Así quedó la normativa para usar patinetas eléctricas en Bogotá

patinetas eléctricas

¿Eres usuario de las patinetas eléctricas en Bogotá? Pues después de varias semanas de negociación, este sistema alternativo de transporte ya tiene una reglamentación para cumplir. Recordemos que este escenario es producto de los frecuentes decomisos de estos vehículos eléctricos a las diferentes empresas proveedoras del servicio. A continuación les explicamos en detalle.

patinetas eléctricas

Los problemas iniciales

El principal problema que aquejó a la Secretaría Distrital de Movilidad y a la Alcaldía Local de Chapinero fue el uso del espacio público para estacionar las patinetas. Al comienzo de la operación del sistema, en noviembre de 2018, estos dispositivos no tenían un espacio para ser estacionados. Por lo tanto, las autoridades realizaron diversos operativos para decomisarlos e impedir la invasión del espacio público.

Entonces las empresas realizaron convenios con locales comerciales para usar los antejardines como parqueaderos. Esto no fue bien visto por las autoridades, especialmente para Juan Pablo Bocarejo, secretario de movilidad de Bogotá. El argumento del secretario se centró en la explotación del espacio público para beneficio económico de las empresas.

Debes leer: ¿Son seguras las patinetas eléctricas que funcionan en Bogotá?

El segundo problema tuvo que ver con la seguridad de los usuarios. La Secretaría de Movilidad dijo en su momento que la velocidad máxima permitida en las patinetas era de 20 kilómetros por hora. Los operadores dicen haber acatado esta orden y agregar seguros contra accidentes para usuarios y no usuarios. En el caso de las patinetas Grin brinda cobertura por 7 millones de pesos en caso de accidente de un usuario. Y para los no usuarios la cobertura es de 120 millones de pesos. Los demás operadores también cuentan con seguros de los cuales no obtuvimos mayores detalles.

Estos dos temas fueron debatidos durante las semanas de negociación entre Movilidad y operadores. A partir de eso, salió un protocolo en borrador que fue dispuesto para que los implicados e interesados hicieran comentarios y observaciones al respecto.

Así quedaron las reglas de funcionamiento

Especificaciones técnicas

El protocolo de funcionamiento se divide en las especificaciones técnicas como la velocidad y los dispositivos. En la velocidad, no podrán superar los 20 kilómetros por hora. En dispositivos, cada una debe contar con freno, timbre, luz blanca delantera y luz roja trasera, pie de apoyo, ubicación satelital y número único de identificación visible.

Espacios de estacionamiento

Movilidad delimitará las zonas en las que se pueden estacionar las patinetas eléctricas. Cada zona tendrá un cupo limitado, no podrán ofrecer en alquiler un vehículo diferente a patinetas y tampoco podrá integrar elementos distintos a la infraestructura física acordada anteriormente.

Condiciones mínimas de operación en espacio público

Las empresas proveedoras deben incentivar la seguridad vial de los menores de edad que usen las patinetas. Deben incentivar el uso del casos en sus usuarios e implementar medidas que contribuyan al uso de las patinetas eléctricas en los horarios con mayor tráfico. También deben contribuir a que el usuario estacione la patineta en los espacios autorizados, todas las patinetas estén en óptimas condiciones, los cobros sean los correctos y todos los canales de atención al usuario deben estar siempre disponibles.

Además de los actuales seguros contra accidentes, cada empresa deberá adoptar un protocolo para la atención de incidentes, siniestros y emergencias que contenga los procedimientos, actores involucrados y recursos necesarios. En cuanto al horario de funcionamiento, comenzará a las 5 de la mañana y terminará a las 10 de la noche.

Deberes con el usuario

El proveedor deberá informar a los usuarios, mediante avisos en las patinetas y en la app, las reglas que deberán cumplir para el uso del espacio público. Antes del alquiler, debe proveer información de normas de circulación y precios contemplando recargos, multas y otros costos. Igualmente, deberá incentivar el uso del caso en los usuarios.

Deberes de los usuarios

Deberán ubicarlas en los espacios autorizados. No podrá movilizarse más de una persona en una misma patineta de forma simultánea. No podrán transportar objetos que disminuyan la visibilidad o que incomoden la conducción. Igualmente deberán cumplir con la circular 006 del 12 de diciembre de 2018 y el Código Nacional de Policía y el Código Nacional de Tránsito Terrestre.

Igualmente, las patinetas deberán circular por las ciclorrutas y calzadas de calles que no sean vías principales siempre y cuando transiten hacia el mismo sentido de los carros. Por ningún motivo pueden transitar por los andenes.

Impuesto por uso del espacio público

Este impuesto busca reconocer los impactos negativos generados, en particular a las restricciones al derecho colectivo del aprovechamiento del espacio público y mantenimiento al espacio solicitado. Es decir, las empresas pagarán por usar las zonas delimitadas por Movilidad para estacionar las patinetas eléctricas.

Para calcular el impuesto, Movilidad fijó una fórmula matemática para cada empresa. Esta tiene en cuenta el tiempo de la operación, el valor promedio ponderado del suelo; el número de patinetas autorizadas; cobro por aglomeración, y la señalización de los cajones.

“La regulación de la velocidad es un aspecto importante y necesario para el bienestar de los bogotanos. Pero la decisión deja un sabor extraño porque la existencia de los cajones y el permiso de estacionar en la calzada demuestra que la Secretaría de Movilidad estaba buscando la forma de cobrar. Puede ser una decisión acertada, pero no es la mejor decisión. El Distrito no puede renunciar y entregarle al privado la responsabilidad del buen comportamiento de las personas en la patineta. Ojalá que la misma rigurosidad que castigaron el parqueo de las patinetas lo hagan con todo aquellos elementos que obstruyen la movilidad de los peatones”, precisó Fernando Rojas, experto en movilidad.

En caso de que un usuario haga un daño al espacio público, el costo será asumido por la empresa directamente. Esta deberá encargarse de repararlo en iguales o mejores condiciones y estos costos no están contemplados en el impuesto.

Imágenes: Jossdim, Lord_Kuernyus (vía iStock).

Sergio Ospina

Sergio Ospina

"Ser periodista es ver pasar la historia con boleto de primera fila", frase de Diego Petersen Farah, es la que define mi pasado y presente en el mundo del periodismo. Amo la fotografía, la redacción y toda forma de embellecer la realidad. Y aunque ya cuento con experiencia, ENTER.CO es la oportunidad de aprender y ser un mejor profesional.

View all posts

1 comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos