La manera de entrenar programadores debe cambiar

programadores

Cuando empezó la pandemia hace más de dos años se hizo evidente que América Latina se estaba quedando atrás en talento digital para competir en la cuarta revolución industrial. Aunque existe un número listo de programadores, este no es suficiente ni está aumentando con la rapidez que se requiere para satisfacer las necesidades de la región que, además, tiene el potencial de ser fuente de talento para las empresas norteamericanas.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) liberó el año pasado una publicación que presenta alternativas disruptivas para entrenamiento de talento que están llenando el vacío que las instituciones tradicionales de educación superior no logran cubrir.

En el artículo del BID, de acuerdo con Andreas Schleicher (2019), director de educación y competencias de la OCDE “la era industrial nos enseñó cómo educar robots de segunda clase, personas que son buenas para repetir lo que les decimos. En la época de la inteligencia artificial, tenemos que pensar mucho más sobre cómo podemos educar humanos de primera clase” (BID y Virtual Educa, 2019). Un pequeño número de instituciones de élite han podido brindar una educación de alta calidad a sus estudiantes. Desafortunadamente, estas instituciones son inaccesibles para la mayoría debido a su incapacidad para brindar acceso a personas de cualquier perfil y origen socioeconómico.

En el artículo de Sylvain Kalache es de destacar cómo “los ciudadanos de hoy buscan constantemente las habilidades para asegurarse un trabajo significativo y financieramente sostenible, mientras que las empresas buscan constantemente los mejores talentos, donde quiera que se encuentren.” Metodologías que hoy son posibles gracias a opciones alternativas como son los cursos en línea, campamentos de entrenamiento o programas intensivos.

Por ejemplo, desde el 2019, la metodología de Holberton basada en cohortes, centrada en proyectos y aprendizaje entre pares, sin clases magistrales ni profesores tradicionales y con la filosofía de aprender a aprender ha demostrado que puede ofrecer al mercado desarrolladores de alto nivel internacional globalmente competitivos, convirtiéndose en una alternativa innovadora, disruptiva y escalable como lo necesita Colombia y toda América Latina.

Sorprende que al consultar en el Sistema Nacional de Educación Superior (SNIES) la suma de graduados en Ingeniería de Sistemas de las universidades privadas más reconocidas en cada uno de las 4 principales ciudades de Colombia desde el 2019 al 2021 es similar a la cantidad de desarrolladores egresados de una academia como Holberton Colombia. Holberton no ofrece un programa educativo y no entrega títulos formales, pero satisface la demanda por talento de las empresas que en el mundo del software contratan por habilidades y no por diplomas.

Y es que los aproximadamente 135 mil profesionales colombianos de las tecnologías de la información no son suficientes para satisfacer las necesidades del mercado, según PageGroup, más aún si solo el 13.5% domina el idioma inglés. De acuerdo con un sondeo de Talently, la demanda de programadores en Colombia se espera que crezca 65% en los próximos años.

Al ser una industria en constante evolución y actualización, enfrentar este reto es difícil para los centros educativos tradicionales en solitario. Por fortuna, academias como Holberton proveen programas de fácil acceso para que los interesados en esta industria puedan iniciarse en una carrera en tecnología que les dé acceso a trabajos mejor pagados.

En Holberton, los participantes tienen la opción de “entrenarse ahora y pagar después” cuando tengan un empleo. Un gran porcentaje de los egresados de Holberton cuenta con trabajos que pagan más de $5 millones de pesos, algunos incluso hasta $20 millones y el 90% de los egresados consiguen trabajo en los primeros 90 días.

Las historias de éxito son contundentes “Un día leí en un portal de noticias: Los datos son la materia prima más valiosa del planeta. Sentí que me estaba perdiendo de la nueva fiebre del oro y me pregunté: ¿por qué no estoy trabajando en eso?”, dice Ricardo Hincapié, el protagonista de una de esas historias. Él tiene 33 años, es de Cali, y se describe como una persona plástica. “No como la canción de Rubén Blades”, dice entre risas, “sino como alguien que se ha movido en distintas actividades, que tiene plasticidad, versatilidad”.

Después de su paso por Holberton Colombia, ha participado en proyectos internacionales en esta área, potenciando su trayectoria previa en lo académico, liderazgo y management con sus nuevas competencias adquiridas en Holberton. Ricardo se ha involucrado en proyectos que van desde un prototipo de acceso libre para visualizar datos electorales de Cali, pasando por una App de inteligencia de mercado para consumidores en Latinoamérica, hasta su actual proyecto vinculado a la generación de valor con datos para grandes ligas deportivas como la NBA, NFL y FIBA, entre otras.

Te puede interesar: Despidos y contratación congelada ¿Cómo es el panorama para los desarrolladores en 2023?

“Mi jornada laboral empezaba desde muy temprano y terminaba muy tarde, era desgastante. Estaba buscando una oportunidad para mejorar mi vida. Fue entonces cuando conocí a Holberton y esa frase que había visto en el artículo retumbó en mi mente. Me pareció una alternativa práctica y viable ya que era un programa intensivo, pagaba únicamente si obtenía un buen resultado, y yo estaba buscando resultados rápidos para bolsillos flacos”, comenta Ricardo.

Son cientos de historias de éxito como la de Ricardo, a quienes además se les avecina un panorama aún más prometedor. Los desarrolladores de software en el país cada vez se perfilan dentro de los profesionales que más ganan y son más atractivos para empresas en Estados Unidos. A medida que el dólar sube en Colombia, el país se está volviendo uno de los mejores lugares para contratar programadores, quiénes terminan llenándose los bolsillos con salarios bastante jugosos a los cuales un colombiano promedio difícilmente tiene acceso.

«Es muy emocionante ver a tantos nuevos desarrolladores cumpliendo su sueño cuando terminan los 9 meses del programa, ser testigo de la cantidad de participantes que hacen cambio de carrera buscando un futuro mejor ¡y lo logran! Otros llegan sin ningún conocimiento en programación y terminan con un dominio total de los lenguajes. Otros que duplican sus ingresos mejorando su calidad de vida y la de sus familias. En fin, es infinita la cantidad de casos exitosos de los que hemos sido parte, por eso para Holberton es un honor sumar el logro de esos sueños ofreciendo una experiencia enriquecedora y pertinente.» María Paula Farfán, Country Manager, Holberton Colombia.

Los desarrolladores de software son la nueva fiebre de oro y Holberton Colombia es consciente de ello, por eso ha desarrollado una metodología totalmente innovadora y disruptiva con estándares de Silicon Valley, basada en cohortes, proyectos e interacción peer to peer para aprender haciendo, con sesiones en vivo de forma remota y presencial.

Te puede interesar: Cinco consejos de supervivencia para un programador ‘novato’

Holberton ofrece un programa completo con una plataforma en la nube para entrenamiento semipresencial en desarrollo de software y una duración de 9 meses que se pueden extender a 9 más para acceder al currículo de especializaciones los programas tienen una duración de 9 a 18 meses, con un compromiso de 24 a 60 horas semanales. Además de la formación práctica, la academia provee al alumno las soft skills necesarias para tener éxito en el ámbito tecnológico, y lo acompaña en su proceso hasta que consigue trabajo.

Las posiciones que ocupan los egresados de Holberton Colombia incluyen Full Stack Developer, Backend Developer, Python Developer, Frontend Developer, Data Engineer, Data Architect, Cloud Engineer, Android Developer entre muchas otras como se puede evidenciar en la red profesional LinkedIn.

La próxima cohorte de Holberton Colombia iniciará el 30 de enero de 2023, para la cual las inscripciones estarán abiertas desde ya hasta el día 23 del mismo mes. Registrarse es muy sencillo y puede hacerse ingresando a este enlace. 

HolbertonEnter.co/dev  es una colaboración con Coderise.org y Holberton School Colombia para promover la comunidad de programación en Colombia.

Imágenes: Foto de Christina Morillo

Jeffrey Ramos González

Jeffrey Ramos González

Mi papá quería que fuera abogado o futbolista. Pero en vez de estudiar o salir a la cancha, me quedé en la casa viendo 'Dragon Ball Z', jugando 'Crash Bandicoot' y leyendo 'Harry Potter'. Así que ahora que toca ganarse la 'papita' me dedico a escribir de lo que sé y me gusta. Soy periodista graduado de la Javeriana, escritor de ficción. He publicado en El Tiempo, Mallpocket, entre otras revistas.

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Archivos