Fabricantes buscan impulsar redes caseras para conexión a Internet a través de celulares

Luego de consolidarse como la modalidad de acceso a la Red más contratada por los colombianos el año pasado, según el Informe de Conectividad del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, los servicios de Internet móvil -a través de las redes celulares- buscan conquistar nuevos segmentos del mercado.

Para lograrlo, las empresas de telefonía celular se empiezan a apalancar en dispositivos como los routers 3G, que se hacen cargo de convertir su señal de datos móviles -de segunda y tercera generación- en una señal Wi-Fi que brinda conectividad a diversos aparatos del hogar o la oficina, y no solo a un computador como sucede en la actualidad con los módem USB.

Aún más, algunos de estos routers 3G vienen equipados hasta con cuatro puertos Ethernet, que permiten conectar a la Red dispositivos como consolas de videojuegos, reproductores de Blu-ray, discos duros externos y televisores con funciones de navegación en Internet, entre muchos otros.

Como si fuera poco, routers como el W35 de Ericcson o el E968 de Huawei vienen preparados para conectar una línea telefónica y otra de fax, es decir, que se convierten en herramientas integrales de conectividad en lugar en el que se instalen.

Pero, ¿cuál es el objetivo de toda esta estrategia? Sin duda, aunque algunos operadores celulares lo nieguen hoy, su apuesta es comenzar la conquista del mercado de Internet de los operadores fijos (empresas telefónicas y de TV por cable).

Parece algo difícil de concretar, pero la historia de este sector ha comprobado la dinámica con que se mueven los diferentes negocios y la manera como un servicio o tecnología termina sustituyendo a otro.

Precisamente, César Castro, gerente general de Nokia para Colombia y Ecuador, señaló que «lo que vivimos en la década pasada con los servicios móviles de voz es lo que vamos a experimentar de manera, incluso más acelerada, en materia de datos en los próximos años».

El directivo se refiere al crecimiento sin precedentes de la penetración celular, desde el 10 por ciento observado hace 10 años hasta el 92,9 por ciento registrado en el más reciente reporte de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).

Para no ir más allá, el ejecutivo recordó que en el 2009 las conexiones mundiales de Internet móvil superaron a las de banda ancha fija y en el 2011 se espera que unos 1.000 millones de personas en el planeta utilicen esta modalidad de acceso a la Red.

En el caso de América Latina, Nokia estima que en el año 2014 el 40 por ciento de los suscriptores de telefonía celular contarán con una conexión móvil a la Red. Para ese momento se prevé que la penetración regional de la telefonía móvil superará el 90 por ciento.

Se alinean las estrellas

En el mismo sentido se expresó Rolando Martínez, vicepresidente de Ericsson en Colombia, quien considera que la estrategia comercial desarrollada por operadores celulares como Movistar promete impulsar el negocio de la conectividad móvil a niveles históricos.

Solo hay que analizar, explicó el ejecutivo, la situación de mucha gente que viaja una o dos veces al mes y que prefiere contar con una conexión móvil propia y no pagar más por el costoso acceso que ofrece la mayoría de los hoteles. «Eso por no hablar de la facilidad de sentarse en cualquier parte y conectarse sin ningún problema».

Incluso, Martínez prevé el creciente uso de la conectividad móvil en nichos como los grandes ejecutivos y los estudiantes universitarios, en detrimento de la conectividad fija de la casa.

Cifras de Ericsson señalan que el 60 por ciento de las conexiones móviles actuales se realiza a través de módem USB y el porcentaje restante corre por cuenta de teléfonos inteligentes y computadores con conectividad 3G incorporada.

Al respecto, César Castro, de Nokia, cree que el potencial de Internet móvil en América Latina es mayor si se toma en cuenta que en muchos países de la región la penetración celular sigue siendo baja y es aún menor si se observa solo el segmento de teléfonos inteligentes.

Este escenario «lo vemos como una oportunidad para elevar el número de usuarios de Internet móvil y también para crecer en el negocio de aplicaciones móviles (para celulares)».

Al respecto, Castro reveló que en la tienda de aplicaciones de Nokia, denominada Ovi Store, ya se realizan más de dos millones de descargas diarias.

Por supuesto, para esta compañía la experiencia del Internet móvil «va más allá de conectar computadores», pues su objetivo es que los usuarios tengan todo el entretenimiento y la información a la mano y en movimiento.

Positivo escenario actual

El Informe Trimestral de Conectividad, publicado por el Ministerio de TIC, señala que mientras en el 2008 los usuarios de Internet en Colombia eran 17,1 millones, en el 2009 esta cifra llegó a los 22 millones. En términos de suscripciones o contratos de acceso a la Red, Colombia cerró el año anterior con 3,2 millones, lo que representa un avance del 46 por ciento. «Alcanzar los 3,2 millones de suscripciones a Internet en el país es un avance significativo y Colombia consolida así su liderazgo en el crecimiento de Internet móvil en la región», señaló el ministro Daniel Medina. El funcionario se refirió a que el mayor repunte en el número de suscripciones corrió por cuenta de los operadores celulares, que pasaron de 156.610 abonados a planes de Internet móvil en el 2008 a 915.280 en el 2009, lo que equivale a un crecimiento del 484,43 por ciento. Este escenario contrasta con el avance del 12 por ciento reportado en los accesos a Internet a través de redes fijas (líneas telefónicas y cable) que pasaron de 2,02 a 2,26 millones de un año para otro.

A garantizar la calidad del servicio

El avance observado en Internet móvil ha puesto al Gobierno a analizar la necesidad de hacer más exigentes los indicadores de calidad del servicio con el fin de proteger a los usuarios. Incluso, ya le pidió a la Comisión de Regulación de Comunicaciones que estudie los planes de Internet ilimitado que ofrecen los operadores, en especial si estas empresas pueden bajar la velocidad de acceso luego de un volumen determinado de datos descargados.

Vienen nuevos operadores

El panorama para este servicio es más alentador, si se tiene en cuenta que el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones abrió hace pocas semanas el proceso de subasta de 2 permisos de espectro radioeléctrico para ofrecer servicios de Internet móvil de banda ancha.

Estos permisos, por 10 años, le permitirán a sus titulares ofrecer Internet en todo el país haciendo uso de tecnologías inalámbricas como LTE (cuarta generación de telefonía móvil) que permitirían transmitir datos, voz y video a velocidades de hasta 100 Mbps en descarga de contenidos, que contrastan con los 700 Kbps que se disfrutan hoy en redes 3G.

En su momento, el ministro Daniel Enrique Medina explicó que «con esta decisión queremos aumentar la competencia y que haya nuevas opciones para servicios de acceso a Internet a través de terminales móviles, como mapas digitales, guía de restaurantes y dispositivos móviles que permitan hacer compras a través de ellos». Según se conoció, al proceso se presentaron las empresas UNE – EPM Telecomunicaciones, el operador de TV satelital Directv y Amena.

El Gobierno espera realizar esta subasta y adjudicar los permisos en junio próximo.

El optimismo del Gobierno frente a esta subasta la comparten los fabricantes Ericsson y Nokia, en especial esta última que estima que en los próximos 5 o 6 años Colombia podría llegar a tener de 15 a 16 millones de conexiones de Internet móvil en todas las modalidades (por demanda en pospago y prepago, y por suscripción), desde las 4,2 millones observadas el año pasado.

ÁLVARO E. SANDOVAL R.
REDACCIÓN TECNOLOGÍA

]]>

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos