa. Las bandas ofrecen menor tamaño y, por ende, menos funcionalidades que un smartwatch, pero con las mejoras en la tecnología estas pueden hacer cada vez más. Por eso, es importante tener en cuenta las diferencias de las dos al momento de tomar una decisión.

Actualmente, hay gran variedad que ofrecen funcionalidades, características y resistencias diferentes. Inclusive, es un error común pensar que todos los relojes inteligentes son únicamente digitales debido a que en la actualidad hay varias compañías que mezclan los diseños tradicionales con las mejores facultades de un smartwatch dando paso a los llamados relojes híbridos.

Estas son algunas de las características y las diferencias que tienen las bandas y los relojes inteligentes:

1. GPS: La mayoría incluye un GPS para rastrear su ubicación o recibir alertas específicas de ubicación, la principal diferencia en ambos casos es el uso que se le da y los permisos que tiene de acceso. Ambos lo usaran para monitorear durante el ejercicio, pero el reloj también podría hacerlo para notificaciones, aplicaciones y realizar transacciones.
2. Notificaciones: Mientras que las bandas muestran notificaciones, sin permitir hacer seguimiento de estas; la mayoría de los relojes permite tomar acciones como respuestas rápidas, contestar o crear recordatorios.
3. Monitor de actividad física: Si es un atleta profesional o amateur, una pulsera dedicada a la actividad física no es una mejor opción que un reloj inteligente, porque no captura en detalle el ejercicio o tiene menos opciones de monitoreo. Muchos relojes inteligentes incluyen un monitor de pasos, de frecuencia cardíaca, oxígeno en la sangre y otros para ayudar a rastrear los entrenamientos con mejor precisión.

También te puede interesar: Relojes inteligentes: Apple domina el mercado; Samsung acelera.

 4. Conectividad y aplicaciones: Más allá de mostrar notificaciones desde su teléfono, un reloj inteligente es tan bueno como las aplicaciones que admite y el control que permite tener sobre el teléfono de estas. El reloj funciona como un control a distancia en algunos casos y las aplicaciones de sincronización no son tan necesarias como en las bandas.

5. Batería prolongada: Estos accesorios modernos cuentan con baterías que, idealmente, no necesitaran cargarse en días. La diferencia depende de la cantidad de tareas y acciones en segundo plano que tenga que ejecutar. Algunos modelos como el GBD-H1000 de G-SHOCK cuentan con una tecnología de carga dual (Solar y por conexión USB) por lo que se pueden cargar mientras se ejercita en el día al recibir la luz solar.

Sin duda, escoger una banda o un reloj inteligente dependerá del tipo de tareas que quiera que este lleve a cabo. Las bandas están cercanas a monitoreos de ejercicios sencillos y salud; mientras que los relojes se están convirtiendo es accesorios de estilo de vida y complementos necesarios para llevar a cabo tareas diarias. También, implementos indispensables para deportistas profesionales y de alto impacto.

Decidir en qué tipo de dispositivo invertirá su dinero dependerá de la evaluación que haga sobre las necesidades que necesita cubrir.

Imagen: Arthur Luczka (Vía Unsplash). 

Diana Arias

Diana Arias

Soy comunicadora social de la Pontificia Universidad Javeriana, con énfasis en Producción multimedia y Periodismo, y Lingüista de la Universidad Nacional. Actualmente, estoy haciendo la especialización en economía de la Javeriana.

Ver todos los posts

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos