Evaluación: ‘Invencible’: Temporada 1

En un mundo en el que Disney+ está capitalizando en sus franquicias de ‘Marvel’ y Netflix le apuesta a historias tan únicas de héroes como ‘The Umbrella Academy’, Amazon ha descubierto cuál es el nicho de súper héroes que desea explotar: historias de súper héroes. Ultra violentas. La tendencia que inició con ‘The Boys’ ahora  la continua con ‘Invencible’.

La historia comienza cuando Mark despierta sus poderes. En un mundo lleno de súper héroes, él tiene el orgullo de ser el hijo del más grande de ellos: Omni man, un extraterrestre que ha hecho su vida en la tierra. Mark inicial su carrera como súper héroe, pero pronto descubre que no todo son actor heroicos y victorias. Al mismo tiempo, un misterio amenaza la tierra cuando los Guardianes de la Tierra (el grupo de héroes más poderosos del planeta) son asesinados.

‘Invencible’ no es una historia para todo el mundo. La violencia de sus héroes puede no ser del gusto de aquellos que prefieren no ver a un súper hombre aplastar el cráneo de alguien más. Sin embargo, su historia cuenta con un encanto para aquellos que simplemente quieran una encontrar una historia distinta de héroes. Es un show que revierte muchos de los lugares comunes y que es entretenido. Por desgracia su animación no le hace favores y, en algunos casos, arrastra sus momentos más emotivos. Tampoco ayuda el que el show falle en ciertos momentos con su ritmo, solo tomando un impulso permanente en los últimos episodios.

Sangre que desafía lugares comunes

La primera razón para ver ‘Invencible’ está en su historia. Robert Kirkman, creador de la serie, escribió originalmente ‘Invencible’ con la intención de ‘revelarse’ contra algunos de los clichés de las historias de súper héroes que leía. Invencible es su manera de voltear estas ideas agotadas de orígenes y de grupos de súper poderosos capaces de salvar el día si tener bajas, sin dudas.

Invencible presenta estas ideas utilizando como motor su violencia. A diferencia de las historias de héroes en el MCU, las batallas en la ciudad tienen víctimas. Invencible termina sus batallas destrozado y, la mayoría de veces, avergonzado de los incorrecto que es el nombre que eligió como súper héroe frente a la realidad. El hombre más poderoso del mundo, termina no siendo el amable y altruista extraterrestre, sino que es capaz de los actos más brutales y despiadados.

La violencia de ‘Invencible’ puede no ser para todos los gustos. Sin embargo, es algo que le da el tono particular a la historia y que potencia cada uno de los encuentros. Aunque algunos puedan decir que es gratuita, lo cierto es que sin ella la historia que pretende contar no sería la misma, no sería tan potente. Es el hecho de que cada encuentro no se ahorre los golpes lo que nos recuerda que en este show los buenos no son tan buenos y los malos son particularmente malos.

No solo esto, sino que además se alimenta de un diseño único, pero similar, para lograr crear estos paralelos con las historias de cómics que lo inspiran y con los que la serie animada se toma libertades. Por ejemplo, el los cómics un villano como Metalhead es interesante, pero en la serie de Amazon el equiparlo con una voz de Audiotune lo hace todavía más memorable.

El ritmo de Invencible es muy fácil de derrotar

Invencible

Creo que la mejor prueba de lo vital que resulta la brutalidad en ‘Invencible’ está en el ritmo de sus capítulos. Los dos primeros episodios, por ejemplo, pueden ser pastillas para dormir si no se tiene la actitud necesaria. La serie tiene un terrible sentido para poner tensión o interés en aquellos momentos en los que de manera activa no está avanzando la trama. Invencible es una moto que solo va ganando velocidad y cuando llegas al último episodio estás disfrutando el viaje. Pero las dos primeras horas hay que empujar y hacer fuerza, esperando que la serie coja el momentum que necesita.

Es un problema de adaptación, que por alguna razón decide tomar los mejores momentos de los cómics y presentarlos de la manera más plana posible. La serie no aprovecha sus recursos y, por eso, cuando es un show más de súper héroes resulta difícil mantener la concentración. Los momentos de acción no se sienten (y de nuevo, acá nos referimos a los dos primeros episodios). Es solo hasta que el show decide mostrar su brutalidad que nos recupera y despierta. Pero esto no debería ser así, pues el cómic (que es 100% recomendable) precisamente utiliza su arte para hacer estos momentos algo más que el preludio a la violencia.

Una animación que es el mayor villano

Quizás el mayor punto débil de ‘Invencible’ se encuentre en su animación. La temporada termina y la serie no consiguió algún momento en el que consiguiera demostrar todo su potencial o, siquiera, conseguir un momento particularmente memorable gracias a las capacidades de su estudio. La animación de Invencible es plana, sin entrar en mayores detalles. Los personajes tienen dos tipos de humor en el rostro y la mayoría de planos son estáticos y aburridos. Si eliminas la sangre, ‘Invencible’ es otra serie animada más que no toma ningún reto o incluso aprovecha los recursos animados para hacer de sus peleas algo más que una traducción de los cómics a la pantalla chica.

Esto es en sus mejores momentos, porque en sus peores ‘Invencible’ pasa de tener una animación sin chispa a una mala animación. El uso de CG en esta historia consigue arruinar combates y peleas. La última batalla, en particular, cuenta con algunos momentos que hasta el ojo menos entrenado puede notar. No arruinan el momento, pero si manchan la serie y la ponen por debajo de muchas otras producciones que hoy recibimos. Netflix, en particular, le podría dar algunas clases a Amazon de porque una historia animada tiene que ser algo más y cómo la animación puede convertir un cómic en una pieza más impresionante que cualquier batalla a gran escala del MCU.

‘Invencible’ es una mala serie animada (y quiero aclarar que me refiero únicamente a su calidad como serie animada, no como serie) porque no aprovecha los recursos que la animación ofrece. Se apoya en los laureles de ser una traducción de los paneles del cómic, pero ni siquiera esto lo consigue bien porque en el proceso elimina el dinamismo.

Miren por ejemplo este momento en el cómic y compárenlo con el de la historia.

Es la misma escena, palabra por plano y plano por plano. Pero el cómic consigue capturar mucho mejor los sentimientos de ambos personajes. Y el que la serie no consiga utilizar los recursos infinitos de la animación para hacer de esta historia ‘invencible’, resulta ‘imperdonable’.

No invencible, pero si imperdible. 4/5

Invencible

Invencible es una historia que se disfruta. Su historia tiene encanto, principalmente porque está construida en una premisa que atrapa al espectador. La violencia de su mundo de héroes puede no ser para todos los gustos, pero resulta en un show que consigue interesarnos en una segunda temporada, más respuestas y conocer el camino que tomará este nuevo héroe. Esperamos que la animación mejore y que Amazon entienda que el ritmo de su historia no puede depender del shock… porque si consigue hacer de esta serie algo más que una simple adaptación entonces, pero solo entonces tendrá una historia…

‘Invencible’.

Imágenes: Amazon

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

Ver todos los posts

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos